Lyon: información práctica para tu viaje

14 agosto 2019



¡Hola viajero! ¿Cómo va el verano? Yo he pasado unos días en Lyon (Francia) y aún me queda algún día más de vacaciones. Mientras preparo un post con información detallada sobre los lugares que ver, te voy a dejar la información que considero más importante si vas a viajar a esta ciudad francesa.

Cómo llegar del aeropuerto a Lyon


Una vez que tu avión ha aterrizado en el aeropuerto Lyon Saint-Exupéry, puedes llegar a la ciudad de varias formas:
  • Tren: por 16,30€ el Rhônexpress te lleva hasta la estación Part-Dieu. Tarda más o menos media hora, y los trenes salen con bastante frecuencia. Nosotras usamos este transporte.
  • Taxi: por lo que he investigado en internet y lo que nos dijo el recepcionista del hotel, el precio aeropuerto-centro (o viceversa) puede rondar los 60-80 euros.
  • Alquiler de coche: hay varias compañías que alquilan su vehículo en el aeropuerto. Yo no estaba interesada, así que esta opción no puedo desarrollarla más, pero existe.

Dónde alojarse

Depende de tu presupuesto, es una ciudad con numerosos alojamientos. Yo estuve en el Ibis Budget Lyon Centre Confluence, que nos costó 50€ la noche y estaba a 5 minutos de la estación de metro Perrache.

El hotel está genial para el precio que tiene, y el trato fue muy bueno. La única pega es que el barrio estaba un poco desolado, sobre todo por la noche, y daba un poco de miedo, pero jamás tuvimos ningún incidente. Lo recomiendo si tu presupuesto, como el nuestro, es ajustado.

Cómo moverse por la ciudad


Nosotras optamos por el transporte público, concretamente metro y tranvía. Había varios tipos de billetes, todos ellos muy interesantes dependiendo del uso que le fueras a dar:
  • 1,90€: billete sencillo, con posibilidad de utilizarlo durante la hora siguiente a su compra.
  • 3,10€: billete desde las 19h. hasta fin de servicio. Si lo que vas a hacer es salir a cenar y moverte por la ciudad a partir de las 19h. puedes comprar este billete, dependiendo de la línea, vale hasta aproximadamente las 00:00h.
  • 6€: billete 24h. Este es el que compramos con más frecuencia, porque a pocos viajes que hicieras, quedaba amortizado. Válido también para el funicular.

Comidas y bebidas

Los precios son algo más elevados que en España cuando hablamos de comer en restaurante/McDonald’s/kebab etc., y bastante prohibitivos en lo que a bebidas se refiere (una botella de agua podía costar unos 5€).

Yo no caté la gastronomía local por mis alergias, además de que con mi francés (inexistente) y mi inglés (pobre) no me hacía entender. He de decir que, en general, ellos tampoco entendían muy bien el inglés, así que fue un poco complejo este tema de comer.

Principales atractivos turísticos

Notre-Dame de Fourvière


Acceso gratuito. La basílica se sitúa en lo alto de la colina, desde donde hay unas estupendas vistas de la ciudad. Además de visitar el templo, puedes pasear por los alrededores, tomar algo en el restaurante o pasar a los aseos públicos.

Catedral de St. Jean


Acceso gratuito. Un templo sobrio situado en el Vieux-Lyon, casi a orillas del río Saône, que comenzó a construirse en el siglo XII y se prolongó durante varios siglos. La última restauración se realizó en 1982.

Teatros romanos


Acceso gratuito. La colina de Fourvière también alberga en ella dos teatros romanos, uno del siglo I a.C. y otra del siglo I d.C. Actualmente es un lugar turístico, pero también se acoge diversos espectáculos culturales.

Pasear por la Croix-Rousse


Este curioso barrio es menos conocido que el Vieux-Lyon, pero te lo recomiendo. Situado en lo alto de una colina, fue el barrio de la seda lionesa. Merece la pena pasear por sus calles y asomarse a los numerosos miradores.


Esto es, a grandes rasgos, de una forma muy sintetizada, lo principal que debes saber si vas a ir a Lyon. Al menos, yo lo he escrito pensando en lo que me hubiera gustado encontrar a mí antes de ir. Tengo pendiente un post más extenso, pero mientras tanto… ¡Espero que este te sirva!

