Febrero en imágenes

02 marzo 2015

¡Buenos días viajeros!

Hoy me he despertado con ganas de mostraros mi resumen fotográfico del mes de febrero, marcado principalmente por un concierto de clarinete en el conservatorio, mi día a día por Atocha y, por supuesto, por mi viaje por tierras sevillanas gracias a Sevilla Inside.

Comienza un nuevo mes, marzo, y espero que venga cargado de buenas noticias y felicidad para todos. ¡Hasta pronto!

Puedes seguirme en las redes sociales donde comparto mis fotos y experiencias viajeras, así no te perderás ninguna novedad: sígueme en  FacebookTwitterInstagramYoutube y Google +


La estación de Atocha, entre nubes y sol


Gracias a la Banda de la Unión Musical "El Maestro" -de la que soy directora- por este maravilloso ramo de flores

Arte callejero en las paredes de Alcalá de Henares

Audición de clarinete en la Sala Manuel de Falla del Real Conservatorio Superior de Música de Madrid

La Giralda, Sevilla

Cuadro del Museo de Baile Flamenco de Sevilla

Disfrutando del jacuzzi en Aire Baños Árabes de Sevilla

Comiendo con unas vistas inmejorables en el Restaurante Abades Triana de Sevilla


Museo flamenco de Sevilla: luces, cámara, ¡tacón!

24 febrero 2015

Una de las cosas que se puede (y ahora sé que también, se debe) hacer en Sevilla es ir a ver el Museo del Baile Flamenco -dirigido por Cristina Hoyos- y disfrutar de su espectáculo. Confieso que es una de las cosas que probablemente nunca hubiera hecho por mí misma, pero gracias al viaje que nos preparó la empresa turística Sevilla Inside, la he hecho y estoy más que contenta.

Museo del Baile Flamenco de Sevilla
Museo del Baile Flamenco de Sevilla

Antes de seguir os cuento, para que nadie se confunda, que a mí no me gusta el flamenco. No soy fan de ese tipo de música, y si me la pones en la radio probablemente te pondré mala cara y resoplaré. Aún así, me encantó el espectáculo. Pero no adelantaré más acontecimientos.

El Museo del Baile Flamenco de Sevilla tiene varias plantas. En la superior hay una exposición de cuadros, todos relacionados con el mundo del flamenco. Muy bonitos, sí, pero quedaron eclipsados momentáneamente por un "castañófono", unos bastones y la joya de la corona, una máquina de hacer ritmos flamencos, todo la mar de entretenido porque podías hacerlo sonar :)

Museo del Baile Flamenco de Sevilla
Máquina de ritmos flamencos del Museo del Baile Flamenco de Sevilla

En otra de las plantas está el museo propiamente dicho, donde se conoce la historia del flamenco a través de medios audiovisuales, de una forma interactiva para el visitante. Se puede hacer la visita hasta en 8 idiomas. Me pareció todo muy interesante, y queda bien complementado con una sala de exposición de trajes utilizados por los bailaores en las actuaciones y con una exposición fotográfica permanente.

Museo del Baile Flamenco de Sevilla
Museo del Baile Flamenco de Sevilla

En la planta baja está la tienda y el tablao. El grupo de bloggers, curiosos, ocupamos asientos en la primera y segunda fila, y nos dispusimos a empaparnos de la ancestral tradición del baile y la música flamenca. (A todo esto sí, yo sentía curiosidad, pero como os he dicho temía morir de aburrimiento porque no me gusta este tipo de música. Nada más lejos de la realidad…)

El espectáculo dio comienzo. Luz tenue, unas sillas. Carmen Lozano y Sergio González salen al escenario y empiezan a bailar, acompañados por la música de un guitarrista y un cantaor. Las chispas saltan en el escenario. Las fotos sé que no son de calidad, pero mi equipo no es muy bueno y yo, queridos, no quería perder detalle de la actuación.

