14 febrero 2012

El laberíntico Alcázar de Toledo

Después de tantos años de reformas del Alcázar, por fin he podido verlo. Desde fuera no me parece especialmente bonito, y ahora que lo he visto por dentro… Bueno, os iré contando poco a poco mi opinión y la visita.

Alcázar de Toledo
Fotografía del post "Evolución del Alcázar" del blog Toledo Olvidado

Una de las peculiaridades de este edificio es que cada una de sus fachadas es de un estilo (en algo se tenía que notar el siglo que se tardó en construirlo). Así, la fachada norte tiene un estilo más renacentista, la sur es herreriana y la oriental tiene restos del castillo anterior al Alcázar, por lo que es más medieval.

Pero las palabras no hacen mucho, y valen más las imágenes. Investigando en internet sobre este emblema toledano, he descubierto un blog súper interesante llamado Toledo Olvidado. En él he visto un post sobre cómo ha evolucionado el Alcázar, con fotografías desde 1852, ¡fascinante! No dejéis de visitarlo. 

A lo que iba. Compré mi entrada para visitar el Alcázar, la general cuesta 5 € pero si sois estudiantes o tenéis carnet joven os recomiendo que preguntéis si tenéis descuento, porque a mí con el carnet universitario me salió gratis, aunque si no llego a preguntar solo me decían que la reducida era para grupos.

Alcázar de Toledo
Plano del Alcázar de Toledo


Me avergüenza decirlo, pero no iba nada informada de lo que había en el Alcázar. Sí sabía que estaba el Museo del Ejército, sin embargo pensaba que eso sería una parte y la otra sería una visita de lo que quedase del Alcázar. Hombre, imaginaba que no iba a ser como el de Segovia, aún así… Demasiado cambiado para mi gusto. Sobre el traslado de dicho museo de Madrid a Toledo ha habido alguna que otra polémica en la que no voy a entrar, si queréis conocerla más por la red hay algún artículo.

Lo primero que visitamos fue la exposición temporal llamada “Los ejércitos antes del ejército”, donde aprendí cosas como que la táctica de lucha en campo abierto más representativa de los ejércitos cristianos fue la caballería pesada (vamos, el ataque a caballo), y había expuestas reproducciones a tamaño real de jinetes cristianos, soldados de infantería visigoda, soldados omeyas… Me daban un poco de cosita, estaban muy bien hechos y parecía que iban a revivir y a atacarte.

Además de las reproducciones a tamaño real, y un poco como contraste estaban las miniaturas de guerreros y las maquetas, como por ejemplo la de un campamento de tropas romanas. No se podía hacer fotos (ni siquiera de refilón, estaba muy bien vigilado todo), pero contrarrestaban el “no tocar” y “no fotografiar” con actividades interactivas y proyecciones. Algo es algo :) Lo único que no me gustó es que las diversas proyecciones se activaban automáticamente

Alcázar de Toledo
Como no se podía hacer fotos, os dejo unas imágenes del folleto


Al salir de esa exposición estuve charlando con uno de los guardas de allí, y me comentó que la visita podía durar fácilmente todo el día, si se hacía con tranquilidad y en condiciones. Me pareció un tanto exagerado, mas luego descubrí que tenía toda la razón del mundo.

A lo largo del resto de exposiciones (estas ya permanentes) aprendí que la industria espadera toledana, muy famosa, se vio perjudicada por la aparición de las armas de fuego. Y que las espadas no son solo un trozo de metal, que existen las armas-joya que pueden llegar a tener acero, oro, plata, rubíes y brillantes. ¡Casi nada!

