Y por qué no hablar de Daganzo

19 septiembre 2016

Hoy es un día especial. Y es que, después de más de 5 años con el blog, por primera vez decido hablaros de Daganzo de Arriba, el pueblo donde vivo, mi pueblo. Sí, vale, soy madrileña de pura cepa, los primeros años de mi vida los viví en pleno barrio de Chamberí, pero después de tantos años no puedo dejar de considerarme daganceña.



Situado al noreste de la Comunidad de Madrid, Daganzo se encuentra a tan solo 15 minutos de Alcalá de Henares, con la que compartimos un poquito de Cervantes. Sí, Cervantes, el que escribió el Quijote, ese mismo. ¿No lo sabías? El genio de la literatura inmortalizó esta villa madrileña en uno de sus entremeses, "La elección de los alcaldes de Daganzo", que podéis leer en este enlace gracias a la Universidad de Alcalá de Henares.

RECUERDOS

Cuando llegué a vivir a Daganzo había unos 2.000 habitantes, y a día de hoy el pueblo cuenta con cerca de 10.000. La villa ha crecido mucho en los más de 20 años que llevo viviendo aquí, llenándose de gente nueva y de chalets. Me siento vieja cuando miro los pisos de enfrente de mi casa y puedo decir "antes, todo eso era campo".

Llegué siendo pequeña al pueblo, pero no lo suficiente como para no tener recuerdos. Cambiamos un bajo oscuro y húmedo en el centro de la capital por un tercer piso, luminoso y rodeado de campo. Recuerdo cambiar el asfalto por el prado, jugar entre el trigo, la cebada y  los cardos en "La Era" (así, con mayúsculas). Cardos a los que dábamos patadas para que salieran volando las cabezas y tuviéramos que correr para que no nos pincharan cuando la gravedad los trajera contra el suelo.

Me gustaba ir al colegio y ver las ovejas que guardaban en un corral allí al lado. Ovejas que, por cierto, hace tiempo que se cambiaron por un bonito paseo al lado del río (con poco agua, pero río) y por unos cuantos pisos.



No me gustan los toros, para nada, pero recuerdo con cariño jugar a los encierros cuando llegaban las fiestas. Los cuernos limados del difunto animal servían para hacer el juego más realista, algo diferente de un simple pilla-pilla. Corríamos como locos por las calles, como si las astas de verdad estuvieran aún pegadas al toro y no las condujera un niño. ¡Qué tiempos aquellos!

TURISMO EN DAGANZO DE ARRIBA

Que nunca os haya hablado de mi pueblo es porque considero que no tiene un gran patrimonio arquitectónico, ni ese encanto que me transmiten otros pueblecillos de aquí y de allá. Pero hace unos meses, mientras paseaba a mi perro y observaba cada calle, cada rincón, me pregunté… ¿y por qué no hablar de Daganzo? ¡También se lo merece! Dejo de lado la parte sentimental y ñoña que me ha entrado escribiendo este post, y paso a la parte práctica, a la que te interesa a ti como viajero. ¿Qué se puede ver en Daganzo?

Fuente de los Cuatro Caños

Comenzaremos por la Plaza de la Villa, donde está la Iglesia de la Asunción de Nuestra Señora.  Muy sobria en su interior, fue construida en el siglo XII o XIII. Es en esta plaza donde, en Semana Santa, se representa La Pasión, declarada hace un par de años como Fiesta de Interés Regional (más información en la web de la Comunidad de Madrid). Al lado de la Iglesia encontramos el Ayuntamiento y el Anfiteatro Tierno Galván, que a pesar de que el nombre suene a que vas a encontrar algo romano, es de construcción moderna.

La Fuente de los Cuatro Caños es otro de los lugares emblemáticos. Ha cambiado de traje recientemente, dejando de tener el agua verde y cosas colgando de los caños. Ahora luce más bonita, e incluso puedes sentarte a la vera del que fue el abrevadero del ganado hace muchos años.

Ermita del Espino

Por último, no puedes irte de Daganzo sin ver su Ermita del Espino. Está a unos 4 kilómetros del pueblo, y puedes acceder a ella en coche, por un camino de tierra. Hasta allí sale la romería en las fiestas, y es zona de ocio en cuanto llega el buen tiempo, ya que cuenta con zonas de picnic.

HAS DICHO DAGANZO DE ARRIBA… ¿Y EL DE ABAJO?

Si a alguien le dices que vives en un sitio "de Arriba", es muy probable que en algún momento te pregunte por el "de Abajo". Este municipio existió hace ya más de un siglo, pero, según dicen en este artículo de El País, desapareció durante la desamortización de Mendizábal (principios del siglo XIX).


