Real Monasterio de Santa María de la Valldigna

22 abril 2019


A unos 20 kilómetros de las turísticas ciudades valencianas de Cullera y Gandía se encuentra el Monasterio de Santa María de la Valldigna, una joya arquitectónica de estilo gótico cisterciense que puedes visitar ¡totalmente gratis! Visitar este conjunto arquitectónico es un plan obligatorio si estás por la zona.


La localidad de Simat de la Valldigna (Valldigna  = “Digno valle”) alberga un complejo monástico al que se accede por el Portal Nou o Porta Reial, edificado en la segunda mitad del siglo XIV. Además de la belleza arquitectónica, las sierras de Corbera y el Mondúver que lo rodean dotan al lugar de gran belleza natural.


Si seguimos de frente desde el Portal Nou, la Fuente de los Tritones nos recibe. Víctima del expolio patrimonial, esta fuente de mármol danzó por toda Valencia hasta 2005, cuando se devolvió al monasterio.



Seguramente lo que más llame la atención después de atravesar el patio sea la Iglesia de Santa María. A pesar de su estado (no demasiado bueno), el interior de la estancia conserva la grandeza que debió tener. Dos seísmos devastaron la iglesia, uno en 1396 y otro en 1644, por lo que el edificio que podemos ver ahora es posterior a esa fecha. Como curiosidad, el terremoto del siglo XIV ha sido el más fuerte registrado en la provincia de Valencia.


Del Palacio del Abad no quedan hoy más que unas ruinas, pero nos podemos imaginar cómo era el sobreclaustro por los bellos arcos apuntados que quedan de él. Esta zona monacal también sufrió la desamortización de Mendizábal, y es que el sobreclaustro fue desmontado piedra a piedra y llevado al Palacio del Canto del Pico, en Torrelodones. En 2005 la Generalitat Valenciana lo compró y lo restituyó a su enclave original.


Podría seguir hablándote de las maravillas del lugar, pero sería prácticamente copiar y pegar información, así que prefiero hablarte de cómo vi el lugar. Me encantó perderme por sus rincones, subir y bajar escaleras y contemplar la serranía desde ese lugar histórico. Si vas en verano, piensa que vas a pasar bastante calor, ya que aunque hay zonas interiores que visitar, también hay otras en las que estás a pleno sol.

Un lugar que recomiendo al 100%. Si prefieres hacer una visita diferente, te recomiendo que pases por la web de turismo y que preguntes, ya que recopilando información para hacer el post, he encontrado multitud de visitas guiadas y teatralizadas.

¿Te ha gustado el post? ¿Conocías el monasterio? ¡Cuéntame! Te recuerdo que me puedes seguir en  FacebookTwitterInstagramYoutube y Google + 😃 si no lo haces ya, y si te ha gustado el post, te animo a que lo compartas en las redes sociales.

Sorteo 8º Cumpleblog

18 abril 2019

¡Buenos días, viajero!

El pasado sábado, 13 de abril, el blog cumplió 8 añazos 😊🎈🎉 Para celebrarlo, estoy sorteando una guía como la de la foto. El verano pasado estuve tocando en Molina de Aragón y tuvieron la amabilidad de obsequiarnos con ella, y yo la tengo repetida, así que me parecía un buen regalo para sortear entre los seguidores.

BASES DEL SORTEO

  • Puedes participar hasta el domingo 28 de abril.
  • Sorteo válido para la Península, Canarias y Balerares.
  • Para participar, deja un comentario en el blog o en cualquiera de las redes sociales (que te recuerdo al final de este post). 
  • Recuerda que, si comentas por aquí, es necesario que proporciones una forma de contacto por si resultas ganador. Puedes mandarme un mail con tus datos para participar en el sorteo a 

dondemedejesllevarte@gmail.com


Muchas gracias por seguirme durante estos años. Espero que mis post te sirvan de ayuda para organizar tus viajes, y que sigas leyéndome otros cuantos años más 😄 ¡GRACIAS!

Te recuerdo que me puedes seguir en  FacebookTwitterInstagramYoutube y Google + 😃 si no lo haces ya, y si te ha gustado el post, te animo a que lo compartas en las redes sociales.

Torremolinos: un destino ideal de vacaciones

08 abril 2019

¡Hola viajero!

