06 marzo 2015

Restaurante Abades Triana (Sevilla)


Situado a la orilla del río Guadalquivir, justo enfrente de la Torre del Oro, se encuentra el Restaurante Abades Triana, un lugar donde tu paladar disfrutará a la par que tu vista. Podrás probar sabores típicos de Sevilla reinventados con un diseño moderno y apetecible.

Lo primero que me llamó la atención del Abades Triana fue la buena pinta que tenía su terraza, donde más tarde nos sentaríamos a tomar un café. Al pasar al interior del local quedamos impresionados no solo por la cuidada estética sino también por el excelente trato del personal. Un lujazo en  todos los sentidos.

Restaurante Abades Triana - Sevilla
Terraza del Restaurante Abades Triana, con la Torre del Oro de fondo

Tomamos asiento en una mesa con vistas al Guadalquivir, y el personal se dispuso a explicar el menú. Como sabéis (y si no, os lo cuento) tengo numerosas alergias alimentarias, por lo que le puse el trabajo difícil al equipo de cocina… El resultado fue que adaptaron a la perfección cada uno de los platos para que pudiera comerlos sin riesgo para mi salud. El único que no pudieron adaptar lo cambiaron por otro que, de paso sea dicho, se convirtió en mi favorito.

Restaurante Abades Triana - Sevilla
Aperitivos del restaurante Abades Triana

La comida comenzó con unos aperitivos a los que nadie pudo resistirse: unas olivitas de la tierra, jamón ibérico y un aceite de “toma pan y moja” (literalmente, estaba buenísimo solo con pan y sal). Además, pudimos elegir entre 5 tipos de panecillos. Yo escogí un pan blanco para tomar con el aceite y luego un pan de tomate y orégano. Después de esto comenzó el menú propiamente dicho, que os detallo a continuación.

Pestiño de changurro sobre cremoso de plátano
Tranquilo, yo tampoco sabía qué era cuando lo dijeron. Es una especie de crepe crujiente relleno de carne de centollo desmenuzada, sobre una ligera crema de plátano. Muy suave y ligero, ideal para comenzar el menú.

Restaurante Abades Triana - Sevilla
Pestiño de changurro sobre cremoso de plátano


Foie de pato con membrillo y manzana caramelizada
Este es el plato que menos me gustó, pero simplemente porque creo que no estoy acostumbrada a este tipo de sabores. Como veis, el plato original es más complejo y bonito que el mío, que solo llevaba el foie, una reducción de vino tinto y mermelada de frambuesa. 

Restaurante Abades Triana - Sevilla
Foie de pato con membrillo y manzana caramelizada
Arriba, el "original". Abajo, mi versión para alérgicos


Tartar de lubina / Arroz negro
Yo no podía comer el tartar de lubina, así que me lo cambiaron por un arroz negro con gambas en tempura y finos anillos de calamar. Este fue mi plato preferido, me encantó cómo combinaban los sabores y que todo estaba en su punto. El mejor arroz negro que he probado nunca.

Restaurante Abades Triana - Sevilla
Tartar de lubina

Restaurante Abades Triana - Sevilla
Arroz negro


Urta con cremoso de espárrago y chips de alga
Nunca había probado este pescado, también llamado pagro (no sabía ni que existía…), y me gustó mucho. Es muy suave y tierno, estaba limpio de raspas y se comía muy bien.

Restaurante Abades Triana - Sevilla
Urta con cremoso de espárrago y chips de alga
A la izquierda, la versión para alérgicos. A la derecha, el original

Solomillo de buey con risotto de boletus y tomate seco
He de decir que fue un gran competidor a mejor plato con el arroz negro. La carne estaba en su punto, y el risotto me pareció una guarnición diferente y acertada.

Restaurante Abades Triana - Sevilla
Solomillo de buey con risotto de boletus y tomate seco

El postre fue un combo de diversos pasteles y helado, todo muy bien emplatado. Sin embargo, por mis alergias fue imposible probarlo, así que amablemente me buscaron una deliciosa y bonita alternativa: yogur con dulce de leche y melocotón confitado. ¡Mmmmmm!

Restaurante Abades Triana - Sevilla
A la izquierda, la copa de yogur con dulce de leche. A la derecha, el "combo" de postres
A pesar de todo lo que habíamos comido, aún nos quedaba hueco para un cafecito en la terraza, aprovechando el buen tiempo sevillano. Fue una decisión muy acertada por parte de la empresa turística Sevilla Inside el invitarnos a comer allí, ya que, como veis, es un lujo de restaurante en el que podéis comer incluso si tenéis muchas alergias como yo :)


¿Qué os ha parecido? ¿Habéis estado? ¿Os gustaría ir? ¡Contadme! También puedes opinar por las redes sociales: sígueme en  FacebookTwitterInstagramYoutube y Google +

2 comentarios :

  1. ¡Menudo festín! Para lo cerca que está de Málaga, hemos visitado pocas veces Sevilla capital (siempre acabamos parando antes, en Utrera, donde vive mi familia materna) pero sin duda me apunto este restaurante para comer algún día con mis primos! ;)

    Saludossss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí! Fue todo un festín, yo espero poder volver otra vez porque me encantó :D Un saludito

      Eliminar

Os recuerdo que no se publicarán comentarios con faltas de respeto e insultos ni con links publicitarios.
¡Gracias! :)