Para continuar la visita hay que atravesar sí o sí la tienda, está muy bien hecho porque quieras o no tienes que pasar un par de veces por ahí. Pude ver no solo las armaduras que los hombres han llevado a lo largo de los años, sino también las de los caballos. Hubo un par de ellas que me impresionaron mucho y de las que no he encontrado fotos por internet, eran unas moles de acero que tenían la forma del caballo y que en la cabeza le añadían algo así como unos cuernos de carnero. Tenía que dar un miedo el caballo con eso…

Alcázar de Toledo
Patio del Alcázar de Toledo

Otra de las charlas que tuve (esta vez con mi madre y de nuevo uno de los guardas) fue a propósito de un uniforme que vimos. En la vitrina ponía que era de Isabel II de España, concretamente su uniforme de capitán general, pero no nos poníamos de acuerdo sobre si las mujeres llevaban uniformes militares en esa época o no. Al final, gané la discusión, la pena es que no tengo fotos de cómo era, pero se veía claramente que de mujer :)

Como música me gustó conocer los orígenes del Himno de España, que viene de la Marcha de Granaderos para pífanoy tambor, y del que había una partitura. En otra sala había para escuchar música militar, que a mí personalmente hay algunas marchas que me gustan mucho.

Alcázar de Toledo
Detalle en el patio del Alcázar de Toledo

Y como periodista, me gustó poder contemplar el micrófono del Teniente General Gonzalo Queipo de Llano y Sierra, conocido entre otras cosas por sus "tertulias" radiofónicas durante la Guerra Civil, o el micrófono Philips usado por Franco (no por nada, sino por simple curiosidad de ver aparatos antiguos).

No me quiero extender mucho más porque podría no acabar nunca. Solo os contaré que estuve muy entretenida durante un rato con algunas de las actividades interactivas como la de escribir mi nombre en morse, activar botones varios y tocar pantallas para conocer más sobre cómo eran los castillos.

Tantas salas tiene el Museo del Ejército del Alcázar de Toledo que parece un laberinto. Para mi gusto, debería haber algún tipo de señalización tipo IKEA para seguir un recorrido más cuerdo que el que seguí yo, que al final tenía hasta angustia porque no sabía dónde estaba la salida.


El Alcázar antes y después

Para finalizar este post quería hacer una pequeña comparativa de cómo era este emblemático lugar y como es en la actualidad.

Yo no lo conocí antes de que fuera el Museo del Ejército, pero hablando con varias personas he visto las diferentes opiniones que hay sobre las obras. Uno de los empleados del museo estuvo contándome que a él le parecía un error que se hubiera cambiado tanto el edificio, borrándose las huellas del asedio republicano en la Guerra Civil. Según citan en este artículo de Libertad Digital el Museo del Ejército cuando estaba en Madrid recibía 10 veces menos visitas que la exposición de Toledo.

Alcázar de Toledo
Patio del Alcázar de Toledo

Eduardo, autor del blog Toledo Olvidado (del que os hablé al principio del post), escribe también del asedio en esta entrada. Como me ha gustado mucho su bitácoras he querido consultarle su opinión, ya que ha visitado el Alcázar antes y después.

Para él, el balance del cambio ha sido positivo: “se han descubierto elementos muy valiosos como el torreón de los Trastámara, así como varios tramos de la muralla islámica -e incluso alguna puerta- que han permitido identificar casi en su totalidad su trazado como cerramiento del primitivo Alficén”.

En cuanto al contenido del museo opina que es mucho más rico ahora, pero como dice (sabiamente, a mi juicio) “no se puede ni se debe olvidar la importancia del Alcázar en la última guerra que sufrió España. En un museo de historia militar, obviar -o pasar de puntillas por él- un episodio bélico de primera magnitud sucedido dentro de esos muros es un error notable, máxime cuando ha pasado suficiente tiempo como para abordarlo desde una perspectiva objetiva y desapasionada”.

Con esto sí, acabo el post sobre el Alcázar de Toledo, esperando que os haya gustado con este breve trabajillo de comparación de opiniones como complemento a lo que es el museo. Y por supuesto darle las gracias a Eduardo por su colaboración :)

¡Hasta la próxima!




36 comentarios :

  1. Nosotros entramos gratis en domingo. El museo del ejército no nos llamaba, pero no queríamos irnos de Toledo sin visitar el Alcázar y era la única manera. Una pena que no se puedan ver más estancias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya, a mí me hubiera gustado más conocer el edificio como tal que el museo, pero es lo que hay ahora...

