Ávila, belleza entre murallas

28 enero 2015

Una de las cosas que adoro de vivir en Madrid es que puedo ir de excursión (entiéndase por excursión un viaje de ida y vuelta en el día) a muchos lugares. En este caso, el sitio que escogimos fue Ávila, esa ciudad de Castilla y León famosa, entre otras cosas, por sus murallas.

Muralla de Ávila
Muralla de Ávila

Allí llegamos tras un tortuoso viaje por carreteras estrechas llenas de ciclistas, después de visitar también Navas del Marqués, pueblo del que ya os hablaré más adelante. Aparcamos a las afueras de las murallas, concretamente en la Calle del Río Tormes, cerca de la puerta de Santa Teresa. No fue excesivamente complicado aparcar, pero ese día no había demasiada gente en la ciudad.

Fuimos a la Oficina de Turismo (OT) para coger el plano de rigor, pero por el camino aprovechamos para ver algunos monumentos por fuera, como el Convento y Museo de Santa Teresa. Llegamos por fin a la OT, situada al lado de la Puerta de las Carnicerías. Junto al plano nos dieron una hoja con los horarios y precios de los monumentos, algo que me parece que deberían hacer todos los lugares turísticos, ya que facilita mucho la visita a la ciudad. Además, me permitió llegar a la conclusión de que le debo una visita más en profundidad a Ávila, comprando la tarjeta turística VisitÁvila (entre 13 y 15€) que merece la pena al menos económicamente. Nadie me ha pagado por decir esto, que conste en acta, que últimamente está la gente muy desconfiada. Simplemente eché cuentas y me parece que renta.

Catedral de Ávila
Catedral de Ávila


Continúo. Uno de los sitios que más ganas tenía de visitar era la Catedral, la primera de estilo gótico en España. Me pareció sumamente impresionante, ya no tanto por fuera sino por dentro. Y eso que solo asomé la cabecita, porque costaba 4€ y no quedaba mucho para cerrar, no merecía la pena. Ya la visitaré en otra ocasión.

Muralla de Ávila
Muralla de Ávila

El gran atractivo de Ávila, como ya os he comentado, son sus murallas. Están muy bien conservadas, pese a tener un origen medieval, y puede subirse a ellas por 5€. De nuevo, para la próxima. Sí las recorrimos por dentro y por fuera, entrando y saliendo en varias ocasiones por las diversas puertas que tiene. Adosado a la muralla está el Convento del Carmen, desde donde sales y puedes tener unas bonitas y vistas


Convento del Carmen (Ávila)
Convento del Carmen (Ávila)

Si tuviera que elegir un tercer lugar de Ávila con el que quedarme sería la Iglesia de San Pedro (entrada 1,5€), en la Plaza del Mercado Grande. Me gusta su ubicación, porque a diferencia de otros templos (como la Catedral) se puede admirar perfectamente porque es una plaza amplia. Además, si te cansas de ver la iglesia te das la vuelta y disfrutas de la muralla.

Iglesia de San Pedro
Iglesia de San Pedro

Plaza del Mercado Grande
Plaza del Mercado Grande

Iglesia de San Pedro
Iglesia de San Pedro, parte trasera


Sin duda, elegir San Pedro ha sido una elección difícil, porque esta provincia castellano-leonense tiene un montón de lugares que visitar. Os recomiendo ojear la web de turismo, porque yo no voy a hablaros de tooodos estos sitios, y ahí encontraréis información de horarios, precios y direcciones.

Sí que os comentaré qué es lo que más me llamó la atención de mi recorrido por Ávila. La Basílica de San Vicente me impresionó por fuera, un poco por la misma historia que San Pedro. Grande, bonita, imponente, y admirable desde todos los ángulos. Por algo será Monumento Nacional desde 1923, ¿no?

Basílica de San Vicente
Basílica de San Vicente

Estuvimos todo el día pateando Ávila de arriba abajo, pero paramos a comer. El sitio que elegimos fue Lis&Com, situado a 2 minutos de la Iglesia de San Pedro, bueno bonito y barato. Ya os hablaré de él en un post aparte :) Por lo demás, un descansito en la Plaza del Mercado Chico, donde se encuentra el Ayuntamiento y numerosos bares, cafeterías y tiendas de chucherías donde reponer fuerzas. Y eso es lo que hicimos: unas botellitas de agua ¡y de vuelta a Madrid!