Te recuerdo que me puedes seguir en  FacebookTwitterInstagramYoutube y Google +  si no lo haces ya, y si te ha gustado el post, te animo a que lo compartas en las redes sociales.

Espinosa de los Monteros, villa de blasones

30 julio 2019


Al norte de la provincia de Burgos se encuentra Espinosa de los Monteros, una villa cuyo encanto reside en las numerosas casonas y torres que alberga en sus calles. Cuenta con un entorno privilegiado, ya que se encuentra en la zona del Monumento Nacional Ojo Guareña, el segundo complejo kárstico más extenso en cuevas de la Península Ibérica.

Plaza de Sancho García

Lo primero, nada más llegar, fue acercarnos a la oficina de turismo, donde una señora nos atendió muy amablemente. Nos hicimos con los planos pertinentes y buscamos un lugar para comer, porque ya era mediodía. Repusimos fuerzas en El Rincón, un restaurante donde por 12€ el menú nos pusimos las botas.

Iglesia de Santa Cecilia

Después de comer comenzamos la ruta, y lo hicimos por la Iglesia de Santa Cecilia, construida en el siglo XVI. Me hizo ilusión pasar, porque Santa Cecilia es la patrona de los músicos. La iglesia está construida sobre otra románica, y fue saqueada por los franceses en la Batalla de Espinosa en la época napoleónica. Esa batalla no solo saqueó la iglesia, también arrasó archivos, documentación y otras obras de arte.

Torre de las Herradoras

Dejamos atrás la iglesia, la Plaza de Sancho García y el Ayuntamiento, y continuamos por la Ruta Heráldica, un recorrido que te guía por los edificios blasonados de la ciudad. He de decir que se recomienda seguir el recorrido establecido, pero nosotros lo hicimos a nuestra manera 😅, así que después de la Iglesia fuimos a la Torre de los Herradores.

La Torre de los Herradores (o de las Herradoras, como ponía en el panel informativo) forma parte de las edificaciones defensivas de la villa, junto a las torres de Cantimplor y Velasco. Ya en el siglo XX sirvió de vivienda, y fue reconstruida después de que un rayo causara un incendio.


La Iglesia de Santa María de Berrueza (o nuestra Señora de Berrueza) es posterior a la de Santa Cecilia, y también se cree que fue construida sobre otra. No pudimos pasar al interior, ya que solo puede visitarse poniéndose en contacto con el Centro de Iniciativas Turísticas, en los bajos del Ayuntamiento.

Barrio Medieval

Además de numerosas casas con blasones, que no voy a detallar por aquí porque no tendría sentido, Espinosa de los Monteros destaca por su Barrio Medieval, también conocido como Barrio Bajero. En él podemos pasear por sus tranquilas calles, mientras contemplamos casas de estilo montañés.

Museo de Monteros del Rey

Este rincón de la Comarca de las Merindades cuenta con dos museos: el Etnográfico Cuatro Ríos Pasiegos y el de Monteros del Rey. En mi entorno hay tradición militar, así que elegimos pasar al segundo, cuya visita es gratuita. El Museo Monteros del Rey fue inaugurado en 2006, y en su interior podemos aprender la historia del cuerpo de Monteros con material audiovisual, documentos y hasta los trajes utilizados a lo largo de los años.

Torre de los Velasco

La última parada de la visita fue la Torre de los Velasco, un edificio defensivo medieval situado al lado del Río Trueba. En esta zona, por si eres muy acuático, había un tramo habilitado para el baño, como puedes ver en la foto.

Río Trueba

Espinosa de los Monteros fue una gran sorpresa, y creo que es una villa poco conocida. Además, por allí cerca está la Ermita de San Bernabé, un curioso lugar del que os hablaré en otro post, pero que merece una visita.

Y tú, ¿conoces Espinosa de los Monteros? ¡Cuéntame! Te recuerdo que me puedes seguir en  FacebookTwitterInstagramYoutube y Google +  si no lo haces ya, y si te ha gustado el post, te animo a que lo compartas en las redes sociales.

Termas romanas de Maliaño (Cantabria)

15 julio 2019


Si Bárcena de Pie de Concha destaca por su calzada romana, Maliaño lo hace por albergar unas termas romanas y una necrópolis medieval. Esta localidad se encuentra a 15 kilómetros de Santander, y para visitar la necrópolis debemos pasar al cementerio. ¿Me acompañas?


