Los Corrales de Buelna, tierra de las Estelas Gigantes

15 enero 2018

Corrales de Buelna es un municipio de Cantabria famoso por celebrar a finales de agosto las Guerras Cántabras, una fiesta que recrea la batalla entre romanos y cántabros que tuvo lugar hace más de dos mil años. Además de esto, Corrales tiene su encanto, y merece la pena dedicarle un día –o una mañana- a conocerlo.


Empezaremos el recorrido en el Palacete de los Mazarrasa, hoy Casa Consistorial de la localidad, donde se puede coger información turística para organizar nuestra visita. Después podemos ver las réplicas de las Estelas Gigantes de Barros y Lombera, cuyos originales se encuentran en el Museo de Prehistoria de Santander y en el Parque de las Estelas, que por lo visto abre en contadísimas ocasiones. Este parque se encuentra en la localidad de Barros, que forma parte del municipio de Corrales de Buelna.


Corrales alberga varias casonas y palacetes que son un ejemplo de la arquitectura civil que ha ido desarrollándose en la zona a lo largo de los siglos: el Palacio de los Condes de Mansilla (siglo XVII), la Casona de José María Quijano (siglo XVIII-XIX) o la Casa Pilatti (siglo XX) son algunas de estas muestras arquitectónicas.


En cuanto a arquitectura religiosa, tenemos que destacar el Santuario de Nuestra Señora de Las Caldas de Besaya, situado en la localidad del mismo nombre, a escasos 8 kilómetros de Corrales. El monasterio, construido a principios del siglo XVII, destaca entre otras cosas por un conjunto de retablos barrocos.


La Iglesia parroquial de San Vicente Mártir pude visitarla con guía de forma gratuita gracias a las visitas culturales que organizaba el Ayuntamiento en verano. Es un edificio muy interesante, construido a principios del siglo XX. Tiene un edificio adosado que era un asilo de ancianos pero que ya no cumple la normativa, por lo que se usa para otros fines. Allí conocimos a Paco, un señor de 92 años que se encargaba del mantenimiento. ¡Menudo campeón!


A grandes rasgos, esto es lo más significativo de Corrales de Buelna. ¿Qué te parece? ¿Has estado alguna vez? ¿Qué me recomiendas que vea si vuelvo por allí?

Te recuerdo que me puedes seguir en  FacebookTwitterInstagramYoutube y Google + 😃 si no lo haces ya, y si te ha gustado el post, te animo a que lo compartas en las redes sociales pinchando en uno de los botones de aquí abajo ↓

Un día de invierno en el Parque Warner de Madrid

08 enero 2018

¡Saludos, viajeros!

La semana pasada, aprovechando un día libre que teníamos, nos escapamos al Parque Warner de Madrid. Tenía curiosidad por ver cómo estaría decorado para la Navidad, y también por visitar un parque temático fuera de la temporada veraniega. Os adelanto ya que la experiencia fue mucho mejor de lo que pensaba 😃


Lo primero que debes saber es que el precio de la entrada ronda los 40€, pero que es muy fácil conseguir algún descuento. Y si no, en la página web te sale por unos 25’9€, es decir, casi la mitad. Lo malo es que el desembolso de dinero no acaba aquí…


Para llegar al parque puedes hacerlo en transporte público (hay varias opciones para elegir, en la web de la Warner vienen bien explicadas) o en coche. Si eliges esta última, el parking para dejar tu vehículo cuesta 10€, 12 si quieres dejarlo a la sombra. Tienes la posibilidad de pagarlo on-line, ahorrando así 2€. Ya hemos gastado 33’9€ -tirando por lo bajo- y no hemos pasado al parque.


¡Llega la hora de la diversión! Ya hemos pasado al parque, ¡vamos a montarnos en todo! Si tienes suerte y ese día no hay demasiada gente, te montarás en todo sin dificultad varias veces. Yo he ido dos veces –una ahora, otra hace dos veranos-, y la media está en unos 30-40 minutos lo máximo que he esperado. Aún así, si te apetece pagar unos 30€ más, puedes comprarte el llamado “Pase Correcaminos”, que te ahorra el tiempo de espera de los demás mortales.