No os perdáis ni una novedad del blog, ¿cómo hacerlo? Siguiéndome en las redes sociales :) FacebookTwitterInstagramYoutube y Google +.

3 formas de visitar Los Gigantes (Tenerife)

19 enero 2015

¡Hola viajeros! 

Hoy quiero hablaros de uno de los sitios que más me impresionó en mis vacaciones del verano 2014: los Acantilados de Los Gigantes, en Tenerife. Mira que cuando los nombres de los sitios son muy obvios suelo pensar "no se han roto la cabeza con el nombre", pero es que en este caso… Solo pude pensar "el nombre es PERFECTO". Hasta los 600 metros de altura y los 30 metros por debajo del nivel del mar llegan estas impresionantes formaciones naturales, increíbles ya no tanto por su altura sino por su verticalidad.

Como os indico en el título del post, os voy a dar tres opciones para disfrutar de las vistas de los Acantilados de los Gigantes, dependiendo de tus ganas de aventura.

1. Si tu lado aventurero es completamente nulo, tienes poco tiempo en la isla o pereza por realizar los otros planes "avista gigantes", puedes observar estas moles de roca desde el Puerto de Santiago, situado en el suroeste de Tenerife. Hay un lugar donde puedes pararte y disfrutar de unas buenas vistas, aunque no las mejores. Si quieres verlos más cerca, sigue leyendo.

Los Gigantes, desde el Puerto de Santiago
Los Gigantes, desde el Puerto de Santiago

2. Esta opción es, bajo mi punto de vista, la más arriesgada. Se trata de ir hacia Punta de Teno, por la carretera de Buenavista del Norte hasta el Faro de Teno, por donde vas bordeando las altísimas paredes de los Gigantes. Actualmente la carretera está cortada y hay previsión de abrirla a principios de 2015 según dice ElDia.es. Sin embargo, cuando nosotros fuimos, se supone que estaba cerrada pero no. Me explico. Al principio dudamos si pasar o no, porque hay un cartel advirtiendo peligro y diciendo que, si pasabas, era bajo tu responsabilidad. La valla estaba abierta y había algo de tráfico, así que nos decidimos a pasar, después de haber leído comentarios al respecto.

Una vez atravesada la carretera, esta es la vista desde el Faro de Teno

La carretera estaba regular (como podéis ver en el vídeo que os pongo al final del post). Se notaba dejada  en algunos puntos agujereada por los desprendimientos, lo cual impresionaba mucho. Hasta que no pasabas los túneles, la cosa no mejoraba. Después llegas al faro de Teno, y allí, puedes disfrutar de un precioso atardecer :) Yo no os animo a que paséis, ya que teóricamente está cerrada la carretera, y mucho menos si hay viento o lluvia. Como dicen los carteles, si pasáis, es bajo vuestra responsabilidad.

3. La tercera y última opción (al menos, que yo conozca) es bajar el Barranco de Masca. Si te gusta la aventura, este es tu forma de contemplar Los Gigantes. Aunque no te va a resultar fácil… Primero tienes que llegar a Masca y bajar un camino-barranco de 6 km. Si os gusta cómo suena esta opción, en este post os hablo del descenso del Barranco de Masca.

Los Gigantes, vistos desde una barca después de descender el Barranco de Masca


Por último, para completar el post os dejo un vídeo donde podéis ver la carretera de Teno y las vistas de los Gigantes desde la barca que nos llevó al bajar Masca. ¡Espero que os guste! Ahora contadme, ¿cuál es vuestra forma preferida? ¿Conocéis los Gigantes? ¿Te hubieras arriesgado por la carretera? ¡Cuéntamelo! ¡Y no dejes de seguirme en las redes sociales! FacebookTwitterInstagramYoutube y Google +


ALOJAMIENTOS: Hotel Taburiente *** (Tenerife)