En 1950 empezaron a sonar las campanas de la presencia de restos romanos en el cementerio de Maliaño, pero no fue hasta 1995 (hace dos días, como aquel que dice) cuando arqueólogos del Centro de Investigaciones Arqueológicas de Camargo confirmaban la existencia de la necrópolis y de las termas romanas. En 1998 se añadió una cubierta para proteger los restos arqueológicos, y en 2018 fue rehabilitada.


La remodelación del cementerio puso al descubierto unas termas que datan del siglo I d.C. y que sufrieron diversas reformas hasta el siglo IV. Hoy podemos acceder al camposanto mientras observamos los restos romanos, de los cuales sabemos que se dividían en varias estancias: vestíbulo, baños de agua fría, templada y caliente y el horno.

El edificio romano sirvió como base para la construcción de la Iglesia de San Juan, un templo románico del siglo XII. De la iglesia se conservan hoy los arranques de los muros y el arco de acceso, restaurado a principios del siglo XX.


Al sur de la Iglesia de San Juan, que fue parroquia de Maliaño hasta principios del siglo XVII, se han encontrado un centenar de enterramientos compuestos por tumbas de diferentes tipos, fechadas  desde la época medieval hasta el siglo XV.

Sin duda, un lugar peculiar que, al menos a fecha de 2018, constituye el ejemplo más antiguo de arquitectura religiosa cristiana  de la bahía de Santander.


Recuerda que, si quieres conocer este enclave declarado Bien de Interés Cultural, debes ir hasta el mismo cementerio de Maliaño, que a nosotros nos chocó un poco porque lo esperábamos un poco apartado, pero para nada.


Cantabria tiene lugares maravillosos y no deja de sorprenderme año tras año. Y tú, ¿conocías este lugar? ¡Cuéntame! 

Te recuerdo que me puedes seguir en  FacebookTwitterInstagramYoutube y Google +  si no lo haces ya, y si te ha gustado el post, te animo a que lo compartas en las redes sociales.

Palacio Ducal de los Borja (Gandía)

09 julio 2019


Tal vez si te digo Borja no te suena, pero… ¿a qué te suenan los Borgia? Pues su Palacio Ducal está en Gandía, localidad valenciana asociada a discotecas como Cocoloco o Falkata, pero que tiene más atractivos turísticos además de la fiesta.

Galería Dorada

Lo primero que debes saber es que el apellido Borja y Borgia es el mismo, solo que el segundo está italianizado. Para ponernos en contexto, los Borja fueron unos nobles con origen en Aragón (¿recuerdas el Ecce Homo de Borja? Pues de ahí) que luego se afincaron en Valencia. Su fama viene dada principalmente porque el linaje de los Borja dio dos Papas, Calixto III y Alejandro VI.

Patio de Armas

Se accede al palacio por la puerta de la fachada principal, sobria pero imponente, que conserva el escudo de armas original. Una vez dentro, sacamos la entrada en la taquilla (6€ la general) y pasamos al patio de armas, que dará acceso a las dependencias del Palau. Te recomiendo echar un ojo en la web, ya que hay diferentes tipos de visita: guiadas, libres, nocturnas, teatralizadas…

Salón de Coronas

En el Salón de Coronas podemos disfrutar de varios elementos de gran belleza: un artesonado con la doble corona, emblema de Alejandro VI; los azulejos del siglo XVI y las vidrieras con los escudos familiares.

Capilla Neogótica

Después de esta sala accedemos a la que fue mi favorita: la Capilla Neogótica. Esta estancia se me daba un aire a la Iglesia de San Pedro de Teruel, pero en pequeñita. Esta capilla, consagrada a San Francisco de Borja, tiene acceso por una puerta “secreta” a una sobria sala donde está la máscara mortuoria del propio Francisco de Borja.

Capilla Neogótica

De la Capilla Neogótica a la capilla privada de los duques de Borja. Esta sala impresiona no tanto por su tamaño, sino por su ornamentación. La estancia, pequeña, está recargada de adornos por suelo, techo y paredes.

Capilla privada

Para llegar a la Cámara de la Duquesa atravesamos la Galería de las Cerámicas, donde podemos encontrar muestras de algunos de los azulejos más representativos. La siguiente estancia es donde nació San Francisco de Borja.