Se acerca la Semana Santa, y aunque yo no huelo las vacaciones, he pensado que ya era hora de pasar por el blog y dar algunas ideas de destinos vacacionales 😊

Tal vez no sea el mejor título para un post, porque parece que me han pagado las vacaciones y te voy a vender las mil maravillas por eso peeeero… Nada más lejos de la realidad. El viaje está pagado con mi trabajo y esfuerzo (y el de mi madre, que vino conmigo), y si he titulado así el post es porque de verdad lo siento. Te voy a contar mis razones, y luego me cuentas tú si opinas como yo o no.


Torremolinos es una localidad malagueña perteneciente a la llamada Costa del Sol, y en los años 60 el turismo creció allí de forma casi desproporcionada, llenando a la ciudad de hoteles y de una gran oferta de ocio que atraía a gente de todo el mundo. Por esto no me atraía especialmente el destino (lo cogí porque salía barato el transporte y el apartamento), pero cambié de opinión y acabó encantándome.

Torre Pimentel

Desde Madrid llegué con bus directo por poco más de 30€ ida y vuelta. Me alojé en los Apartamentos “El molino de la torre” (ya te hablaré otro día de este alojamiento), que se encuentra al lado de la Torre Pimentel o Torre de los Molinos, en un lugar estratégico. Casi sin saberlo, había cogido un apartamento en el que, para mí, es uno de los mejores sitios de Torremolinos.
  • Curiosidad: la Torre Pimentel tiene más de 700 años y no puede visitarse por dentro. Alrededor creció un barrio de molineros que fue creando el núcleo de la actual ciudad.


La zona que rodea a la Torre es muy bonita, con calles empedradas, casas de paredes blancas decoradas con flores. Si vas bajando, entretenido por el bullicio de las tiendas, llegas a la playa casi sin enterarte. Eso sí, te advierto que es zona de cuestas. Este barrio es el Bajondillo.
  • Curiosidad: si te da pereza bajar o subir las escaleras, hay dos ascensores: uno municipal y otro del Hotel Meliá. Yo no los utilicé, así que desconozco qué tal funcionan.


Para llegar a la playa también puedes hacerlo por el Camino de la Playa, al lado del cementerio. Puede sonar tétrico, pero lo cierto es que es una bajada la mar de bonita, con un mirador que ofrece unas vistas estupendas de la playa de Torremolinos. Eso sí, cierra de 12 de la noche a 7 de la mañana.

Barrio Blanco

Las playas me parecieron bastante buenas. De hecho, la del Bajondillo y otras tres más -la Carihuela, los Álamos y Playamar- han obtenido recientemente la llamada Bandera Q, que garantiza que estas playas cumplen con los criterios de calidad, seguridad, rigurosidad y profesionalidad que establece el Instituto para la Calidad Turística Española.
  • ¡Ojo! Las playas son de arena fina, pero al menos la del Bajondillo tiene un tramo de bastantes piedras a la hora de entrar al agua. Si tienes escarpines de agua, llévatelos, lo agradecerás.
La ciudad no tiene grandes monumentos, pero sí diversos atractivos. Además de varias iglesias, encontramos la Casa de los Navajas, un llamativo edificio de estilo neomudéjar y mozárabe, perteneciente a una familia acaudalada que se dedicaba al negocio de la caña de azúcar. La visita es gratuita.

Casa de los Navajas

Otro lugar que no debes perderte si pasas allí unos días es el Parque de la Batería, considerado el pulmón de Torremolinos con 74.000 metros cuadrados. El nombre del parque viene de una batería defensiva que estuvo situada en él, y de la que aún podemos ver algunos cañones.
  • ¡Ojo! El parque solo tiene un acceso que se encuentra por la Avenida del Carmelo, no busques más puertas.

Un lago artificial con barcas, un carrusel, áreas de juego infantil o zonas para practicar deporte son algunas de las cosas que podremos encontrar en esta zona verde de la ciudad. Pero sin duda, el gran atractivo es la Torre Mirador, que con sus 15 metros de altura ofrece unas impresionantes vistas.

Parque de la Batería

Nosotras fuimos caminando desde donde estábamos alojadas (un paseo de media hora aproximadamente), pero puedes ir en tren y bajarte en Montemar Alto. A la vuelta, bajamos andando hasta la playa y recorrimos parte de la Senda Litoral, que nos llevó a conocer El Morro, una zona rocosa que divide en dos a Torremolinos, dejando a un lado La Carihuela y al otro el Bajondillo.