12 enero 2015

Tenerife es una estupenda opción para ir en cualquier época del año. Ya sabes, por eso de la eterna primavera. Así que por si quieres librarte del frío, te presento una buenísima opción para que te alojes en Santa Cruz de Tenerife: el Hotel Taburiente ***

DÓNDE ESTÁ                                                                          

Se sitúa en Santa Cruz de Tenerife, concretamente en la calle Dr. José Naveiras, al lado del Parque García Sanabria. Es una zona tranquila, hay bares y tiendas, y se puede ir paseando hasta el centro a pie (aunque habrá unos 15 minutos) o en bus, hay parada cercana. Nosotros llevábamos coche de alquiler y podíamos aparcar sin problema.


INSTALACIONES                                                                    

HABITACIONES: la habitación que nos tocó estaba muy bien, la cama comodísima, aclimatada a la perfección… La única pega que le sacamos era que daba a un callejón por donde pasaba el camión de la basura, así que si tenías la mala suerte de tener abierta la ventana en ese momento te apestaba la habitación momentáneamente. Por lo demás, ¡excelente!

Habitación del Hotel Taburiente - Santa Cruz de Tenerife
Habitación del Hotel Taburiente - Santa Cruz de Tenerife

Habitación del Hotel Taburiente - Santa Cruz de Tenerife
Habitación del Hotel Taburiente - Santa Cruz de Tenerife


BAÑO: el baño estaba bien equipado con su kit de jabones, peines, etc. bien completo, tenía secador (importante si no quieres viajar con el tuyo propio, que normalmente ocupa bastante en la maleta) y estaba impecable. Lo único que no me gustó es que el agua del grifo del lavabo salía templada.

Baño del Hotel Taburiente - Santa Cruz de Tenerife
Baño del Hotel Taburiente - Santa Cruz de Tenerife

Baño del Hotel Taburiente - Santa Cruz de Tenerife
Baño del Hotel Taburiente - Santa Cruz de Tenerife


ZONAS RECREATIVAS: el hotel dispone de una piscina con solarium en la planta de arriba, ¡una gozada! Por desgracia no pudimos probarla porque no coincidíamos con su horario, siempre pasábamos el día fuera. Pero tenía una pinta… De lujo. Además, en la planta baja había zona con sofás y ordenadores donde podías conectarte de forma gratuita, y lo más importante, ¡imprimir gratis! Así que si se te ha olvidado imprimir algo como nos pasó a nosotros, no tienes que volverte loco buscando una papelería para imprimirlo. Además, el wifi es gratis.

Piscina y solarium del Hotel Taburiente - Santa Cruz de Tenerife
Piscina y solarium del Hotel Taburiente - Santa Cruz de Tenerife


COMIDA: el restaurante… pfff. Sin palabras. Sin duda, un 10. Cogimos media pensión y acertamos de lleno. Al principio iba pensando que sería un buffet libre, pero solo era así en el desayuno. En la comida era menú, con varios platos para elegir cada cual más rico. A menudo era gastronomía tinerfeña, por lo que pudimos degustar platos de allí preparados con todo el cariño del mundo. Importante: la bebida estaba incluida a pesar de ser media pensión. El servicio del restaurante fue muy amable, y atentísimos con mis alergias desde la noche en que llegamos. Llegaron a cambiarme incluso platos de la carta para que pudiera comer tranquila, preparándome uno similar. ¡Gracias!

Restaurante del Hotel Taburiente - Santa Cruz de Tenerife
Restaurante del Hotel Taburiente - Santa Cruz de Tenerife

Desayuno del Hotel Taburiente - Santa Cruz de Tenerife
Desayuno del Hotel Taburiente - Santa Cruz de Tenerife

Cena del Hotel Taburiente - Santa Cruz de Tenerife
Cena del Hotel Taburiente - Santa Cruz de Tenerife

 PRECIOS                                                                                  

No tengo el precio final por el que salió (que aquí todo fue pagado de nuestro bolsillo, por si alguien pensaba lo contrario…) pero ronda los 75€ la noche, aproximadamente, por lo que he visto en su web. Supongo que si lo sacáis por algún buscador os saldrá algo más baratillo. Eso sí, sin duda, es un hotel de categoría.