Antes de llegar a la Galería Dorada, pasamos por otras como el Salón de las Águilas, la Sala de los Estados de Cerdeña o la Sala Verde, entre otras. La que más me llamó la atención después de la Capilla Neogótica fue la Galería Dorada, un referente dentro de la arquitectura civil barroca de Valencia.


Se construyó como conmemoración de la canonización de San Francisco de Borja, y son cinco salas continuadas separadas por pórticos, lo que produce la sensación de que es una única sala muy alargada.

En definitiva, el Palau Ducal dels Borja, como se dice en valenciano, fue una grata sorpresa. Confieso que en principio no iba a haberlo visitado, iba el fin de semana sin ánimo de hacer nada más que estar en la playa asándome como un pollo (de hecho, no me llevé ni la cámara de fotos), pero al final la cabra tira al monte, y no pude resistirme a la visita guiada que nos habían organizado en la banda.

Y tú, ¿conocías este rinconcito de Gandía? ¡Cuéntame! Te recuerdo que me puedes seguir en  FacebookTwitterInstagramYoutube y Google +  si no lo haces ya, y si te ha gustado el post, te animo a que lo compartas en las redes sociales.

Subida al Monte Urgull (San Sebastián)

09 junio 2019


Si volviera a San Sebastián y solo pudiera visitar un lugar, ese sería el Monte Urgull. Una zona verde maravillosa donde pasear y disfrutar de unas vistas estupendas de la ciudad, a la que se accede fácilmente desde la parte vieja de San Sebastián.


Aunque eso de “subida al monte” puede sonar un tanto aventurero, este pulmón verde donostiarra está cómodamente adaptado para llegar hasta arriba por zonas asfaltadas, no hace falta ir cual cabra montesa.


Es cierto que la subida cuenta con multitud de caminitos y atajos por los que perderse, pero si no quieres indagar, puedes ir siguiendo las señales que te llevarán hasta los puntos más importantes del monte.


La subida está llena de miradores desde donde olvidarse de todo y solo disfrutar de las vistas y de la vida. También podemos ver los vestigios de la función defensiva del monte (que fue fortaleza militar en el siglo XII), con la batería de las Damas o las del Gobernador.


Otro de los lugares que me llamó la atención era el Cementerio de los Ingleses, donde se puede pasear entre pintorescas lápidas llenas de musgo y vegetación.

El Castillo de la Mota destaca en lo alto desde el siglo XII. En su interior alberga la Casa de la Historia de Urgull, un museo gratuito que recoge la historia de San Sebastián. Desde allí se accede a la cima, coronada por el Sagrado Corazón -una estatua de más de 12 metros de altura-, hasta donde puedes subir de forma gratuita.


Eso sí, debes tener en cuenta que el acceso hasta el Cristo está regulado, por lo que a lo mejor tienes que esperar… Mi recomendación es que primero subas a pedir turno, y si tienes que esperar, visites el museo, se te hará más ameno. Nosotros no lo hicimos así y al final nos quedamos sin subir hasta el Sagrado Corazón, no nos apetecía esperar.


En total, entre subir y bajar se nos fue una hora y media, depende más de lo que te entretengas que de la dificultad de la subida (que no es nada). Y tú, ¿has estado en el Monte Urgull? ¡Cuéntame!



Te recuerdo que me puedes seguir en  FacebookTwitterInstagramYoutube y Google +  si no lo haces ya, y si te ha gustado el post, te animo a que lo compartas en las redes sociales.

Museo Interactivo de la Música de Málaga

02 junio 2019


En la calle Beatas número 15 se encuentra un museo que, además de ser súper entretenido, me salvó de una mañana calurosa en pleno centro de Málaga. Por solo 5€ (entrada general) puedes aprender sobre música y toquetear varios instrumentos: el Museo Interactivo de la Música de Málaga.


La exposición alberga varios tipos de salas, diferenciados por colores. Las salas blancas son espacios amplios con instrumentos como pianos o restos arqueológicos. A través de paneles, vamos aprendiendo sobre esos objetos, pero no se puede tocar.


Las salas negras tampoco están hechas para que interactuemos, pero forman parte de la exposición permanente y albergan cantidad de información curiosa e interesante sobre la música. 


En estas salas aprendemos los orígenes de la música, donde se hacía “con piedras y palos” por decirlo de forma coloquial, encontramos instrumentos de todas las familias –viento, cuerda, percusión- e incluso realizamos un viaje por diferentes culturas y países.


