15 abril 2011

Parque Natural de las Hoces del Duratón


Hoces del Duratón
Hoces del Duratón
Llega la Semana Santa, y con ella los desplazamientos a muchos sitios diferentes: unos eligen la costa, otros la montaña, otros vuelan a algún destino europeo o quizás más lejos. Yo te propongo un sitio bonito, para estar en contacto con la naturaleza y desconectar del estrés y la rutina: el Parque Natural de las Hoces del Duratón.

Está situado en el municipio segoviano de Sepúlveda y en Sebúlcor, y en él podemos deleitarnos no solo de la tranquilidad que la naturaleza te proporciona, sino también de unas vistas magníficas de los paisajes de las Hoces y de la fauna y flora que allí habita.

Si tenéis la oportunidad de visitarlo un día que no coincida con festivo seguro que lo disfrutáis mucho más, porque aunque no suele ser un lugar muy transitado, en general la gente no sabe apreciarlo y anda por allí dando voces, cosa que como indican algunos carteles del parque, está prohibido porque perjudica a las aves.

Hoces del Duratón
Ermita de San Frutos - Hoces del Duratón

Una vez hechas las recomendaciones pertinentes, vamos a ver cómo es. La verdad es que yo hace ya como un par de años que estuve allí (justo por estas fechas) pero recuerdo la tranquilidad del sitio. Es muy amplio, y el primer lugar que visité fue más o menos a un par de kilómetros de donde se deja el coche. En medio de una de las hoces, en sitio idílico de la reserva natural, se alzaba la pequeña Ermita de San Frutos. Preciosa, pequeñita y rodeada del río Duratón. Sencilla, sin apenas ornamentación, muy acogedora. Una buena impresión para comenzar el día, que se avecinaba caluroso.

Hoces del Duratón
Ermita de San Frutos - Hoces del Duratón

Ya fuera de la ermita, en el exterior, el suelo que pisas en prácticamente todo el parque está formado por roca caliza, con el cauce del río Duratón a los lados. Él ha sido el encargado de modelar aquello de una forma tan peculiar, formando hoces de hasta 100 metros de altura.

Para mí uno de los momentos más impresionantes fue cuando me alejé un poco del sitio “más turístico”, me perdí por aquel paisaje (en algunos sitios temible por su altura) y me senté en un camino apartado. Desde ahí se oye (paradójicamente) el silencio. Un silencio que te hace desconectar de todo lo que hay a tu alrededor, de todos los pensamientos negativos que puedas tener. De verdad, os lo recomiendo.

Hoces del Duratón
Buitres en las Hoces del Duratón

Además, allí sentada podía observar las aves, otro de los atractivos del parque. Concretamente, el buitre leonado tiene grandes comunidades allí en las hoces. He encontrado varios datos: en uno se calcula que anidan en torno a 565 parejas y en otro 250, imagino que como todo será un término medio porque la diferencia es demasiada. También hay alimoches, águilas reales y halcones peregrinos. Es absolutamente espectacular cómo pasan tan cerca de tu cabeza estas grandes aves carroñeras de cerca de 2,5 metros de envergadura. La imagen de los buitres leonados no se aprecia aquí muy bien. Pero animaos a pinchar encima, ya veréis qué bien se ven los buitres :)

Al otro lado del parque, situado en pleno cañón del Duratón, hay otro edificio de gran interés histórico-cultural: el Monasterio de Nuestra Señora de los Ángeles de la Hoz. Fundado en 1231, solo se conserva parte de la fachada, y por él han pasado Isabel la Católica o Felipe II. Unas vistas muy bonitas que contrastaban con los grupos de piragüistas que pasaban el día por allí.

Hoces del Duratón
Monasterio de Nuestra Señora de los Ángeles de la Hoz - Hoces del Duratón

Definitivamente, creo que es un paraje al que merece la pena ir alguna vez, sobre todo si te gusta la naturaleza (aprovecho para recordar que es muy importante respetarla). ¿Que te aburre “solo ver paisajes”? No hay problema. La zona es perfecta para montar en piragua. Depende de dónde vivas esto puede ser una escapada de ida y vuelta en el día o puedes hacer noche allí; ya puestos a recomendar, para redondear el viaje cogeros una casita rural o un hotel rural, veréis que bien sientan unos días alejados del bullicio de la ciudad.

Por supuesto, espero vuestros comentarios y recomendaciones. ¿Habéis estado allí ya? ¿Os gustaría ir? ¿Qué os ha parecido este lugar? Ya os hablaré de más parques naturales en próximas entradas.

Os recuerdo que podéis seguirme en Facebook, Twitter, Instagram, Youtube y Google + para no perderos ninguna novedad :)

5 comentarios :

  1. Muy bonita Aran tu post sobre las Hoces.Complétalo con un post sobre la villa de Sepúlveda y así ya la escpada es completa.
    Saludos desde el Hotel Vado del Duratón en Sepúlveda y adelante con este estupendo blog.

    ResponderEliminar
  2. Gracias Estrella!!! lo tendré en cuenta y lo haré en un próximo post, así la gente que quiera visitar la zona tendrá más información :D Un abrazo!

    ResponderEliminar
  3. ¡¡ Me encantó ¡¡
    Totalmente cierto lo de escuchar el silencio.

    ResponderEliminar
  4. Buenos días!!
    Como bien dices, las Hoces del Duratón son un lugar magnífico en el que disfrutar de la Naturaleza. ¡Muchos no saben que a un paso de casa tienen una importantísima reserva de buitres leonados! Estoy de acuerdo. El silencio es una de las cosas que más impresiona de este lugar.

    Por mi propia experiencia, el piragüismo aquí lo veo más como una forma diferente de ver el gran número de buitres que anidan en las paredes de las Hoces que como un deporte. Si no lo habéis hecho, os recomiendo que alquiléis una piragua y veáis pasar a los buitres sobre vuestras cabezas. ¡Su envergadura es impresionante!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, a veces nos empeñamos en irnos lejos a ver fauna, flora y monumentos cuando aquí al lado tenemos verdaderas joyas.

      Algún día espero probar eso del piragüismo mientras veo los buitres volando por encima de mi cabeza :)

      Gracias por tu comentario, saludos!

      Eliminar

Os recuerdo que no se publicarán comentarios con faltas de respeto e insultos ni con links publicitarios.
¡Gracias! :)