Amanecer, visto desde los Apartamentos "El molino de la torre"

Por último, quería mencionar el Jardín Botánico “Molino del Inca”, al que no pude ir porque nos pillaba muy lejos y no encontré forma de llegar en transporte público (si conoces la forma, por favor, cuéntamela para ir en futuras ocasiones), pero que me quedé con muchas ganas de visitar.

Como estuve unos días allí, aproveché para conocer algunos sitios que estaban bien comunicados en tren/bus y no pillaban muy lejos. Podéis ver cuáles son en este post: Qué hacer 4 días en la Costa del Sol.

Como ves, Torremolinos no es solo playa. También tiene una parte turística muy importante y está bien comunicado con otras zonas para poder conocer otros rincones de Málaga. ¿Te ha gustado? ¿Has estado alguna vez? ¡Cuéntame!

Te recuerdo que me puedes seguir en  FacebookTwitterInstagramYoutube y Google + 😃 si no lo haces ya, y si te ha gustado el post, te animo a que lo compartas en las redes sociales.

Restaurante Vinolio (Coslada, Madrid)

07 marzo 2019


Uno de mis lugares preferidos para cenar, que además tengo más o menos cerca de casa, es el Restaurante Vinolio, en Coslada. Situado en el Paseo de las Acacias (al lado del recinto ferial) este rincón gastronómico tiene una carta sofisticada y con un precio estupendo.

Brochetas de queso en tempura con piparras


Desde que fui por primera vez hace unos meses estaba deseando volver. ¿Qué es lo que me cautivó de este restaurante? La carta: carpaccios, tostas de nombres exóticos, brochetas… Y todo a un precio “normal”, nada de cifras estratosféricas por una aceituna pinchada en un palo.


La primera vez nos pedimos media ración de carpaccio con lascas de parmesano, y nos sorprendieron con un espléndido plato que nos hizo dudar y pensar que en realidad era una ración completa.

Carpaccio con lascas de parmesano y aceite de trufa

Además de eso, decidimos cada uno pedir una tosta. Yo pude innovar porque fueron muy atentos con mis alergias y cada duda que tuve, los camareros fueron a consultarla. Mi novio se pidió una de solomillo con tomate y queso de cabra caramelizado, y yo una de tapenade con burrata y tomates cherry caramelizados, que traducido al castellano es: una pasta de aceitunas negra (tapenade) con queso fresco (burrata) y tomates pequeñitos. Todo esto nos salió por unos 20€, con las bebidas.



La segunda vez que fuimos repetimos carpaccio (es delicioso), y pedimos también unas patatas al ajilimón. Como teníamos más hambre porque todo eran medias raciones, complementamos con unas brochetas de queso con guindillas dentro (impresionantes) y unos tacos de carne con salsa chimichurri. Esta vez regamos todo con un par de copitas de vino y un refresco, y aún con todo se quedó a menos de 40€.




¡Creo que nunca me había explayado tanto con una reseña de un restaurante! Y conste que nadie nos invitó, pero considero que leer reseñas de hoteles y sitios donde comer ayuda a los consumidores y por eso las hago.

Y tú, ¿has estado alguna vez en este restaurante? ¡Cuéntame!

Si te ha gustado este post, te invito a compartirlo para llegar a más gente que le pueda interesar, y a seguirme en las redes sociales para no perderte ninguna novedad del blog: FacebookTwitterInstagramYoutube y Google + 

Febrero en imágenes

02 marzo 2019

¡Madre mía! ¿Ya es marzo? 😦 Es verdad que febrero tiene un par de días menos, pero se me ha pasado volando... El blog me cuesta bastante tenerlo actualizado, pero aprovechando unos días que tengo que parar por motivos de salud, lo estoy retomando (no hay mal que por bien no venga).

Como veis, las fotos de febrero son escasas, y la mitad reflejan un cambio de hábitos que estoy queriendo dar, hacia una alimentación más saludable pero también hacia un consumo más sostenible y responsable (puedes conocer más de esto en Recíclate Aran).

¿Qué tal ha sido tu mes de febrero? ¡Cuéntame! 😊






Un tranquilo paseo por Mundaka

27 febrero 2019


En la costa de Vizcaya, dentro de la Reserva de la Biosfera de Urdaibai, se encuentra Mundaka, un pequeño y precioso pueblo que invita a relajarse desde que pones un pie en él. Al menos, así me sentí yo cuando llegué 😊


Esa misma mañana habíamos estado de ruta por la famosa Ermita de San Juan de Gaztelugatxe (conocida por salir en Juego de Tronos), y después de pasear por Bermeo, decidimos desviarnos a conocer Mundaka.