Museo del Baile Flamenco de Sevilla
Carmen Lozano y Sergio González, bailaores del Museo del Baile Flamenco de Sevilla

La cara de los bailaores es súper expresiva. Cada gesto que hacen acompaña perfectamente al sentimiento de la música. Alegría, dolor, concentración, amor… Todo, absolutamente todo, queda reflejado en sus facciones. El cuerpo también impresiona. Son figurines envueltos en trajes flamencos y batas de cola, contoneándose. Tá, tá, tá. ¡Arsa! Se acercan, se alejan, se rozan. Pasión, sensualidad.

Museo del Baile Flamenco de Sevilla
Carmen Lozano bailando en el Museo del Baile Flamenco de Sevilla

Y si la cara y el cuerpo impresionan… Mirando los pies de estos artistas creo que no parpadeé y fui incapaz de cerrar la boca en una hora de show. ¡Menudo taconeo! No se podía filmar el espectáculo, pero aunque se hubiera podido, nada transmite mejor el arte que el directo. Hubo actuaciones solo musicales y los bailaores danzaron juntos y por separado, todas increíbles.

Museo del Baile Flamenco de Sevilla
Sergio González bailando en el Museo del Baile Flamenco de Sevilla

Musicalmente creo que me ha enriquecido bastante el espectáculo. Para quien no lo sepa, además de periodista soy músico (clarinetista) y en mi formación predomina lo clásico. Los ritmos flamencos me parecen complicados, muy ricos, y tengo mucho que aprender de la actitud que mantienen estos artistas en el escenario.

El espectáculo llegó a su fin. No se me hizo nada largo ni aburrido, y la sensación general con la que salimos fue de sorpresa al descubrir que nos había encantado el show hasta a los "no flamencos" :)

Museo del Baile Flamenco de Sevilla
Fin de fiesta del espectáculo del Museo del Baile Flamenco de Sevilla

Conclusión: os recomiendo el espectáculo aunque, como yo, no seáis muy amigos de este estilo. El precio del museo + espectáculo flamenco son 24€, que me parece bastante asequible para ser un museo y una actuación en directo.

¿Qué os ha parecido? ¿Iríais a verlo, habéis ido ya? ¿Os gusta el flamenco? ¡Contadme! Estoy deseando saber vuestras opiniones. Puedes seguirme en las redes sociales donde comparto mis fotos y experiencias viajeras, así no te perderás ninguna novedad: sígueme en  FacebookTwitterInstagramYoutube y Google +


8 cosas que hacer en Múnich (y una de propina)

16 febrero 2015

El post más visto de mi blog es el que le dediqué a la ciudad alemana de Munich. Como se me fue un poco de las manos eso de escribir, decidí separarlo en 2 post para no hacerlo demasiado pesado. Ahora, tras la gran acogida de esta ciudad y teniendo en cuenta que he vuelto a visitarla hace unos meses, he decidido unificar algunas de las cosas que hacer y ponerlas aquí de una forma más esquemática. ¡Espero que os sea igual de útil la información!

1. Sube a la iglesia de Sankt Peter
La subida a la torre cuesta 2€ (1€ si eres estudiante) y 299 escalones. Dicho así, asusta, pero se suben muy bien. Merece mucho la pena, ya que desde allí tienes unas vistas privilegiadas de Marienplatz y de prácticamente todo Munich. Así matas varios pájaros de un tiro, ya que podrás contemplar y/o fotografiar muchas cosas desde el mirador.

Está situada en Rindermarkt 1 (al lado de la mencionada Marienplatz).

Marienplatz, Munich
Marienplatz, desde la torre de Sankt Peter

Vistas de Munich desde la torre de Sankt Peter
Vistas de Munich desde la torre de Sankt Peter


2. Toca un león
No uno cualquiera, no seas bruto, sino uno de los 4 que se sitúan en la puerta de la Alte Residenz. Dice la leyenda que si tocas uno volverás a Munich, si tocas dos puedes pedir un deseo y con tres tendrás buena suerte. Si tocas los cuatro no sé qué pasará… Solo sé que yo toqué uno hace 4 años y he vuelto :) Puedes ver a estas fieras hechas de metal en Odeonsplatz.