VALORACIÓN PERSONAL                                                    

 La nota final de este hotel es de 9,5/10. Le quito ese medio puntito por los pequeños fallos como el del agua del grifo o el camión de la basura, ¡minucias! Me encantó, y volvería sin dudarlo. No me importa en absoluto que esté un poco más alejado del centro, es un hotel que supera con creces la relación calidad-precio. Desde aquí, os lo recomiendo encarecidamente. ¿Habéis estado alguna vez? ¿No? Comentadme vuestra experiencia o si os gustaría ir o no, si os parece buen hotel o preferís otro. También os recuerdo que estoy FacebookTwitterInstagramYoutube y Google +

Pastrana, tierra de nobles

08 enero 2015

Hace muchos años que conozco Pastrana, un pueblo de Guadalajara (en España). Sin embargo, era de estos sitios a los que no le prestaba mucha atención. ¡Error! Es un lugar muy bonito y con gran interés turístico. Por ello, te invito a que recorras Pastrana virtualmente en mi post y, si tienes oportunidad, te acerques a conocerlo.

Puerta de San Francisco - Pastrana
Puerta de San Francisco - Pastrana

Desde que Pastrana fuera fundada allá por el siglo XIII han pasado por allí muchos nobles (de ahí el título del post), entre ellos Doña Ana de la Cerda, quien mandó construir el Palacio Ducal (uno de los monumentos más importantes de la villa). Con sus hijos, que obtuvieron el título de duques, Pastrana alcanzó un gran esplendor. A partir de entonces se levantaron varios conventos con la ayuda de Santa Teresa de Jesús, y se construyó la fábrica de tapices (referencia en los siglos XVI y XVII). Esto es un breve resumen histórico que, espero, te ayude a situarte en la grandiosidad de Pastrana. Ahora vamos a conocerla más a fondo.

Palacio Ducal - Pastrana
Palacio Ducal y Plaza de la Hora- Pastrana

Cuando voy, aparco el coche al lado del cementerio, ya que suele haber sitio y no está lejos del centro del pueblo. Una villa tan importante no podía carecer de muralla. Por eso para acceder al casco histórico es probable que entres por la puerta de San Francisco, que forma parte de la muralla que rodeaba toda la ciudad en el siglo XIV.

Atravesada la muralla, empezamos el recorrido desde la Plaza de la Hora, donde se encuentra la oficina de información turística y el Palacio Ducal que os mencioné antes. Es un edificio grande, austero al menos en su fachada, ya que no he llegado a pasar al interior. La última reforma/restauración corrió a cargo de la Universidad de Alcalá de Henares en 1997.

Convento de San Francisco - Pastrana
Convento de San Francisco - Pastrana
Desde la plaza no recuerdo qué recorrido seguí (hace ya unos años de esta visita que os hablo ahora), pero está bien perderse para ir descubriendo las casas de nobles, las ermitas, iglesias, sinagogas y diversos edificios monumentales, los cuales vi por fuera mayormente. Está el convento de San Francisco (en la foto), la Iglesia Colegiata o el Convento del Carmen (el que fue fundado por Santa Teresa), entre otros monumentos.

Iglesia Colegiata - Pastrana
Iglesia Colegiata - Pastrana

A la Iglesia Colegiata sí que pasé y di una vuelta, que era gratis. Si querías podías hacer una visita guiada con gente de allí de la tierra (previo pago, esa sí). Fue construida en el siglo XIV, aunque hasta el siglo XVII se siguieron incluyendo detalles.

Paseando por Pastrana descubrí la fuente de los Cuatro Caños, típica de muchos pueblos pero que aquí además es símbolo de la ciudad. Data del siglo VI y cada caño tiene un mascarón diferente.

Fuente de los Cuatro Caños - Pastrana
Fuente de los Cuatro Caños - Pastrana

Como veis, son monumentos “caseros”, como digo yo. No hay grandes edificios (salvo el Palacio Ducal), sino que Pastrana es un lugar para dejarse embriagar por sus calles. No os voy a hablar de todos porque sería prácticamente copiar a la web de turismo, donde los cita (yo no podría contaros mucho más), si queréis conocerlos todos os remito a esa página. 

