ALOJAMIENTOS: Hotel Águilas Playa *** (Águilas)

24 julio 2017

Gracias a la música he tenido la oportunidad de viajar y conocer sitios nuevos. En este caso, un concierto en Águilas me ha llevado a alojarme en este hotel, cuyo coste cubrió la banda.
 
 
DÓNDE ESTÁ
El hotel está muy bien situado. A tres minutos andando de la playa, y a diez minutos caminando prácticamente a cualquier sitio de interés de la zona, como por ejemplo el auditorio, el puerto o la plaza.
 
INSTALACIONES
 
Habitaciones: en general, bastante amplias, bien decoradas y acogedoras. Es cierto que la habitación que nos tocó a mi hermana y a mí no era la mejor (daba a un patio interior y era poco luminoso), pero vi otras que daban a la calle y tenían una zona con unos silloncitos que quedaba muy chill out.
 
 

Baño: perfectamente equipado con amenities, toallas y secador de pelo. Además, tenía la particularidad de que el váter y la ducha estaban separados por una puerta de la zona del lavabo, lo que hacía que fuera más útil, eliminando peleas entre hermanas por el uso del baño 😄
 
 

 
Zonas recreativas: el hotel cuenta con una piscina (no muy grande) y un chiringuito en la azotea del hotel.
 
Comida: este es el único punto que no me gustó mucho. Teníamos desayuno y comida incluidas, tipo buffet. No era un buffet excesivamente grande, y encima la comida no estaba muy rica (en general, tirando a sosa) y en varias ocasiones tuvimos que usar un microondas que había en el mismo comedor para calentarnos la comida, que estaba fría.
 
 
 
PRECIO

Como digo, yo no he pagado el hotel, pero mirando en varias webs de reservas he podido ver que el precio de una noche de julio, habitación doble en media pensión son 115€.
 
VALORACIÓN Y OPINIÓN PERSONAL

Le doy un 8/10. El hotel en general estaba muy bien, pero como digo la comida no estaba a la altura y para mí eso es muy importante. Es un notable alto así que, si estás buscando un alojamiento en Águilas, por supuesto que te lo recomiendo.
 
 
Si te ha gustado el post, te invito a seguirme en las redes sociales para no perderte ninguna novedad del blog: FacebookTwitterInstagramYoutube y Google + y a compartirlo ↓ 😉

Museo Marítimo de Asturias (Luanco)

17 julio 2017

Si te gusta el mar, si te gustan los museos o te gustan ambas cosas, este es tu sitio. El Museo Marítimo de Asturias tiene su sede en la villa marinera de Luanco, y en él se exponen más de 7.000 piezas divididas en cuatro zonas: biología marina, carpintería de ribera, pesca tradicional e historia de la navegación.
 
 

El precio de la entrada general son solo 2,8€, por lo que merece la pena darse un garbeo por el interior del museo. Si aún así no entra en tu presupuesto, los martes la visita es gratis, así que el dinero no es excusa 😉
 
 

Nada más entrar al museo, ya estuvimos entretenidos un buen rato con un juego de hacer nudos. Si sois como nosotros y os distraéis con una mosca (o con un nudo) id con tiempo para recrearos en estas cositas.
 
 
 
Cuando conseguimos empezar de verdad la visita lo hicimos por la planta baja, dedicada a la biología marina. Aquí pudimos ver todo tipo de flora y fauna marina, incluyendo un montón de "bichos" de esos que hacen que te replantees si quieres volver a meter un pie en el agua 😱
 
 

La sección de carpintería de ribera ocupa la nave principal del museo -junto con la de la pesca tradicional-, y hace hincapié en la importancia que tuvo Luanco en la construcción de embarcaciones. Para que conozcas más de cerca este oficio, han recreado los talleres de construcción de un astillero.
 

 
La primera planta del museo está dedicada a la historia de la navegación. He de decir que, aunque no te importe nada demasiado la historia de la navegación, esta planta merece muchísimo la pena por las casi 100 maquetas que tiene. Hay reproducciones de barcos diminutas y otras a una escala bastante grande. Por haber, ¡hay hasta una parte dedicada a los barquitos de juguete! Barcos de plata, de sal, de marfil…
 
 

En definitiva, es un museo súper entretenido que, aunque consideres que las cosas del mar no son lo tuyo, merece la pena visitar. Te recuerdo que me puedes seguir en  FacebookTwitterInstagramYoutube y Google + :) si no lo haces ya, y si te ha gustado el post, te animo a que lo compartas en las redes sociales pinchando en uno de los botones de aquí abajo ↓

Las Dunas de Liencres, un paisaje de contrastes

11 julio 2017

Cantabria nunca dejará de sorprenderme. Por eso el verano pasado, cuando me dijo mi novio "venga, que hoy vamos al Parque Natural de las Dunas de Liencres" dije… ¿Cómo? ¿Dunas? Llamadme loca, pero eso de las dunas me sonaba a otros lados, no a Cantabria.
 