Tocando un león de Odeonplatz
Tocando un león de Odeonplatz

3. Compara tu pie con el del diablo
Esto fue otra de las cosas que no hice la primera vez que fui a München y que es curiosa: ver la pisada del diablo. Donde veas un pegote de turistas que no hace ni caso a la belleza de Frauenkirche, ahí estará. Esta iglesia (la catedral, Dom) fue destruida casi en su totalidad en la Segunda Guerra Mundial y reconstruida más tarde, aunque aún conserva en su interior piezas originales del siglo XV. Yo he estado dos veces en Munich (una en 2011 y otra en 2014) y las dos veces la he visto en obras por fuera.

Frauenkirche está situada en Frauenplatz (tiene sentido, ¿no? xD)

La pisada del diablo (la de la derecha :P) En Frauenkirche


4. Toma una cerveza y un bretzel en Hofbräuhaus
Más te vale que te guste la cerveza o que puedas fingir que te gusta o que lleves a alguien que se beba la tuya o que… En fin. Que te tomes una cerveza porque si no te mirarán raro, os lo digo por experiencia :) Es complicado sentarse allí porque siempre está hasta arriba, pero si encuentras sitio aprovéchalo. También te puedes pedir codillo o algún asado, yo no lo he probado por falta de presupuesto pero tenían una pinta… ¡mmmm! 

Si no te apetece tomar nada, puedes asomarte por curiosidad para ver esta cervecería, su ambiente, la gente vestida con dirndl (traje bávaro de chica) y lederhosen (traje bávaro de chico) y música en directo, que suele haber un grupo tocando música típica de allí.

Hofbräuhaus
En Hofbräuhaus con un señor vestido con su lederhosen

Hofbräuhaus
Hofbräuhaus 

5. Admira (y si puedes, escucha) la Ópera de Munich
Desconozco si hay algún tour guiado por el interior, ahora mismo no lo encuentro por ningún lado (si alguien me puede iluminar… La próxima vez lo hago), pero lo que sí sé es que este grandioso edificio acoge una buena programación operística. Así que si eres un entusiasta de este género y tu bolsillo se lo puede permitir, disfruta de la buena música en este templo, destruido y reconstruido dos veces en toda su historia (una por un incendio, otra por la Segunda Guerra Mundial).

Ópera de Munich
Ópera de Munich


6. Piérdete por el Englischer Garten
Uno de los pulmones de Munich es este. El parque más grande de la ciudad está a un paseo del centro, por lo que te recomiendo ir en bicicleta o en transporte público (yo fui andando por ahorrar y perdí mucho tiempo. De hecho me perdí para volver al centro). Una de las cosas más llamativas que puedes hacer en el Jardín inglés -así se traduce el nombre- es surfear.



7. Pasea por Olympiapark
Aunque el parque más grande y más conocido de Munich es el Englischer Garten, os recomiendo conocer este otro, el Olympia Park (gracias Alejandro por la sugerencia). Se construyó para los Juegos Olímpicos de 1972, y hoy puedes recorrer su verde paisaje, disfrutar del lago, del Sea Life (un acuario, unos 15€ la entrada), y de una torre de observación. Si deseas ver Munich, por lo que he leído es mejor que subas a la torre que os he dicho en el punto 1, más barata y mejores vistas.

Está un poco alejado del centro, puedes llegar en metro (parada Olympiazentrum).



8. Visita el Zoo de Munich
Un buen plan para pasar el día, sobre todo si vas con niños, es ir al Zoo de Munich. Es bastante grande, y me parece barato para lo que suelen ser los zoológicos. El tierpark cuesta 14€ la entrada de adulto y 5€ la de niño, aunque te recomiendo que mires en su web porque tienen bastantes ofertas. El carnet de estudiante de aquí de España también te sirve para que te hagan descuento allí.



9. Emborráchate Diviértete en el Oktoberfest
La razón por la que no he puesto 9 cosas que ver en Munich es porque esta última depende de la época en la que vayas. Si coincide que pasas allí a eso de finales de septiembre (sí, septiembre, no octubre) te recomiendo que vayas a ver el ambiente aunque no te guste la cerveza. ¡Merece la pena!