EN RESUMEN

Este es mi pueblo. Ya sabéis que, aunque adore Alcalá de Henares y lo mencione como referencia, no es allí donde vivo. ¿Qué os parece? ¿Conocíais mi pueblo? ¿Cómo es el vuestro? ¡Contadme!

¡Sígueme en FacebookTwitterInstagramYoutube y Google + para no perderte ninguna novedad del blog!

Cartes, tranquilidad y belleza con aire cántabro

12 septiembre 2016

Si la semana pasada hacíamos la vía ferrata de la Hermida, este lunes te propongo algo más calmadito: visitar la encantadora villa cántabra de Cartes.

Cartes, Cantabria
Cartes

Es un plan ideal para un día cualquiera, ya que esta localidad de unos 2.000 habitantes luce bonita con nubes, sol o lo que le echen. Si estás por la Santander y no te apetece ir a la playa (o no hace tiempo), pásate por Cartes.

Cartes, Cantabria
Cartes
De trazado medieval y con arquitectura montañesa, es uno de esos rincones que adoro por su tranquilidad y belleza (¡toma rima!). No tiene grandes monumentos, pero tampoco los necesita.

Las casas de piedra, los balcones llenos de flores y la escasez de vehículos hacen que puedas pasear por Cartes sin preocuparte de nada, solo disfrutando del entorno. Tiene un puente del siglo XVIII y un torreón que se encontraba cerrado cuando fuimos, pero que alberga una exposición en el interior.

Cartes, Cantabria
Cartes
Observa cada casa, cada flor, cada escudo tallado en piedra, cada recoveco de Cartes, o correrás el riesgo de perderte alguna pequeña maravilla. Como por ejemplo, una especie de capillita, la de San Roque, que si no te fijas bien no te das cuenta de su existencia.

Cartes, Cantabria
Capilla de San Roque, Cartes


En definitiva, este tipo de pueblos me encanta, por si no lo has notado. ¿Y a ti? ¿Eres más de pueblos tranquilos o de grandes ciudades? ¡Cuéntame!

¡Sígueme en FacebookTwitterInstagramYoutube y Google + para no perderte ninguna novedad del blog!

Vía ferrata de la Hermida (Cantabria)

05 septiembre 2016

Una de las cosas que se me quedó pendiente en mi viaje a Cantabria en 2013 fue realizar la vía ferrata de la Hermida. Y aquí estoy, tres añitos después, satisfaciendo ese deseo que no cumplí. Si me acompañas en los próximos minutos, te mostraré cómo puedes escalar sin tener ni idea, y poder acceder a paisajes que, de otra forma, sería imposible ver.

Vía ferrata de la Hermida (Cantabria)
Vistas mientras hacíamos la Vía ferrata de la Hermida (Cantabria)

Vía ferrata: ¿qué es eso?

Te lo definiré en mis palabras: es escalada fácil, "asistida". Tienes que llevar casco, arnés y disipador, pero no se necesita saber hacer nudos ni asegurarse. Todo el recorrido se realiza asegurado a unos cables metálicos con los mosquetones, y cuando los tramos se complican hay unos peldaños como los de la foto, anclados en la roca, para que no tengas que buscar agarres naturales en la montaña.

Vía ferrata de la Hermida (Cantabria)
¿Subimos?

¿Cuesta dinero?

Puedes realizar la vía por libre y, si tienes material (arnés, casco, disipador), te saldrá totalmente gratis. Si no, lo único que te costará es el alquiler del equipo o de la parte del equipo que te falte. Yo tuve que alquilar todo y me costó 18€: el casco son 5€, el arnés 5€ y el disipador 8€.

Si nunca has realizado esta actividad (y no vas con nadie que ya la haya hecho, como fue mi caso) o te sientes más seguro, puedes contratar el servicio de un guía.

Vía ferrata de la Hermida (Cantabria)
En la vía también encontramos una pequeña cueva donde descansar en nuestro camino


Todo esto se puede hacer al lado del comienzo de la vía, donde hay una caseta en la que puedes alquilar el material y pasar al baño antes de iniciar el ascenso :) Te recomiendo que eches un vistazo a la web de la ferrata para informarte bien de la localización del sitio y de los horarios.


¿Es muy difícil?

Dentro de la vía hay varios itinerarios. El que yo realicé es el de los Puentes, y está calificado como dificultad media-alta. A mí no me pareció complicada -os recuerdo que no soy una persona atlética, realizo deporte en ocasiones muy, muy, muuuy puntuales-, salvo un tramo a la salida del primer puente en el que sufrí bastante. Mis brazos no tienen demasiada fuerza y necesité de toda ella y más para salir de aquella parte.

Vía ferrata de la Hermida (Cantabria)
Vía ferrata de la Hermida (Cantabria)

Por lo demás, el hecho de ir todo el rato agarrado a un cable y trepando por los peldaños, hizo que no me resultara difícil la ruta. No hace falta ser especialmente ágil o fuerte, ya que los peldaños están muy bien puestos y facilitan el ascenso.