Por último, tenemos las salas rojas. Nada tiene que ver con la habitación roja de 50 sombras de Grey, no seáis mal pensados… ¡Pero también hay que tocar algo en ellas! 😏 Estas son las salas interactivas donde podemos dar rienda suelta a nuestra imaginación musical.



Si eres músico, como yo, disfrutarás mancillando otros instrumentos que normalmente no puedes tocar. Y si no eres músico, podrás tener contacto con  la música de una forma muy directa. Para mí, solo por estas salas, ¡ya merece la pena venir al museo!

Esta es una parte del museo, pero también tienen cabida en él exposiciones temporales, actuaciones o talleres para niños, por lo que su labor de difusión cultural es inmensa.



¿Has estado alguna vez? Yo antes de ir a Málaga y que me lo recomendara José Carlos DS de la Próxima parada, no tenía ni idea de su existencia. ¿Y tú? ¡Cuéntame!

Te recuerdo que me puedes seguir en  FacebookTwitterInstagramYoutube y Google +  si no lo haces ya, y si te ha gustado el post, te animo a que lo compartas en las redes sociales.

Ruta de la Ermita de San Juan de Gaztelugatxe

16 mayo 2019

Entre Bakio y Bermeo se encuentra esta ermita, famosa por aparecer en la serie Juego de Tronos. Un tesoro vasco que ahora se ha convertido en un hervidero de gente, hasta el punto de que hay que controlar los accesos.


La aparición en la famosa serie “Juego de Tronos”, unida a lo complicado que a veces resulta recordar la palabra “Gaztelugatxe” hace que este lugar sea más conocido como Rocadragón que por su nombre. Yo no he visto la serie, por lo que mi visita a la ermita fue totalmente ajena a conocer el escenario de la serie.



Si vas en temporada alta es necesario sacar un ticket, ya que la masificación ha hecho que sea necesario controlar cuánta gente hay en el camino. Es solo mero control, por lo que se accede de forma gratuita, pero es obligatorio si quieres ir entre las 10 de la mañana y las 19h. Nosotros no sacamos ticket porque a las 8 ya estábamos en ruta, para no morir de calor (era agosto) y para evitar el gentío. Todo un acierto.


Aparcamos en un parking gratuito (hay varios) y fuimos al comienzo del sendero. Elegimos subir por el camino largo, que son unos 2 kilómetros hasta donde comienza el ascenso “normal”. El paseo es agradable y está asfaltado, hay merenderos en varios puntos del camino y a esa hora de la mañana da la sombra.


Para llegar al islote que alberga la ermita, dedicada a San Juan Bautista, es necesario subir unos 240 escalones que sí están a pleno sol, por lo que es recomendable llevar agua, gorra y protección solar.
Merece la pena ir deteniéndose a contemplar el camino, porque la belleza del lugar es abrumadora.


Cuenta la leyenda que San Juan Bautista llegó desde Bermeo hasta su ermita en tan solo tres pasos… ¡Todo un afortunado! 😁 ¡Porque cansa que no veas subir hasta allí! La subida, entre la ruta de 2 kilómetros y el ascenso, dura unos 45 minutos.

Una vez arriba, las vistas son preciosas pero el panorama desolador. La zona estaba llena de basura. Pero cuando digo llena, digo LLENÍSIMA. Una pena que la gente sea tan cerda 😪



Nosotros descansamos allí, tocamos la campana (hay que tocarla tres veces y pedir un deseo) y volvimos al coche. Esta vez hicimos la subida “corta”, que fueron unos 20 minutos contando la bajada de los escalones y la subida al parking. Antes de irnos nos asomamos a la Ermita de San Pelayo, pero estaba cerrada.

Ermita de San Pelayo

Si tenéis tiempo, os recomiendo que paréis en Bakio a tomar un pincho (pintxo) de tortilla, nosotros lo hicimos en un bar a pie de carretera (no anoté el nombre, fallo imperdonable) donde estaban riquísimas.



Espero que os haya gustado el post y como dirían los vascos… ¡Agur! 😃 

Te recuerdo que me puedes seguir en  FacebookTwitterInstagramYoutube y Google +  si no lo haces ya, y si te ha gustado el post, te animo a que lo compartas en las redes sociales.