      Eliminar
  2. Yo visité el Alcázar hace unos años y me encantó, sobre todo cuando bajabas a los pasillos dónde estaba el antiguo hospital y la sala del asedio, no sé como estará ahora pero tengo ganas de volver para allá para ver como lo dejaron. Ya te contaré!!! Un saludito. ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jo, pues no sé si te va a gustar :( Porque ahora mismo es como si visitas un museo cualquiera. Hay una parte en la entrada que sí se ven ruinas, pero para mí, nada que se pareciese a un castillo... Espero tu opinión cuando lo visites! Un besito!

      Eliminar
  3. Hola! me ha gustado mucho el post, pero lo de las "tertulias" de Queipo.. no me parece un dato a reseñar, la verdad.

    Sigue así con el blog!! Felicidades!! Un beso!! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, como sabes la historia no es mi fuerte la verdad... He reseñado lo del micrófono de Queipo no por el personaje en sí, sino porque me llamó la atención ver un micrófono de esa época. Gracias por la felicitación, ahora ya solo te falta hacerte seguidor :P Un besito!

      Eliminar
  4. Me encanta Toledo, ... aunque desgraciadamente al Alcázar entré sólo una vez y de pequeño ...
    Pero me gusta de vez en cuando (debido a la cercanía con Madrid) ... perderme por sus callejuelas.

    Un saludo y gracias por compartir.
    Alfonso - www.thewotme.com -

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, yo lo he visitado varias veces precisamente por eso, porque está cerquita de Madrid y es un sitio muy agradable para ir de excursión :) Un saludo Alfonso, y gracias a ti por leerme!

      Eliminar
  5. Muy buena entrada, no sé yo si me gustará el "Nuevo Alcazar", antiguamente era una pasada y una visita casi obligada siempre que iba a Toledo, la verdad es que no me cansaba de entrar antes de que hicieran la reforma, tendré que volver y comparar aunque por lo menos el Museo del Ejército ha ganado visitas.

    Un saludo !!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias! :) Pues ya me contarás tu impresión si vas, a mí me hubiera gustado conocerlo antes también para poder comparar... Un saludo!

      Eliminar
  6. Pues otra visita más que me perdí cuando fui a Toledo!!Además veo que guarda muchas curiosidades... habrá que volver a Toledo pues... Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si es que en todas las partes hay sitios que nos dejamos por visitar. Yo tengo la esperanza de poder volver a los sitios que ya he estado para apreciarlos con más tranquilidad y detalle :) Un saludo Fran!

      Eliminar
    2. Pues yo he estado hoy. Me parece una verguenza que los politicos, en general, se tomen la libertad, de no preguntar al pueblo la opinion sobre ciertas decisiones, como la del Alcazar. Yo la visité de adolescente con el instituto, y no tiene nada que ver. Para mi es un museo, no un alcazar. Se han cargado lo que había del hospital, la fachada, etc. No parece el alcazar. Su esencia de historia la ha perdido totalmente. Me ha decepcionado muchísimo la visita. La remodelación ha sido para combertirla en un museo del ejercito, mas que en conservar el edificio original con su historia. Puedo entender mejoras en accesos, etc, pero no cargarse la esencia de un edificio. Es aburrida y agotadora, sin menospreciar lo expuesto, pero no tiene nada que ver con el alcazar. Es un museo militar dentro del Alcazar. Me parece respetable, pero creo que deben avisarlo, ya que, hay gente que va a ver la historia, y te encuentras con algo que no es.
      Yo creo que los politicos no son quiénes para cargarse nada que es patrimonio e historia, de todos los españoles, y sea del partido politico que sea.
      Aquí dejo mi opinión, por si alguien le interesa.
      Un saludo.

      Eliminar
    3. Totalmente cierto, yo fui el lunes y estoy indignada

      Eliminar
    4. Muchísimas gracias por vuestras opiniones! Un saludo

      Eliminar
  7. Estimado anónimo:

    Muchas gracias por tu opinión! Estoy de acuerdo con que no parece el Alcázar. Como comento, yo no lo conocía antes y es la primera vez que lo he visitado, pero conozco gente que opina igual que tú. Yo misma me esperaba otra cosa.

