10 mayo 2011

Alcalá de Henares: Siempre hay algo que ver

Una de las ciudades donde más tiempo he pasado, paso y probablemente pasaré, es Alcalá de Henares. Cuando era pequeña solía ir los domingos con mis padres a dar una vuelta por sus calles, donde siempre había algún espectáculo o algún puestecito que ver. Después, comprábamos algún dulce típico y volvíamos a casa.

Ahora quiero compartir con vosotros algunos de los rincones de esa ciudad llamada Alcalá de Henares, situada al nordeste de la Comunidad de Madrid y cuna de Miguel de Cervantes.

Alcala de Henares
Alcalá de Henares

Para llegar hasta esta localidad podemos utilizar tanto el coche (suele ser complicado aparcar en zonas céntricas, contando con parquímetros activos si vais entre semana), como el transporte público. Podéis llegar tanto en RENFE como en autobuses, y ambos te dejan en la zona centro (más el bus que el tren).

Una vez allí empezamos la visita, por ejemplo, por la Plaza Cervantes, antes conocida como plaza del Mercado. Está en pleno corazón complutense, rodeada por el Ayuntamiento, las ruinas de Santa María (donde está el monumento a la Entrevista de Colón con los Reyes Católicos), el Círculo de Contribuyentes o el Corral de Comedias. En esta plaza hay también un monumento a Miguel de Cervantes y el Templete de la Música, donde a lo largo del año actúan diversas agrupaciones musicales, entre ellas la Banda Sinfónica Complutense.

Alcala de Henares
Plaza Cervantes, Alcalá de Henares

Pero no solo hay monumentos, sino que es un magnífico sitio para tomar algo, sobre todo ahora en primavera, cuando el tiempo acompaña y los bares montan sus terrazas. Sin embargo, si queréis tomar una cervecita con su tapa, lo mejor es pasear por la Calle Mayor, caracterizada por los soportales que tiene a ambos lados. 

Los fines de semana se convierte en peatonal, siendo un gran atractivo turístico, y en esa misma calle, por 2,50 euros aproximadamente, los bares como el Maimónides (uno de mis favoritos) tienen un refresco con su correspondiente tapa. ¡Exquisito! Si preferís los dulces, lo típico de allí son las rosquillas de Alcalá y la costrada, un postre que desgraciadamente no puedo comer porque tiene almendras, pero que tiene una pinta estupenda.

Alcalá de Henares
Rosquillas de Alcalá de Henares

Alcalá de Henares
Sancho y Quijote, sentados en la Calle Mayor de Alcalá de Henares

A mitad de la Calle Mayor vemos una casa… No una cualquiera, sino la Casa Natal de Cervantes, otro de los emblemas alcalaínos. En su puerta hay una escultura de Sancho y Don Quijote, sentados en un banco, y su interior recrea lo que fue la vivienda del escritor en el siglo XVI. Un patio central y dos plantas, donde dos de sus estancias se han convertido en una exposición de obras cervantinas, destacando especialmente la segunda edición de la primera parte de El Quijote, fechada en Lisboa en el año 1605. Visitarla es gratis, pero ojo, no vayáis los lunes porque está cerrado.

Alcalá tiene dos plazas importantes: una, la Cervantes, y otra, la Plaza de Santos Niños, donde está construida la Iglesia Magistral, o también conocida como la Catedral de los Santos Niños Justo y Pastor. 

Alcalá de Henares
Palacio Arzobispal de Alcalá de Henares

Si nos desviamos por una de las calles cercanas a esta plaza llegamos a la Plaza de Palacio, donde hay una “concentración” de monumentos. El Palacio Arzobispal es uno de ellos, en el cual tuvo lugar una de las audiencias reales clave en la historia de España, en 1486, cuando Cristóbal Colón se reunió con los Reyes Católicos. Otro, el Monasterio de San Bernardo, una iglesia del primer barroco madrileño, surgida en 1617, y por último, el Museo Arqueológico. Este museo es de entrada gratuita, y merece la pena porque además de los temas relacionados con la arqueología, la arquitectura del edificio también está bien: las obras comenzaron a mediados del siglo XVII, y duraron 60 años. Una peculiaridad es que su portada, un arco de piedra, fue trasladada al lienzo de pared que da a la Calle Santiago.

La ciudad se encuentra rodeada de una muralla, construida entre los siglos XII y XIII, y reformada en siglos posteriores. A finales del siglo XIV la muralla contaba con 22 torres, pero hoy en día sólo se conserva un pequeño tramo, el comprendido entre el Arco de San Bernardo y la Puerta de Madrid.

