26 febrero 2013

Visitando Sigüenza



Normalmente cuando hacemos una ruta vamos primero al lugar más lejano y luego ya lo que pille de vuelta. En este caso, después de haber visitado Medinaceli continuamos hacia Sigüenza.
 
 
Tengo que confesar que el día que me hizo (con unas nubes negras de tormenta, chispeando…) y la poca gente que encontré por la calle, hicieron que la imagen que me llevara de esta villa medieval fuera bastante tétrica y lúgubre… Digo medieval porque quizás es el estilo que más destaca, aunque en realidad los primeros habitantes llegaron a la zona en el Paleolítico.

Catedral de Sigüenza


La oficina de turismo me la encontré cerrada, aunque merecía la pena contemplarla por fuera porque es la Ermita del Humilladero, un edificio del siglo XVI.



Lo bueno de que no hubiera gente es que tampoco había coches y pudimos aparcar sin problema más o menos cerca de la catedral. El origen de este edificio no es religioso sino defensivo, y en él podemos ver una mezcla entre el gótico y el románico. Me gustó mucho esta “fortaleza religiosa”, al menos por el exterior (al interior no pasé).






Al lado de la catedral está la Plaza Mayor “actual”. Y remarco esto de actual porque en la Edad Media esta función la tenía la Plazuela de la Cárcel, donde está el antiguo ayuntamiento (hoy utilizado como escuela de música). Paseamos por la Plaza Mayor, rodeamos la catedral y comenzamos a callejear para conocer más Sigüenza y subir hasta el Castillo-Parador. Rodeándola encontramos otra plaza, en este caso la Plaza del Obispo Don Bernardo.

Puerta del Portal Mayor



En nuestro callejeo descubrimos la Puerta del Portal Mayor y el Torreón y Muralla del siglo XIV. Con lo fan que soy yo de castillos y murallas, estaba encantada. La Puerta del Portal Mayor no es otra cosa que una ampliación de la propia muralla, y que pertenecía a un barrio del pueblo llano, nada de nobles y ricos por ahí. Me llamó la atención que en la parte interna del arco que conforma la pueta había una escultura de una virgen (la Virgen de la Victoria). En cuanto a la muralla, en su día separaba la ciudad cristiana de la morisca. A parte de la Puerta del Portal Mayor, en Sigüenza podéis ver otras puertas como son la del Toril (cerca de la catedral), la del Hierro (que cierra la ciudad medieval) o la del Sol.



Por fin llegamos al Castillo (el tiempo amenazaba con descargar una tormenta, pero de momento iba aguantando), hoy en día convertido en un bonito Parador. Aunque no es especialmente llamativo, me gustó mucho porque para mí es el prototipo de castillo. Vamos, que si me dicen dibuja un castillo haría algo parecido a este –dentro de mi estilo de pintura “infantil”- con sus almenas y sus torres. Se puede visitar el patio interior (Patio de Armas), donde encontramos un jardín donde descansar un rato. Como dato curioso, bajo el suelo del Patio de Armas se hallan unos pasadizos que se cree que fueron las mazmorras. Aunque nosotros, con el día que hacía, preferimos regresar al coche antes de que lloviera.
 

Nos adentramos en el Patio de Armas del Castillo de Sigüenza

Castillo Parador de Sigüenza

Patio de Armas del Castillo de Sigüenza

De vuelta pasamos por la Parroquia de Santa María, y antes de subirnos al coche observé un poco la Real Casa de la Misericordia, que estaba enfrente de donde habíamos aparcado. Un edificio inmenso, sobrio, que en su día acogía a los pobres y que en la actualidad es la sede del Colegio Sagrada Familia.

Hasta aquí mi paso por Sigüenza, podéis echarle un ojo a este artículo que viene más información. Y si os gusta el ambientillo medieval como a mí, el segundo fin de semana de julio se celebran las Jornadas Medievales :) A estas no he ido nunca, pero estoy segura que con lo bonito que es Sigüenza “al natural”, disfrazada de medieval tiene que ser increíble. ¿Nos vemos por allí en julio?

Un saludo viajeros, ¡disfrutad de la última semana de febrero!

Todas las fotos de mi visita en FACEBOOK :)


18 comentarios :

  1. Sigüenza es una de nuestras ciudades favoritas, de las primeras a las que fuimos juntos. Nos trae muy buenos recuerdos. Una joyita medieval que hemos vuelto a visitar gracias a este genial artículo :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola chicos! :) Me alegra que hayáis podido revisitar una de vuestras ciudades favoritas a través de mi post!! un saludo!!!

      Eliminar
  2. Me encantó Sigüenza! Y eso que cuando fui hacía un frío intenso que te quitaba las ganas de ir por la calle... pero es un pueblo muy bonito lleno de rincones que parecen de otra época y me hinché a hacer fotos!! Si vuelves, entra a la catedral, es bastante chula ;)
    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero volver en un día bieeeen soleado, que gana mucho la ciudad y no tendrá ese aire tétrico jejeje. Aunque ya he podido ver lo espléndida que luce bajo el sol gracias a tu post! :) A ver si puedo ir en la feria medieval. Un abrazo!!

      Eliminar
  3. Sigüenza es una localidad a la que tengo bastantes ganas de ir. Hace años cayó en mis manos un libro sobre pueblos de España y ahí descubrí este lugar.
    He tratado de ir en varias ocasiones que he estado no muy lejos, pero nunca me ha cuadrado la ruta. Creo que antes de que acabe este 2013 iré por allí.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un sitio muy recomendado, sí señor :) Y si además te puedes acercar a Medinaceli como hice yo, te sale una ruta de lo más bonita. Un saludo!!

      Eliminar
  4. Qué bonito, sobre todo me gusta el patio de Armas!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, el patio de armas es muy bonito. Además de un buen sitio para descansar un rato porque tiene unos bancos donde se está genial :D

      Eliminar
  5. Qué bonito Siguenza! y tus fotos preciosas. Otro destino que visitar, la lista no para de crecer, jeje. Un saludito :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Caliope! :) La verdad que sí, los viajeros tenemos una lista infinita que no sé si algún día podremos tachar todos los lugares de ella jejeje.
      Un saludo!

      Eliminar
  6. Nosotros fuimos a Sigüenza en el Tren Medieval. Es una forma diferente de conocer la ciudad y sin duda, pasamos un bonito día!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encantaría ir un día en el tren medieval, además tengo un conocido dulzainero que creo que estuvo amenizando el viaje una temporada. Gracias por tu comentario Eva :)

      Eliminar
  7. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  8. Hola Arancha, bueno al menos pudísteis visitar bastantes lugares de la zona, a pesar de esas nubes oscuras que amenazaban. Conseguiste tomar buenas fotos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Antonio, tú siempre tan amable jejeje. La verdad que sí tuvimos suerte de poder ver la zona sin que nos cayera la tormenta del siglo!! Un abrazo!

      Eliminar
  9. EL COMENTARIO QUE HA SIDO BORRADO HA SIDO UN DESPISTE :( ES UNO MÍO ASÍ QUE NO OS PERDÉIS NADA JEJEJE

    ResponderEliminar
  10. Un lugar encantador con unos rincones preciosos, recorrer sus calles es como vivir en otra época. Lo visitamos un verano con muchísimo calor, leer el artículo nos ha traído buenos recuerdos. Saludos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Esteban! Me alegra que te haya traído buenos recuerdos mi artículo :) Un saludo y gracias por comentar!

      Eliminar

Os recuerdo que no se publicarán comentarios con faltas de respeto e insultos ni con links publicitarios.
¡Gracias! :)