Una de las calles de  Pastrana
Una de las calles de  Pastrana

En Pastrana se celebra el Festival Ducal, declarada fiesta de interés turístico. Se desarrolla en el mes de julio (si no me equivoco) y  “es un espectáculo audiovisual que narra hechos históricos relacionados con el Siglo de Oro Español y la época de esplendor de Pastrana, con personajes como Felipe II, Santa Teresa de Jesús, San Juan de la Cruz…” (cita de la web de turismo). Yo nunca he ido a verlo, pero sí he oído hablar bien de este festival.


En fin, esto es Pastrana así por encima. ¿Conocíais esta localidad alcarreña? ¿Habéis estado en el festival? ¡Contadme! Podéis seguirme en las redes sociales como regalito de Reyes :) Os recuerdo que estoy FacebookTwitterInstagramYoutube y Google + ¡Hasta pronto!

Gastrobar-restaurante La Tabernita (Madrid)

05 enero 2015

A veces el centro de Madrid es agobiante, y sale mejor ir a cenar por las afueras. En mi caso, decidimos pasar una noche romántica en el hotel Nuevo Madrid (del que os hablaré más adelante) y encontramos de casualidad este restaurante pequeño y acogedor. Concretamente está en la Calle Arturo Soria, 243. Si aún os queda tiempo antes de volver de vacaciones (los que las disfrutéis) tal vez os apetezca comer/cenar aquí.

Gastrobar-Restaurante La Tabernita

Me gustó bastante el sitio porque tiene un estilismo muy cuidado y la comida estaba muy rica. En realidad solo pedimos una sartén de huevos rotos con jamón para compartir, ya que no teníamos mucha hambre… ¡Y os aseguro que nos hinchamos! Era un señor platazo de huevos rotos, cuyo precio era de 11€. En total, nos salió la cena por 15,40€, comida más dos refrescos (que siempre me parece que tienen precios excesivos). 

Gastrobar-Restaurante La Tabernita


Gastrobar-Restaurante La Tabernita

El trato fue muy agradable, y los precios rondaban los 12€ todos, euro más euro menos. Lo más barato eran las tostas, que costaban 2,75€, pero el camarero nos dijo que eran muy pequeñas.

Os recomiendo el sitio, y tal vez llamar antes porque es muy pequeño y creo que se llena. Al menos, en la horita que estuvimos cenando (que era sobre las 21:30h) se llenó. Que conste que estos sitios corren de mi cuenta y que en ningún momento nadie me ha pagado ni me ha invitado para que hable de ellos :) Así que no confundáis recomendación con publicidad.

Gastrobar-Restaurante La Tabernita
Decoración navideña 2014 del Gastrobar-Restaurante La Tabernita


Si os ha gustado esta recomendación podéis pasar por la sección de dónde comer, a ver si encontráis algún sitio más que os guste para llenar la barriga. Os recuerdo que podéis seguirme en las redes sociales: estoy en FacebookTwitterInstagramYoutube y Google +. ¡Hasta pronto!

Diciembre en imágenes

01 enero 2015

¡Buenos días! 

Damos la bienvenida al nuevo año con la sección "En imágenes". Espero que hayáis disfrutado mucho de la Nochevieja y hoy podáis relajaros o atiborraros a comida con la familia y/o amigos. 

Por mi parte, os dejo mi resumen fotográfico del último mes del 2014. Como veis predomina la temática navideña, aunque también os dejo una foto de mi carpeta de la Banda de Música de la Diputación de Guadalajara, donde disfruto de una beca hasta finales de enero.

Podéis empezar el año siguiéndome en las redes sociales si no lo hacéis ya, puede ser mi regalo de Reyes :) Os recuerdo dónde estoy para que no se os pase ni una:  FacebookTwitterInstagramYoutube y Google +.

¡Feliz año viajeros!