Alcalá de Henares
Uno de los patios interiores del Rectorado de la Universidad de Alcalá de Henares

Si por algo se caracteriza Alcalá de Henares, es por sus universidades. Cuenta con tres campus: el céntrico, el situado cerca del Hospital Príncipe de Asturias y otro más, ubicado en la provincia vecina, Guadalajara. Las facultades del casco histórico tienen edificios verdaderamente bonitos, como el de la Facultad de Filosofía y Letras o, en esa misma calle pero más alejado de la Plaza Cervantes, el Colegio de San Basilio Magno, donde está el Aula de Música y Danza.

Y hablando de facultades no hay que dejar de lado el edificio de la Universidad Cisneriana, el Rectorado, localizada en la Plaza de San Diego, contigua a la Cervantes. Una bonita fachada que alberga, en su interior, unos patios acorde con el resto del edificio. Es en el Paraninfo –utilizado como salón de actos de la universidad- donde  cada año se celebra la entrega del Premio Cervantes.

Alcalá de Henares
Cigüeña de Alcalá de Henares

Las cigüeñas son un símbolo de Alcalá. Además de anidar "naturalmente", como en muchos otros pueblos y ciudades, en los campanarios de las iglesias y en otros lugares similares, aquí  las cuidan y preparan nidos artificiales para ayudar a cuidar esta especie.

Estos son solo algunos de los pequeños encantos de Alcalá. El resto os animo, como siempre, a que los descubráis vosotros y me los contéis ;)

Os recuerdo que podéis seguirme en FacebookTwitterInstagramYoutube y Google + para no perderos ninguna novedad :)

14 comentarios :

  1. ¡Alcalá manda y no tu panda!
    Es reconfortante leer algo así, sobre todo para uno que es más de esta ciudad que las garrapiñadasXD

    ¡A seguir así!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. :) Gracias Víctor Hugo! Me doy cuenta de que estoy contestando más de un año tarde este comentario xD Jajaja qué desastre. Un abrazo!

      Eliminar
  2. Vivo al lado de Alcalá y he de decir que has explicado todo muy bien. Es una ciudad muy bonita que merece la pena visitar, está muy cerca de Madrid y es una bonita excursión para hacer sobre todo ahora que viene el buen tiempo, para pasear tranquilamente por sus calles y ver sus numerosos monumentos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, la verdad que sí. Aunque confieso que cuando tengo que ir tantas veces al final me apetece poco dedicarle mi tiempo libre también jejeje. Un besito

      Eliminar
  3. Antes que nada te voy a asumir que... nunca he puesto los pies en Alcalá, me cae bastante lejos, jejeje, pero bueno, también te digo que con lo bien que la has vendido, creo que la próxima vez que vaya hacia Madrid haré escala técnica, ;)

    ¡¡Muy buenas fotos y muy buena explicación!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!! Si alguna vez vienes por aquí, te puedo hacer de guía si quieres :) Un abrazo!

      Eliminar
  4. Conozco la ciudad y me encanta. No añado más a tu exposición porque verdaderamente has sido muy elocuente. Saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias Sonia! Me alegra contar con tu opinión y comentario en el blog :) Un abrazo!

      Eliminar
  5. Has hecho un recorrido que nos acerca la ciudad de un modo fraternal. Es como si nos llevaras de la mano. Hermosa ciudad y muy buena entrada. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola María Eugenia! Me alegra que te guste mi post, ese era mi objetivo, llevaros por la ciudad como si estuvierais ahí. Gracias! Un saludo!

      Eliminar
  6. No te vas a creer que con todas las veces que he visitado a una amiga que vive allí, jamás de los jamases he visitado el casco histórico de la ciudad =s, ¡No tengo perdón! ¡Lo sé!.

    PD: De la próxima vez no pasa, ya de paso pruebo el dulce ese con Almendras que tú no puedes. =P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No tienes perdón, no!!! Y no lo tendrás tampoco si vienes por Alcalá y no me avisas :P Jejeje. Así nos damos una vuelta y me cuentas en persona qué tal ese dulcecito!!! Un abrazo viajera!!!

      Eliminar
  7. No te vas a creer que con todas las veces que he visitado a una amiga que vive allí, jamás de los jamases he visitado el casco histórico de la ciudad =s, ¡No tengo perdón! ¡Lo sé!.

    PD: De la próxima vez no pasa, ya de paso pruebo el dulce ese con Almendras que tú no puedes. =P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues espero que me avises cuando vengas y nos tomamos algo juntas! Aunque lo tuyo tenga almendras y lo mío no jajaja. Un abrazote :D

      Eliminar

Os recuerdo que no se publicarán comentarios con faltas de respeto e insultos ni con links publicitarios.
¡Gracias! :)