Como os decía al principio del post, no hace falta saber de escalada, solo tienes que enganchar y desenganchar el disipador, que lleva dos mosquetones para que nunca te quedes sin asegurar. Cada pocos metros te vas reenganchando, de forma que, si te cayeras, la caída sería pequeña.

Cómo es la ruta de los Puentes

Vía ferrata de la Hermida (Cantabria)
Puente mono de la vía ferrata de la Hermida (Cantabria)

Todo el mundo con quien he hablado de la vía ferrata de la Hermida asegura que es el itinerario más bonito de todos los que hay. Además de unos paisajes espectaculares, podrás pasar por dos puentes colgantes, que le da un extra de emoción: el primero, un puente mono; el segundo, uno tibetano. 

El puente mono es un cable de acero de unos 35 metros, por el que tienes que pasar cual equilibrista. Para mí fue el más complicado de los dos, ya que el cable llega a moverse bastante.

El segundo es el tibetano, casi de 100 metros pero más sencillo. A priori impresiona más, ya que ves la altura a la que estás entre las tablillas del puente, sin embargo, es mucho más estable que el anterior y puedes disfrutar de las vistas.

  • ¡Importante! Antes de pasar por el tibetano, asegúrate de llevar bien estirado el disipador, ya que, si no, te tirará mucho de tus partes y, en el peor de los casos, te impedirá avanzar.


Vía ferrata de la Hermida (Cantabria)
Puente tibetano de la vía ferrata de la Hermida (Cantabria)

La duración estimada de la ruta de los Puentes es de 3-4 horas, y a nosotros nos llevó unas 5, bajada incluida. Nos retrasó bastante que los puentes se pasan de uno en uno, y llegaron a acumularse unas seis personas delante de nosotros. Perdimos unos 40 minutos esperando en cada puente…

Lo único que no me gustó de la vía es que la bajada está bastante mal señalizada. Ya no vas asegurado (no es necesario) y solo puedes guiarte por el medio camino que asoma por la montaña y por los hitos, esos montoncitos de piedras que hay a lo largo del recorrido.

Os dejo un vídeo donde se ve el acceso a la zona de la vía (Desfiladero de la Hermida) y el paso de los puentes




En definitiva, es un plan muy recomendado si te gusta salirte un poco de lo típico y no sufres de vértigo. Vas a ver unos paisajes impresionantes, y la sensación de estar colgando en los puentes es increíble. ¡Te la recomiendo! Yo ya estoy pensando en cuál va a ser la siguiente vía que haga. ¿Me recomiendas alguna cerca de Madrid? Espero tus comentarios contando si te gustaría hacerla, si te daría miedo, si has hecho ya alguna...

¡Sígueme en FacebookTwitterInstagramYoutube y Google + para no perderte ninguna novedad del blog!

Agosto en imágenes

01 septiembre 2016

¡Buenos días amigos!

¿Qué tal? Ya ha comenzado septiembre y, con él, todo el ajetreo del nuevo curso. Así que solo me queda revivir en mi mente y en las fotos estas maravillosas vacaciones que he pasado en Cantabria, entre mar y montañas, entre carrozas de flores, cántabros y romanos. Ya entenderéis todo esto en próximos post :) 

Espero que hayáis disfrutado del verano y de las fotos que he ido subiendo en las redes sociales. ¿No me sigues aún? ¿A qué esperas? Sígueme en FacebookTwitterInstagramYoutube y Google + .

¡Un saludito!


Atardecer en la playa de los Locos, en Suances

Carroza ganadora de la Batalla de Flores de Laredo


Guerras cántabras, en Corrales de Buelna

De ruta por Suances

Vía Ferrata de la Hermida
Fuentes cibernéticas del Parque Europa de Torrejón. ¡Hasta la próxima!

Museo de la Ciencia y el Cosmos (Tenerife)

08 agosto 2016

A veces el verano puede ser una tortura si te faltan planes (sobre todo planes para hacer sin morir de calor), así que he pensado que estaría bien traer algún plan para hacer en familia: visitar el Museo de la Ciencia y el Cosmos de Tenerife, donde disfrutarán tanto los niños como los adultos :)

Museo de la Ciencia y el Cosmos
Museo de la Ciencia y el Cosmos

Se encuentra situado en la Avda. Los Menceyes, 70, en San Cristóbal de La Laguna, y la tarifa de entrada ronda los 5€, dependiendo de si eres o no residente en las Canarias o si se te puede aplicar algún descuento. Para más información, visita aquí la página del museo.