    Me hubiera gustado conocer más el edificio en sí aunque estuviera en peor estado y no solo ver un museo, que de esos ya hay muchos (sin menospreciar lo expuesto, como bien dices). Cierto es que me gustó conocer el museo del ejército, pero hubiera preferido ver el alcázar como me lo contaban mis padres.

    De nuevo gracias por tu opinión, un saludo!

    ResponderEliminar
  8. Yo soy de Toledo y me apasionaba el Alcazar....y digo que me apasionaba porque se lo han cargado!!!!! Cuando supe lo que hicieron me sentí engañada. Cerraron para hacer reformas y traerse aquí el museo del ejercito, pero en ningún momento mencionarios que tocarían las instalaciones que se conservaban desde el asedio. Esto es una verguenza, a mi me dan ganas de llorar....Ni siquiera quería ir a verlo. Mis amigos, los que si habían ido, me decían: no vayas, mejor quedate con el recuerdo de lo que fue. Pero tarde o temprano tienes que ir, no por mi, si no por amigos que vienen de fuera y quieren verlo y no te queda más remedio que entrar. Lo vi por primera vez este sábado....y me faltó llorar. Ni siquiera puedes apreciar el edificio en sí, está todo tapado con paneles blancos que no te dejan disfrutar del edificio antiguo y megestuoso que....era??? Antes entrabas y se te ponían los pelos de punta al visitar el paritorio, enfermeria, el horno donde molían el trigo, las estancias llenas de colchones viejos donde dormían, el despacho del General Moscardó....Creo que se han acabado hasta con los fantasmas que allí permanecían. Que mejor museo del ejercito que ese??? Las huellas de una realidad que han querido borrar....política pura y dura, y a los demás, que nos jodan.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entiendo tu indignación, yo me quedé con muchas ganas de conocerlo tal y como era antes... A veces "remodelan" las cosas y no para bien.

      Muchísimas gracias por tu comentario! Un saludo!

      Eliminar
    2. Es una pena que no hayas podido verlo antes, era totalmente diferente a lo que es ahora. Si yo hubiese sabido lo que iban a hacer, hubiese ido una vez más, para verlo por última vez. Me estoy danto cuenta ahora que con mi indignación ni siquiera me despedí en condiciones. Es que, como comenté, lo ví el sábado pasado y desde entonces no he podido quitarmelo de la cabeza y estaba muy cabreada.

      Un saludo, y que tengas un buen día!!!!

      Eliminar
    3. No te preocupes por la despedida :) Bueno, yo por eso intenté documentarme, conocerlo en fotos y a través de lo que me han contado mis padres y tal.

      Gracias por compartir tu opinión conmigo y el resto de lectores del blog, espero seguir contando con alguna visita y comentario tuyo para enriquecer más el blog :)

      Un saludo y feliz día/noche para ti también!

      Eliminar
    4. Bueno, pues ya somos tres en este artículo. Yo soy de Madrid, estuve el pasado 24 de febrero de 2013. Lo recordaba vagamente cuando fui de pequeño, pero sí recordaba más o menos el despacho de Moscardó, la grabación que entonces se oía, el pasear por esas estancias. Tenía muchísima ilusión de volver. Estos hijos de su madre, dueños de la memoria histórica y secuestradores de nuestro derecho a conocer la historia como fue, van a conseguir cambirlo todo. Como habéis dicho, dan ganas de llorar de pena y de rabia, qué decepción tan grande, no volveré en mi vida, es un asco, Ikea marea menos que eso, no hay ninguna referencia a la guerra civil, sólo queda el despacho y te puedes sólo asomar. En fin, de vergüenza total, los socialistas deshacen y los otros miran para otro lado. Comimos después en un restaurante enfrente del alcázar y los del restaurante confirmaron mi sensación: son mucha gente la que se ha quejado y han traicionado, incluso nos dijeron que hace 15 días escasos cambiaron dos calles, una la de General Moscardó y otra la cambiaron por calle de la paz y no sé qué más. Tremendo lo del psoe y también lo del pp por no evitarlo. De auténtico asquito.

      Eliminar
    5. La verdad es que sí, hay muchísima gente que se queja, yo hablé con uno de los guardias del Alcázar y me lo estuvo contando. Yo no creo que vuelva tampoco, porque lo que de verdad me hubiera gustado es conocer el alcázar como era y no el museo que han puesto hoy.