Torrejón de Ardoz, decorado para la Navidad
Torrejón de Ardoz, decorado para la Navidad

Emily también tiene espíritu navideño
Emily también tiene espíritu navideño

Hotel Nuevo Madrid
De sorpresa navideña, una noche romántica en Hotel Nuevo Madrid

Banda de Música de la Diputación de Guadalajara
Disfrutando de mi beca en la Banda de Música de la Diputación de Guadalajara

Cortylandia
No podía faltar el clásico navideño, Cortylandia

Hasta los cactus se visten de Navidad
Mi chocolatosa alternativa a las uvas

Vilaflor y la ruta de Paisaje Lunar

29 diciembre 2014

¡Hola viajeros! 

Hoy os traigo un destino tinerfeño, por si vivís por allí y os apetece hacer una ruta, o por si sois de los afortunados que cogen vacaciones a principios de año y decidís ir al paraíso canario. Os voy a hablar de la ruta del paisaje lunar, ¡a disfrutarlo!

Ruta del Paisaje Lunar - Vilaflor (Tenerife)
Ruta del Paisaje Lunar - Vilaflor (Tenerife)

Me remonto a agosto de 2014, a mis vacaciones de verano. Era el día en el que subiríamos al Teide (a pie, no en el teleférico), así que esa mañana, para calentar, decidimos meternos 15 km. de ruta. ¿Locura, insensatez? No sé, lo cierto es que por la tarde subí al Teide bastante fresca :)

Ruta del Paisaje Lunar - Vilaflor (Tenerife)

A lo que iba. Llegamos a Vilaflor, el pueblo de donde sale la ruta del Paisaje Lunar (llamado originalmente Los Escurriales), dispuestos a desayunar y a hacer pis en un sitio habilitado para ello. Aparcamos en un parking gratuito que hay al lado de la iglesia, que como era temprano estaba vacío, y fuimos en busca de un bar, sin éxito. Los pocos que vimos, cerrados. Al final compramos algo en el supermercado y en marcha.

Ruta del Paisaje Lunar - Vilaflor (Tenerife)
Ruta del Paisaje Lunar - Vilaflor (Tenerife)

De nuevo elegimos un sendero circular (como hicimos en el Arenas Negras, del que os hablaré más adelante) para no repetir paisaje. ¡Comenzamos! En general no fue un sendero difícil, había algún tramo de ascenso pero no muy complicado, además ibas entre árboles que te hacían el camino más llevadero.

Ruta del Paisaje Lunar - Vilaflor (Tenerife)
Ruta del Paisaje Lunar - Vilaflor (Tenerife)
Cuando llegaba la bifurcación de senderos (donde eliges empezar el "círculo" del sendero desde un punto u otro), elegimos el de la izquierda, y creo que fue un acierto: de esta forma el tramo más incómodo lo hicimos al principio, frescos, dejando el fácil para la vuelta. Hasta el kilómetro 6, más o menos, no llegas al paisaje lunar. Bueno… La verdad, yo esperaba algo mucho más espectacular. Es chulo, son unas formaciones de arena en forma de torres, pero creo que tal vez me esperaba más, y me parecieron poquita cosa. Es cierto que solo lo vimos de lejos, que no bajamos hasta estar justo al lado, pero tampoco creo que hubiera mejorado mucho el asunto.

Ruta del Paisaje Lunar - Vilaflor (Tenerife)
Esto es el Paisaje Lunar propiamente dicho - Vilaflor (Tenerife)

Ruta del Paisaje Lunar - Vilaflor (Tenerife)
Ruta del Paisaje Lunar - Vilaflor (Tenerife)

Continuamos la ruta y volvimos al pueblo. La ruta la hicimos tranquilamente y tardamos 4h., aunque según los carteles de la ruta se tarda entre 6 y 8 h. Podéis ver más información de la ruta en esta web.

Una vez en el pueblo comimos en un sitio barato y delicioso, el Restaurante Fuente Hermano Pino. Una vez con el estómago lleno, pusimos rumbo a nuestro siguiente objetivo: el Teide. ¡Nos vemos en la cima! Y también en las redes sociales: FacebookTwitterInstagramYoutube y Google +