¿Qué te parece? Si te has quedado con más ganas de Munich te recomiendo leer mis otros post, más extensos: Munich parte I y parte II. Además, puedes seguirme en las redes sociales donde comparto mis fotos y experiencias viajeras  FacebookTwitterInstagramYoutube y Google +

Mi regalo viajero más romántico: el ascenso al Teide

09 febrero 2015

¿Cuál es el regalo más romántico que te han hecho? ¿Y el regalo viajero más romántico? Os contaré cuál ha sido el mío, espero que os animéis a comentarme los vuestros :) Es la semana de San Valentín y de carnaval, y ya que la pasada le dediqué un post a una ciudad con fama mundial por su carnaval, ahora toca hablar del amor ;)


Teide
Viendo amanecer desde el Teide

Este pasado verano, como sabéis, mi novio y yo estuvimos en Tenerife. La visita obligada si vas a esta isla es conocer el Teide, por lo que, a pesar de que yo no organicé el viaje, sabía que tarde o temprano iríamos al volcán. Y por fin llegó el día. Por aquellas fechas iba a ser mi cumpleaños, y uno de los regalos que me hizo mi novio fue, ni más ni menos, gestionar la subida al Teide haciendo noche en el Refugio. ¿Qué hay más romántico que ver las estrellas y el amanecer, con la persona que quieres, en la cima de España?

Bueno, como sé que tú, viajero que me lees ahora, probablemente te importen un pito mis cursilerías, voy a darte un poco de información útil.

EL TEIDE

Si has llegado hasta aquí probablemente sabrás que el Teide es un volcán que está en pleno centro de la isla de Tenerife, y que este Monumento Natural mide 3.718 metros de altitud, convirtiéndose así en el pico más alto de España. Lo que no todo el mundo sabe es que al lado del Teide se sitúa Pico Viejo, otro volcán canario que queda siempre eclipsado por su compañero. Ambos pertenecen al Parque Nacional del Teide, que abarca 18.990 hectáreas de la geografía tinerfeña.

Teide
El Teide, a la derecha. Pico Viejo, a la izquierda. Foto muy típica, lo sé, pero también muy ilustrativa.


CÓMO VISITARLO

Al igual que hice cuando os hablé de los Acantilados de los Gigantes, aquí también os traigo varias opciones para conocer el Teide, dependiendo de la disposición que tengáis a caminar más o menos.

1. Contrata una excursión
Si buscas en internet hay muchas empresas que realizan excursiones organizadas. Tienes desde el típico viaje en bus que te enseña el Teide desde el quinto pino, hasta excursiones en 4x4 o cenas románticas por la zona con vistas al volcán. A mí no me gusta porque me suele parecer caro para ver las cosas de lejos y con mucha gente.

2. Haz una ruta a pie
Para mí, la forma más satisfactoria y económica de conocer el Teide. Dentro del parque hay una veintena de senderos, entre los que puedes elegir según el nivel de dificultad que desees. Nosotros elegimos el sendero nº 7, de Montaña Blanca al Pico del Teide, cuya dificultad es alta. 

Teide
Haciendo la ruta número 7


Puedes consultar los senderos que hay en la página de Senderos BTT, que me parece que viene bien explicado. No obstante, si te decides por alguna te recomiendo contactar con turismo de las Canarias o con algún organismo del Parque del Teide para que te informe bien. Además, puedes leer el post de "consejos para senderistas principiantes como yo", para que veas que, por poco deportista que seas puedes hacer rutas :)

3. Sube en teleférico
El teleférico se encuentra en la carretera TF - 21 (km. 43) y tiene un precio de 13€ por trayecto (es decir, solo la subida o la bajada). Si eliges esta opción, debes reservar entrada, ya que tiene plazas limitadas -unas 75 por hora) y se suelen llenar si lo dejas para última hora. Para llegar hasta el teleférico puedes hacerlo bien en coche, bien en transporte público. Puedes consultar la web Teleférico Teide para más información.