      Muchas gracias por tu comentario! Un saludo!

      Eliminar
    6. Fui por primera vez al Alcázar cuando tenía 14 años y me quede fascinada y eso q con esa edad no eres aún muy consciente de lo q ves, sus paredes, escaleras, suelos todo te hacia sentir lo q había pasado allí, era una mezcla de sentimientos entre fascinación y miedo q te enganchaban a ver más y más salas, de lo q más me gusto fueron los sótanos con esa oscuridad y ese olor tan singular, los catres donde estaban los asediados con la sensación de q hubiera algún fantasma x ahí xq los catres están arrugados como con la forma de las personas q habían estado allí, el paritorio, el pozo... Pero lo q más me gusto fue el despacho del general moscardo con esos agujeros en las paredes de las balas y escuchando esa grabación q parecía q estuviera pasando en ese momento y q mi padre y yo recordamos en muchos momentos de nuestra vida q decía una de las frases: El Alcázar no se rendirá jamas!!! En fin un sitio inolvidable, pues ahora tengo 31 años y ayer fui a ver el Alcázar con la ilusión de encontrarme lo mismo y enseñarlo a mi marido q no lo había visto nunca, pues no se como explicar lo q me encontré xq me pongo a llorar del horror, no hay nada de lo q vi ni recordaba, todo moderno con paredes blancas y vitrinas y peor q un laberinto, con forme iba andando seme ponía un nudo en la garganta de la decepción tan grande q me lleve, mi marido me miraba y sólo veía lágrimas en mis ojos, sólo me alivió un poco ver el despachó del general moscardo pero ya no se escuchaba nada, todo se lo habían cargado los culpables de esa remodelación, me quedé 10 minutos mirándolo todo para consolarme un poco y volver a sentir esa sensación q tuve con 14 años pero al salir otra vez paredes blancas y vitrinas, hoy he vuelto a alicante dolorida y x lo q veo hay muchas personas q piensan lo q yo, me quedaré con el recuerdo fe hace 16 años y una grabación en vídeo q hicimos a escondidas.

      Eliminar
    7. Como ves mucha gente comparte tu indignación y tristeza. Muchas gracias por tu comentario! un saludo

      Eliminar
  9. Cuando yo tenía once años (año 1951) iba al pueblo de mi padre, Cuerva que se encuentra a 90 kilómetros de Madrid, en los Montes de Toledo y empleábamos todo un día en el desplazamiento. De Madrid a Toledo en tren que paraba en todas las estaciones, salía a las 9,00 y llegaba a Toledo, la ciudad de las Tres Culturas a las 12,30.

    Mientras esperábamos la salida del autobús que llamaban “La coreana” (ese año se inicio la guerra de Corea), con destino a Cuerva a las cinco de la tarde, comíamos en casa de una tía, hermana de mi padre que vivía en el último piso del edificio que está enfrente de la llamada puerta del reloj de la Catedral de Toledo, la mas antigua, de comienzos del siglo XIV y se encuentra en la fachada del lado norte al final de la calle de Feria. Desde sus ventanas se veía en primer plano, la verja de hierro forjado y la puerta de la Catedral, y encima de ella una esfera de reloj con una sola manecilla como las de las brújulas. La casa era muy antigua y muy pequeña para sus habitantes, mi tía viuda, mis cuatro primos y un hermano del marido de mi tía que se llamaba Félix, que después del asesinato de mi tío, por las tropas del general Varela cuando entraron en Toledo, se hizo cargo de la familia y la saco adelante.
    Según me contó mi padre, durante el asalto al alcázar de Toledo por las fuerzas republicanas, Félix cayó herido en la ladera de la colina por el fuego de los resistentes en el Alcázar y su hermano lo vio. Salió a por él, se lo cargó a la espalda y volvió al edificio desde donde hostigaban a los defensores del Alcázar. A Felix la herida de bala le mandó al hospital. de donde le evacuaron cuando entraron las tropas de Franco en la capital toledana y eso le salvó. A mi tío, a quien le habían visto desde el Alcazar arriesgarse e ir a por el herido, le reconocieron como vecino de Toledo, cuya población que era casi la de un pueblo y fue uno de los asesinados cuando las tropas de Varela entraron en Toledo y liberaron El Alcazar,
    La forma de actuar de los asesinos, según me indicó el tio Felix, era detener a la gente en la calle, mirarles las manos y a todo aquel que tenía callosidades le pegaban un tiro. Las calles de Toledo eran ríos de sangre.
    Una de las familias que se encerró en El Alcazar ( o la encerraron ), fue la del marido de mi prima Pilar, que era un niño entonces . En alguna ocasión que nos vimos me contó que el coronel Moscardó estaba dispuesto a entregar el Alcazar, pero un capitán de la guardia civil, amenazándole con la pistola en la mano, se lo impidió.