 

Pero efectivamente, en Piélagos, a unos 15 kilómetros de Santander, se encuentra esta reserva natural. Tiene nada más y nada menos que 195 hectáreas que, además del sistema dunar, incluyen dos playas, varias calas y bosque de pino marítimo.
 
 

Hay un parking (no muy grande) para dejar el coche y luego continuar a pie hasta las playas o a hacer alguna ruta. Nosotros hicimos una que bordeaba los acantilados, pasaba por las dunas, -consideradas como unas de las más importantes del norte de España- y desembocaba en la playa.
 
 

La zona de los acantilados estaba de un color verde precioso, por eso parecía increíble que, unos pasos más allá, hubiera dunas que te hicieran sentir como en el desierto. No eran muy grandes (no te crees unas expectativas altas, que tampoco son las del desierto de Gobi), pero sí era curioso el paisaje que formaban. Había dos tipos de dunas: las dunas móviles, que se encuentran junto a la playa y las dunas que se han fijado gracias a algunas especies vegetales.
 
 

La ruta es muy fácil y cómoda, como el que da un paseo por el parque, con la diferencia de que puedes contemplar el mar mientras tanto. Además, ¡cuando acabes puedes darte un bañito en la playa para refrescarte! Te recomiendo que vayas temprano, porque luego se pone hasta arriba y es complicado aparcar. Y si es verano, la temperatura será más agradable a primera hora.

¿Qué te ha parecido este rincón de Cantabria? ¿Lo conocías? ¿Te ha sorprendido tanto como a mí? Te recuerdo que me puedes seguir en  FacebookTwitterInstagramYoutube y Google + :) si no lo haces ya, y si te ha gustado el post, te animo a que lo compartas en las redes sociales pinchando en uno de los botones de aquí abajo ↓

Ruta Chamorga-Roque Bermejo

03 julio 2017

Hace ya unos años de mi viaje por Tenerife, pero aún me queda algún que otro post en la manga. Este es uno de ellos: la ruta desde Chamorga hasta Roque Bermejo.
 


Para hacer esta ruta es necesario llegar hasta Chamorga, una diminuta localidad de la zona de Anaga. El macizo de Anaga es alineación montañosa que ocupa el extremo nororiental de la isla, con gran valor ecológico gracias a su bosque de laurisilva.
 
 

Comenzamos con la ruta. Aparcamos el coche en la entrada del pueblo y buscamos los carteles que nos indican la dirección a seguir. ¿Te sabes el chiste ese de dos que iban a hacer un sendero y se equivocan de camino, haciendo una ruta muchísimo más complicada? ¿No? Yo te lo cuento ahora.
 
 

En principio, se supone que la ruta que íbamos a hacer era circular, pero acabó siendo de ida y vuelta por el mismo camino, lo que tiene dos grandes inconvenientes: el primero, que ves dos veces lo mismo (si es algo maravilloso y lindísimo está bien, pero cuando no lo es tanto… pues eso) y el segundo que si la ida fue complicada, la vuelta lo fue más, porque encima vas cansado.
 
 
El camino desde Chamorga hasta la playa de Roque Bermejo es muy duro. Si no estás muy puesto en esto del senderismo, te recuerdo que puedes leer este post con consejos para senderistas principiantes. Y si no, solo te recordaré que para esta ruta es muy importante…
  • Llevar agua y algún tentempié.
  • Echarse crema solar de un factor protector alto.
  • Llevar un gorro.
  • Llevar bañador para refrescarse en la playa.
 
 
En la ruta apenas hay sombra, así que es muy importante que no te falte hidratación y protección. El paisaje no me resultó especialmente bonito al principio (al contrario, por ejemplo, de otras rutas como la del Barranco de Masca), pero sí que es entretenido. Vas viendo gran variedad de cactus, cruzándote con diferentes clases de lagartos, cabras, perros, cuevas en la montaña; pasamos por unas casitas en ruinas y por una ermita. A lo lejos vimos el Faro de Anaga (hay otra ruta que lleva hasta allí) y por fin, conseguimos bajar hasta la playa.
 
 
 

No llegamos a ir hasta el pueblo. Nos quedamos en un pequeño muelle, contemplando aquellas rocas inmensas y la arena negra, que tanto contrastaba con el azul del mar. Después de refrescarnos, iniciamos el ascenso de nuevo. Se hizo duro no, lo siguiente. Aparte del cansancio de haber hecho la mitad de la ruta, de tener que volver por el mismo lado y del sol que hacía, se juntaba que me acababa de venir la regla y que tenía unos dolores que me iba a dar un patatús. Por suerte, ¡llegué sana y salvo hasta el final de la ruta! Muy cansada y sedienta, pero todo bien.



Y hasta aquí la ruta de Chamorga a Roque Bermejo. Siento no haber podido dar más información útil, pero perdí mi libreta viajera donde anoté todo lo de Tenerife, me he olvidado de datos como los kilómetros recorridos o el tiempo que nos llevó hacer la ruta 😞

Te recuerdo que me puedes seguir en  FacebookTwitterInstagramYoutube y Google + :) si no lo haces ya, y si te ha gustado el post, te animo a que lo compartas en las redes sociales pinchando en uno de los botones de aquí abajo ↓

Junio en imágenes

01 julio 2017

¡Buenos días!
 