Teide
Descendiendo del Teide en teleférico 


ASCIENDE HASTA LA CIMA

Si ya has leído todas las opciones anteriores y la tuya es la número 2 (hacer una ruta a pie) te recomiendo que hagas el sendero nº 7, que es el que yo hice. Pero antes de seguir, has de saber que se necesita un permiso especial para llegar hasta la cima. Para obtenerlo tienes que solicitarlo en la web de la Red de Parques Nacionales.

Teide
Paisaje de la ruta número 7


Ahora yo os cuento cuál fue mi plan, y vosotros elegís si hacer este o buscar una alternativa. Antes de subir al Teide reservamos una noche en el Refugio Altavista (del que os hablaré en otro post), de forma que el permiso de subir hasta el mismísimo cráter lo pudiéramos usar para ver amanecer allí.
El día que decidimos ascender hicimos el sendero 7 (que nos llevó 3horas, así que hay algo que no me cuadra si veis cuánto se tarda, supuestamente, según la web) y cenamos en el refugio. 

Teide
La sombra del Teide, al atardecer.

Esa misma noche llegamos a la conclusión de que al día siguiente estaríamos cansados y que nos faltaría agua para el descenso, por lo que compramos las entradas del teleférico, que milagrosamente quedaban. Al día siguiente salimos sobre las 5,30 de la mañana para llegar al cráter a la hora del amanecer, y luego hicimos la bajada en el teleférico, desde donde regresamos al coche.

Amanece en Tenerife. Así se ve desde la cima del Teide



De momento, esto es todo. Más adelante haré un post más personal con lo que sentí durante el ascenso al Teide, que no tiene nada que ver con el mal de altura, os lo aseguro. También quiero dedicarle más espacio a la ruta número 7, pero poco a poco.

Espero que disfrutéis de una maravillosa semana, y si os animáis, me hagáis feliz a mí siguiéndome en las redes sociales FacebookTwitterInstagramYoutube y Google +


ACLARACIÓN: los enlaces de este post son informativos, porque me han parecido útiles y en ningún caso patrocinados.

Qué ver en Santa Cruz de Tenerife (además del Carnaval)

04 febrero 2015

¡Buenas tardes viajeros!

Este año ha llegado febrero y la gente está como loca, dividida entre qué disfraz ponerse en carnaval y qué detalle regalarle a su pareja en San Valentín. Y es que… ¡se nos junta todo el 14 de febrero! Yo hoy me voy a centrar en la ciudad donde se celebra uno de los carnavales más famosos a nivel mundial: Santa Cruz de Tenerife. Tal vez estés preparando una escapada ahora o dentro de poco, y espero que los datos que te doy sean de utilidad para preparar tu viaje.

CARNAVAL                                                                             
Por desgracia, no he podido nunca vivirlos en directo, pero eso no impide que pueda imaginar lo divertidos y espectaculares que son. Solamente por el hecho de no pelarte de frío con el disfraz que elijas (como me pasa siempre en Madrid) tienen que ser fantásticos. Este año llevan desde el 21 de enero con actividades: desde la presentación de las reinas de carnaval, pasando por los concursos de murgas, comparsas y diversas agrupaciones musicales, hasta los desfiles de disfraces. Así, hasta el 22 de febrero, que se celebra el Gran Fin de Fiesta. En la web oficial del carnaval puedes consultar todo el programa completo.

LA CIUDAD: QUÉ VER EN SANTA CRUZ                          

Confieso que no pasé tanto tiempo en Santa cruz como me gustaría, pero aún así dediqué varios ratos a patear. Así que, porque hay vida más allá del carnaval, os traigo algunos de los lugares más importantes de Santa cruz.

Iglesia de Nuestra Señora de la Concepción
Fue la primera iglesia tinerfeña que vi, y me resultó curiosa. Con anterioridad he conocido iglesias de piedra, de ladrillo, incluso de pizarra, pero nunca había visto una de color blanco con detalles de piedra (basalto oscuro). El interior sigue el mismo estilo, como podéis observar en la fotografía. Este templo, comenzado a construir en el siglo XVI, se sitúa al lado de la Calle Bravo Murillo, a la altura de la Plaza de Europa. La entrada es gratuita.