Esta localidad vasca, de menos de 2.000 habitantes, tiene como principales atractivos el mirador de la Atalaya, el de Portuondo, el puerto, la iglesia de Santa María, la Ermita de Santa Catalina y algunos edificios como el Palacio Larrinaga , las casonas con sus escudos o el edificio del Ayuntamiento.


Para mí, lo más bonito de todo fue subir hasta la Península de Santa Catalina,  que alberga la ermita del mismo nombre y tiene unas vistas preciosas. La ermita es del siglo XIX, y a lo largo de su historia ha tenido usos muy diversos: desde lugar de reuniones de cofradías de pescadores hasta un rincón de cuarentena para enfermos de epidemias. Allí, en el césped, a la sombra de la Ermita, nos quitamos los zapatos y nos tumbamos a mirar el cielo azul que había aquel día. ¡Así me gustaría estar ahora!


También paseamos por el puerto, pequeñito y muy coqueto. La gente tomaba el sol, nadaba y se tiraba desde el muelle, había muy buen ambiente. Quisimos pasar a la iglesia, pero estaba cerrada ya. Es de estilo gótico renacentista, y a lo largo de su historia –data del siglo XI- ha sido destruida, reedificada y ampliada.


Uno de los deportes que más gente atrae a Mundaka es el surf. Por lo que dicen, tiene la mejor ola izquierda de Europa, sea lo que sea esto 😁 y por ello acoge competiciones internacionales de forma anual.

¿Tú has estado alguna vez en Mundaka? ¿Lo conocías? Yo, la verdad, nunca había oído hablar de este sitio, pero me pareció tan bonito que no me importaría repetir y visitarlo de nuevo.

Te recuerdo que me puedes seguir en  FacebookTwitterInstagramYoutube y Google + :) si no lo haces ya, y si te ha gustado el post, te animo a que lo compartas en las redes sociales pinchando en uno de los botones de aquí abajo ↓

Castillo de Manzanares El Real

11 febrero 2019


¡Hola viajero!

¿Sabías que, a unos 50 kilómetros de Madrid capital, hay un hermoso castillo con vistas a un embalse? Se trata de una fortaleza del siglo XV que mezcla los estilos renacentista y medieval de una forma espectacular: el Castillo de Manzanares El Real.


Yo lo tenía en mi lista de sitios que visitar, y por fin el año pasado le puse remedio. Mis amigas decidieron llevarme allí de excursión a celebrar mi 30 cumpleaños (¡no podía haber un plan más acertado para mí!), y pasamos un día magnífico. 


Hicimos una ruta facilita, de la que te hablaré más adelante, y después de comer de picnic contemplando el Embalse de Santillana pasamos al Castillo. La visita normal cuesta unos 5€, pero también existe la opción de hacer visitas teatralizadas (consúltalo con anterioridad).


Pasamos al castillo, disfrutando las vistas que lo rodean. La Sierra de Guadarrama y el Embalse de Santillana hacen del sitio un lugar de ensueño. Pasamos al interior, no sin antes hacernos mil fotos por el exterior 😄



El edificio dispone de dos zaguanes (recibidores), y a lo largo de sus pasillos podemos contemplar una exposición que nos habla de diversas cosas relacionadas con el castillo: desde armaduras hasta instrumentos musicales o utensilios de la casa.


La Sala Santillana, la del Infantado o el Estrado de Damas son algunas de las salas que nos encontramos en nuestra visita, con pinturas de José Maea, retratos del Marqués de Santillana y tapices engalanando sus paredes. Las recreaciones del dormitorio y el vestidor me gustaron mucho, realmente te hacían sentir en otra época.


Las zonas exteriores me resultaron de lo más espectaculares. Empezando por el patio interior porticado, hasta el mirador de Juan Guas, desde donde las vistas son impresionantes, cada rincón hizo que la visita valiera la pena.


A veces, cuando escribo estos post, me parece que se quedan pobres. ¿Debería añadir más datos históricos? ¿Más descripciones? Lo cierto es que, a veces, la inspiración no acompaña; pero otras tantas decido no extenderme más, simplemente porque considero que, por mucho que diga, lo mejor es no hacer demasiados spoilers a los viajeros. Podéis opinar 😌

Te recuerdo que me puedes seguir en  FacebookTwitterInstagramYoutube y Google + :) si no lo haces ya, y si te ha gustado el post, te animo a que lo compartas en las redes sociales pinchando en uno de los botones de aquí abajo ↓