    Otra referencia que tengo sobre el asalto al Alcazar de Toledo, es de un amigo intimo de la infancia. Me comentó cuando todavía éramos adolescentes, que su padre, republicano y anarquista, formó parte de una de las columnas que fueron de Madrid a Toledo a apoyar el asedio del Alcazar y cuando llegaron las fuerzas de Varela compuestas por marroquís y legión extranjera principalmente y tuvieron que retirarse, para ello tenían que cruzar el puente de Alcantara. Les disparaban desde la ciudad y pegados a la valla del puente arrastrándose, trataban de evitar las balas. A algún miliciano muerto y pegado al muro del puente, el padre de mi amigo le tuvo que retirar para pasar él.
    Con estas pocas historias que recibí de familiares y amigos, he tratado de averiguar la verdad sobre lo que nos contaba la propaganda del régimen franquista, en la que los de mi generación hemos estado inmersos durante treinta y cinco años de nuestra vida, y por ello he buscado informacion histórica creible y no solo la de la propaganda franquista. He encontrado bastante y una de ellas es la que transcribo a continuación:

    ResponderEliminar
  10. Gracias por contarnos tu historia estimado anónimo, comentarios como el tuyo hacen que el blog se enriquezca un poquito más :) Un saludo

    ResponderEliminar
  11. Lo que le han hecho al alcazar es una verguenza....la primera vez que fui fua hace 9 años y me encantó pero volvi hace dos y me encuentro con el museo del ejercito que yo nose que pinta ....ya lo podian haber dejado donde estaba y dejar el alcazar como era.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí también me hubiera gustado conocerlo tal y como era antes. Un saludo y gracias por tu comentario!

      Eliminar
  12. Realmente han hecho un sacrilegio, yo fui hace 10 años y era una gozada verlo. No tiene nada que ver. Una verguenza que seguramente no ha costado cuatro duros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, la verdad que tiene pinta de costar bastante :S
      Gracias por tu opinión!

      Eliminar
  13. Aran (y todos los que, como yo, echáis de menos el "antiguo" Alcázar): Aquí tienes algunas fotos más de las dependencias como eran antes de la remodelación. Y algunas del despacho de Moscardó, que es lo único que se ha conservado:

    http://buscandomontsalvatge.blogspot.com.es/2013/11/toledo-alcazar-ii-el-antiguo-museo-del.html

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias! Me ha parecido súper interesante :) Un saludo!

      Eliminar
    2. Una maravilla ver un post tan guay acerca del Alcázar.

      Eliminar
  14. Esto debe de ser lo que se llama la memoria histórica.
    Borrar las huellas del pasado
    Es un tema de Acomplejados

    Que habrán hecho con los equipos y materiales que desalojaron del Alcazar; la enfermería, mobiliario ...

    No se quien es responsable de esta desfachate , pero no le doy las gracias, creo que Toledo tampoco. se ha cargado la esencia del Alcázar.!!!

    Antes impresionaba ver lo que allí pudo ocurrir.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por lo que veo, casi nadie está contento con la reforma realizada al Alcázar :( Una gran pena la verdad.
      Un saludo y gracias por comentar!

      Eliminar

Os recuerdo que no se publicarán comentarios con faltas de respeto e insultos ni con links publicitarios.
¡Gracias! :)