Iglesia de Nuestra Señora de la Concepción
Iglesia de Nuestra Señora de la Concepción

Iglesia de Nuestra Señora de la Concepción
Iglesia de Nuestra Señora de la Concepción


Convento de los Franciscanos
Aquí no pude entrar, pero sí lo vi por fuera en mi paseo nocturno. La fachada que vemos hoy data del siglo XVIII, y el estilo es muy parecido al de la iglesia de la Concepción.

Convento de los Franciscanos
En primer plano, un drago. Detrás asoma el Convento de los Franciscanos


Plaza de España
Aunque no se aprecia casi nada en la foto, es una bonita plaza que además es la más grande de la ciudad. Se sitúa entre la Plaza de la Candelaria y la Avenida Marítima. Yo la vi de día también pero no tengo foto, recomiendo usar a San Google para verla mejor :)

Plaza de España, por la noche

Parque García Sanabria
Es uno de los parques de Santa Cruz, y en él podemos disfrutar de un agradable paseo (diurno y nocturno), a lo largo del cual veremos plantas autóctonas de las islas -como los famosos dragos- y una exposición de esculturas. El parque está en la Rambla de Santa Cruz, esquina con Calle Numancia.

Parque García Sanabria, por la noche
Parque García Sanabria, por la noche

Mercado Nuestra Señora de África
Por lo visto es más conocido como "La Recova", y lleva abierto desde 1943. Es el más importante de la ciudad y tiene anexo un centro comercial. Yo paseé por allí una mañana y me encantó el ambiente, son todo tiendecitas pequeñas y algún puesto de estos de bisutería (súper barato y con cosas preciosas, por cierto). Se encuentra en la Calle San Sebastián.

Mercado Nuestra Señora de África
Mercado Nuestra Señora de África

Mercado Nuestra Señora de África
Una tienda del Mercado Nuestra Señora de África


Museo Militar
Te guste o no la historia, creo que la visita a este museo es obligada. La entrada es gratuita, por lo que no supondrá un cargo extra para tu bolsillo. Es un paseo ameno por la historia militar de Santa Cruz, en el que podrás ver cuadros, artillería diversa, maquetas, uniformes… Vamos, de todo un poco. Está situado en la Calle San Isidro 1.
  • Otros museos: yo solo visité el Militar, pero Santa Cruz cuenta con más museos: el de Bellas Artes, el de La Recova (que no es el mercado), el Museo de la Naturaleza y el Hombre y la Sala de Arte de los Lavaderos.
Museo Militar
Museo Militar


DÓNDE BAÑARSE: PLAYAS                        

Como estaba todo el día de arriba abajo, no pude disfrutar de las playas de Santa Cruz. El único día que iba a ir a una (las Teresitas, una de las más famosas por tener arena clara), resulta que el temporal había roto y arrastrado unas piedras del paseo marítimo y se formó un atasco increíble. Además de las Teresitas están las playas de Las Gaviotas, del Roque de las Bodegas, de Almáciga y de Benijo.

COMIDA Y ALOJAMIENTO                        
  • Yo estuve alojada en el Hotel Taburiente ***, situado al lado del Parque García Sanabria. Podéis leer la reseña del hotel pinchando aquí.
  • Comer solo comí en un sitio (además de en el hotel), el día de la visita fallida a la playa de las Teresitas. Fue el Restaurante "La Pandorga", que os recomiendo. Podéis leer más información en mi reseña.
Hotel Taburiente ***
Hotel Taburiente ***


Esta es toda la información que os puedo dar. Como veis, Santa Cruz de Tenerife tiene bastantes cositas, así que si vais no dejéis de pasear por allí. Como nunca se sabe cuándo se volverá a un lugar, acepto recomendaciones y sugerencias que se me hayan pasado. ¿Qué os ha parecido el post? Es diferente del estilo al que acostumbro, he intentado hacerlo un poco más conciso y práctico.

No dejéis de comentar y de seguirme en las redes sociales :) FacebookTwitterInstagramYoutube y Google +

Enero en imágenes

02 febrero 2015

¡Buenos días! 