Museo de la Ciencia y el Cosmos
Museo de la Ciencia y el Cosmos

Museo de la Ciencia y el Cosmos
Museo de la Ciencia y el Cosmos


En el museo podremos ver varias exposiciones permanentes: sobre el Universo, el Sol, la Tierra, el cuerpo humano, y la sala infantil Microcosmos. Además, hay exposiciones temporales y un planetario. Completito, ¿verdad?

Museo de la Ciencia y el Cosmos
Museo de la Ciencia y el Cosmos

Es un museo interactivo, cosa que es muy interesante porque siempre se hace más entretenido, para niños y no tan niños. Personalmente, da igual los años que tenga que me sigue flipando ir a un museo y poder toquetear cosas sin parar. Aquí, por ejemplo, había una máquina que "fabricaba" tornados en el agua, sala de espejos donde perderte, otra que creaba ilusiones ópticas y parecías un gigante o un enanito, o máquinas que te cambiaban la cara por al de personajes famosos… En definitiva, cosas terrenales que nos acercan a la ciencia.

Museo de la Ciencia y el Cosmos
¿Fabricamos un tornado? (Museo de la Ciencia y el Cosmos)

Museo de la Ciencia y el Cosmos
A la izquierda, la sala de los espejos. A la derecha, yo convertida en Gollum ^_^
Museo de la Ciencia y el Cosmos

Me parece que es una visita interesante para hacer tanto si vas de turismo a Tenerife como si eres de allí. ¿Qué opinas? ¿Has ido alguna vez a este museo? ¿Vas a ir? ¡Cuéntame!

Con este post me despido, probablemente, hasta septiembre, ¡que me voy de vacaciones! Pero no te alarmes, que seguiré activa en las redes sociales :) Puedes seguir mis aventuras por Cantabria en FacebookTwitterInstagramYoutube y Google + .

¡Hasta la próxima!

Hamburguesería "El Campesino" (Madrid)

04 agosto 2016

Este pequeña hamburguesería se ha convertido en uno de mis favoritos para comer o cenar desde que lo probé en diciembre. Es barato, la comida está rica y encima lo tengo al lado del conservatorio, ¿qué más quiero? :)



Está situado en la Calle Atocha nº 111. Como es una calle muy larga y, aunque sé que existe Google Maps, te explico mejor cómo llegar, que es muy fácil: si subes desde la estación de Renfe de Atocha, está en la acera de la discoteca Kapital, a unos 5 minutos de ahí (ojo que es muy pequeñito y corres el riesgo de saltártelo si no vas pendiente).



A veces te toca hacer tiempo antes de hacer un transbordo, o simplemente llegas con hambre de tu viaje y lo primero que haces es irte al McDonalds o Burger King de turno. ¡Error! Si tienes tiempo, invierte 10 minutos en salir de la Renfe o el Metro hasta este sitio, porque la relación calidad precio es estupenda.



Tienen un menú por unos 10€, aunque confieso que yo nunca lo como porque con la hamburguesa (que cuesta unos 6,5€) ya voy más que servida. Las hamburguesas muy originales, no las típicas normales con queso, bacon y cuatro chorradas más, ¡y son enormes!

Solo le saco un par de pegas a la hamburguesería: la primera, es que una de las camareras no me gusta cómo atiende, porque las dos veces que ha estado ella atendiendo el servicio ha ido lento y mal, llegando a traernos unas patatas casi al acabar de comer porque se había olvidado (después de recordárselo en varias ocasiones…). Sin embargo, el dueño del restaurante -o el que yo imagino que es el dueño- fue muy amable y viendo lo que había pasado, nos invitó a esas patatas, ya que no las habíamos ni tocado.



Y la segunda pega es que el restaurante suele tener las puertas abiertas o se abren constantemente para servir a una pequeña terraza, de forma que en invierno pasas algo de frío y en verano el aire que tienen dentro no refresca suficiente.


Aún con este par de cositas, os recomiendo ir a "El Campesino" :) Merece la pena. ¿Conocías este sitio? ¡Cuéntame!

Si te ha gustado este post, te invito a compartirlo para llegar a más gente que le pueda interesar, y a seguirme en las redes sociales para no perderte ninguna novedad del blog: FacebookTwitterInstagramYoutube y Google + 


Julio en imágenes

01 agosto 2016

¡Buenos días! 

Empezamos la semana y un nuevo mes, ¡bienvenido agosto! Cuento los días que me quedan para irme de nuevo a Cantabria a descansar y a conocer más rincones de la tierruca :) Mientras tanto, os dejo con la selección de imágenes del mes de julio, ¿cuál es vuestra favorita?

No te olvides de seguirme en las redes sociales para no perderte ninguna novedad del blog: FacebookTwitterInstagramYoutube y Google + 

Mi nueva libreta viajera

Daganzo, por la noche
Iglesia de Daganzo

El mejor souvenir canario que me podían traer :D

Pajarito en el jardín

Visitando la Universidad de Alcalá. Preside el señor Cisneros