Ya estamos a 1 de julio, ¡cómo pasa el tiempo! Si hace dos días que estaba preparando mi recital de fin de carrera y ya ha pasado... 😲
 
En las fotos podéis ver una iglesia de Alcalá de Henares decorada para el orgullo gay, el arcoíris que nos acompañó de vuelta de Baena, un atardecer en Baena y otros momentos del mes de junio. ¿Cuál es vuestra favorita?
 
Te recuerdo que me puedes seguir en  FacebookTwitterInstagramYoutube y Google +  si no lo haces ya 😉, y si te ha gustado el post, te animo a que lo compartas en las redes sociales.







Índice de viaje a Cantabria (2016)

26 junio 2017

Hace poco, mientras hacía revisión de post y orden del blog, me di cuenta de que no había publicado el índice del viaje a Cantabria del 2016, ¡qué despistada! Te pido disculpas y como dice el refrán, más vale tarde que nunca 😇
 
Para que puedas organizarte si estás por allí, te pongo los itinerarios que hice yo en mi último viaje. Algunos post ya están publicados y otros están por publicar; en cualquier caso, si tienes alguna duda puedes dejar un comentario o escribirme un mensaje al correo o a las redes sociales.
 
Si vas a visitar Cantabria, también te puede interesar el índice viajero de 2013.
 
 
 
  • Día 1: Salida de Madrid. Suances.
  • Día 3: playas de Cantabria (ya haré un post explicando en cuáles estuve)
  • Día 4: Dunas de Liencres.
  • Día 5: Cabezón de la Sal.
  • Día 7: Cartes / Corrales de Buelna / Bárcena de Pie de Concha.
  • Día 8: Gala floral de Torrelavega.
  • Día 9: Mirador Peña Cabarga / Heras
  • Día 10: Fontibre (naciemiento del Ebro) / Castillo de Argüeso / Poblado cántabro
  • Día 11: Valles Pasiegos (Santiurde de Toranzo / Santuario de Nuestra Sra. de Valvaluz)
  • Día 12: Bárcena Mayor. Vega de Pas.
  • Día 13: Faro de Santoña / Batalla de Flores de Laredo
  • Día 14: Guerras Cántabras en Corrales de Buelna
Te recuerdo que me puedes seguir en  FacebookTwitterInstagramYoutube y Google + :) si no lo haces ya, y si te ha gustado el post, te animo a que lo compartas en las redes sociales pinchando en uno de los botones de aquí abajo ↓ ¡Hasta la próxima, viajeros!

Cudillero desde arriba, desde abajo y desde dentro

19 junio 2017

Si hay un pueblo distinguido por su color, ese es Cudillero, en Asturias. Sus pintorescas casitas parecen brotar directas de la montaña, y el encanto que despide le ha hecho ganarse el título de Conjunto Histórico Artístico. En este post vamos a conocer Cudillero desde tres puntos de vista: desde dentro, desde abajo y desde arriba, ¿me acompañas?
 

 
Desde dentro
Lo primero que llama la atención de esta villa marinera es la construcción de sus casas, todas de colores y construidas en lo que parece un gigante y natural anfiteatro. Otra cosa curiosa pero que no se ve es su lengua, el pixueto, un dialecto asturiano que va cayendo en desuso poco a poco pero que se utiliza en el pregón de L'Amuravela, una fiesta donde se narra en clave de humor -y en pixueto- lo ocurrido durante el año. Se celebra el 29 d junio.
 
 
 
Pasea, admira cada rincón, tómate algo en la Plaza de la Marina y, cuando la encuentres, pasa a la Iglesia Parroquial de San Pedro. En el interior de este templo del siglo XVI te encontrarás un estilo sobrio, con varias tallas barrocas, donde hasta las lámparas hacen un guiño al mar.
 

  
Desde arriba
Sube hasta lo más alto del pueblo y contempla la inmensidad del mar, los tejados de las casas y el faro de Cudillero, en pie desde 1858. Es un paseo muy agradable, y puedes hacerlo con tranquilidad, parándote a descansar en cualquier rincón si te fatigas de subir escalones.
 
Desde abajo
Cuando te hayas cansado de mirar el Cantábrico, baja hasta el puerto y prueba a tocarlo. Mete las manos, mete los pies. Métete entero si te atreves. Yo no me atreví, el agua estaba demasiado fría y el día no ayudaba con el cielo encapotado.
 

 
Hasta aquí mi visita por Cudillero. ¿Me recomiendas algo más por visitar? Si tienes pensado comer por allí, te dejo la reseña del restaurante donde yo lo hice: el restaurante "los Arcos".
 
Si te ha gustado este post, te invito a compartirlo para llegar a más gente que le pueda interesar, y a seguirme en las redes sociales para no perderte ninguna novedad del blog: FacebookTwitterInstagramYoutube y Google +.