Vamos ya por el segundo día de febrero (lunes, agggg) y os traigo la sección -para unos querida y para otros cutre- "En imágenes" No es que haya sido un mes muy prolífico (de hecho pensé hasta cancelar la sección este mes) pero al final me he animado. Aunque sean pocas fotos... ¡Sean bienvenidas! :) 

¡Feliz semana para todos! Os recuerdo que podéis seguirme en las redes sociales para no perderos ni una novedad del blog: FacebookTwitterInstagramYoutube y Google +

Esta es mi vida blogger, domingo por la noche con el portátil, el perro y Desafío Extremo 

Las ventajas de llegar al conservatorio a las 8:30 de la mañana son estas :)

Al poco de publicar la foto subieron los seguidores y ya vamos por 4.030, ¡gracias!

Ser de pueblo también tiene ventajas. Fotografía sacada desde el autobús de vuelta a casa

Cita viajera del año, ¡Fitur!

Uno de los stands de la Feria


Otra mirada a Fitur

29 enero 2015

Ya ha llegado y, para mí, ya ha pasado esa fecha señalada en rojo en los calendarios de los viajeros y profesionales del sector turístico. Ya ha pasado FITUR. Porque aunque aún queda un día para visitantes "profesionales" y un par de días para "turistas" (lo entrecomillo porque no sé hasta qué punto son ciertos ambos términos) yo no podré ir más días.

Fitur 2015
Pensando en destinos para el verano

No puedo ir más días por lo mismo que tampoco estoy ahora mismo en el #Birratour organizado por Madrid Travel Bloggers… Estudios, vivir en un pueblo y tener que madrugar. Qué dura la vida del estudiante :(

Después de aburriros con mis lamentaciones, os diré que hoy he estado paseando por FITUR y que me lo he pasado de lujo. El título de mi post es un guiño a mi acompañante en la feria: mi mamá bloguera y viajera Gloria, del blog Otra mirada

Fitur 2015
Con mi madre, bloguera de Otra mirada

Juntas hemos disfrutado de los diferentes stand, hemos recorrido el mundo que está ahí, representado por cajitas de cartón, flores de verdad y de mentira y productos típicos de cada zona. Con personas muy sonrientes, vestidas con trajes regionales. Con personas que se abalanzan sobre bolsas, stand y merchandising varios. En fin, hemos compartido espacio con especies de todas clases ;)

Fitur 2015
Fitur 2015

Fitur 2015
Fitur 2015 (tenía que probar mi móvil nuevo, es mi primera panorámica)

Fitur 2015
Fitur 2015 - Stand de Burgos

Este año ya es el cuarto año que acudo acreditada como bloguera. Es un honor que sigan considerándonos dignos de tal beneficio, aunque este año se ha echado de menos que organizaran alguna actividad específica para nosotros, los blogueros. Aún así los grandes de Travel Bloggers Meeting han organizado, aprovechando las fechas y la concentración viajera, el #TBM2015UK, al margen de FITUR. De nuevo no podré asistir, pero les felicito por haberlo organizado y porque, seguro, será un éxito.

Fitur 2015
Fitur 2015 - Muñecas rusas

Por lo demás, mi preferido sigue siendo el pabellón de América, lleno de color, ricos olores, música y danza por doquier. Confieso haber cogido unas patatas de limón de Colombia, que no me han gustado mucho… También algún folleto (que para eso he ido), un boli y caramelos. ¿Quién puede resistirse? En fin… Que si una va todos los años a FITUR no va a ser igual la crónica (aunque este año tengamos rey nuevo), enumerando stands y empresas, ¿no?

Fitur 2015
Danzas de la República Dominicana


Espero que hayáis disfrutado de mi pequeño reportaje, os he echado de menos a los que vosotros sabéis, que no voy a enumerar aquí porque sois unos cuantos jejeje. Con la esperanza de coincidir en futuras ocasiones y de que sigáis leyéndome como hasta ahora, me despido. Os recuerdo que podéis seguirme en FacebookTwitterInstagramYoutube y Google + ¡Buenas noches!


La casualidad ha propiciado el reencuentro con esta fantástica familia (Octavio y Montse de "Un mundo para 3")