La decoración de la Warner, sea o no Navidad, me encanta. La tematización está muy conseguida, y al añadirle el toque navideño estaba absolutamente preciosa💗¡Hasta nevaba en algunas zonas! En general el aspecto del parque es bueno, pero el otro día pasé a los baños a las 11:30 –nada más abrir- y estaban sucios como si ya hubieran pasado 1.000 visitantes un poco guarros por allí. Me resultó bastante chocante…

En cuanto a las atracciones, creo que hay tres que destacan por encima de todas: las montañas rusas Superman, Stunt Fall y Batman (mis favoritas, en ese orden). En la atracción de Superman la primera caída es de 55 metros, lo que hace que el resto de caídas sean como si nada. ¡Es una pasada! El Stunt Fall podría ser la primera de mi ránking, pero tiene un efecto boomerang que no me gusta nada… Y en Batman puedes elegir montarte con visor de realidad virtual (ojo, la fila es diferente si vas a montarte con o sin visor). Yo elegí sin visor, porque eso de no saber cuándo ni cómo voy a caer no me gusta.


La cuarta montaña rusa, el Coaster-Express, no me gustó nada. Esta vez estaba cerrada y no abrió en todo el día, pero igualmente no me hubiera montado. Da muchos traqueteos y lo único que sentía eran los golpes en el vagón 😓 Por cierto: no dejéis de montaros en la montaña rusa Correcaminos, que aunque es una atracción familiar es súper divertida. Las de agua, en las que obviamente no montamos porque no abren en invierno, están muy bien. De hecho, es por lo único que te recomiendo ir en verano. Las demás atracciones son normalitas.

A la hora de comer hay gran variedad de restaurantes. De nuevo, la opción más económica es la de comprar un bono de menú por internet, porque te ahorras casi 1’5€. También puedes llevarte algún bocadillo (no sé si es “legal” pero yo las dos veces que he ido lo he hecho, no me revisaron la mochila) y comprar la bebida allí, o al revés. Yo me pedí un plato de pasta en el Restaurante “El Rancho” (6’9€) y me tomé la bebida que llevaba de casa.


Después de comer apetecen atracciones tranquilitas, por lo que una de cine 3D (que si no te gusta la peli te echas la siesta) o una de disparar monstruos en Scooby-Doo es lo mejor. No te recomiendo el Hotel Embrujado, porque tiene un balanceo que probablemente te haga complicado retener la comida en el estómago.


A lo largo del día hay diferentes espectáculos, generalmente, orientados a los peques. Los mejores son el de Gotham y el de Loca academia de policía, hechos por especialistas que saltan de tejados y hacen piruetas en motos. Para estos dos, te recomiendo que estés al menos media horita antes para coger sitio.


Hasta aquí mi reseña sobre la visita a la Warner. Nos hizo un día buenísimo para ser invierno, por lo que pasear por el parque o hacer cola en las atracciones se hizo más llevadero que en la temporada estival. Las atracciones siguen gustándome más las del Parque de Atracciones de Madrid, pero la decoración de la Warner es mucho mejor. 

¿Merece la pena la visita? Sí, aunque como veis no es nada barato. Recapitulamos, simulando que hemos comprado todo por internet con descuento y que no nos hemos hecho una foto con Piolín, ni comprado la que te hacen en las atracciones ni gastado un euro en las tiendas de souvenirs:

Entrada: 25’9€
Parking al sol: 8€
Menú: 14’45€
TOTAL: 48’35€


Y tú, ¿qué opinas del Parque Warner? ¿Has estado? ¿Quieres ir? ¿Mejor en verano o en invierno? ¡Cuéntame! 

Te recuerdo que me puedes seguir en  FacebookTwitterInstagramYoutube y Google + 😃 si no lo haces ya, y si te ha gustado el post, te animo a que lo compartas en las redes sociales pinchando en uno de los botones de aquí abajo ↓

Diciembre en imágenes

01 enero 2018

¡Hola amigos! ¡Feliz año! 🎉

Espero que hayáis disfrutado de la Nochevieja, y que este 2018 os traiga un montón de cosas buenas. Como cada principio de mes, os traigo unas cuantas fotografías del mes anterior, que en este caso coincide con el último de 2017.

Tengo muchos post pendientes por publicar, y un montón de ganas de hacer escapadas, aunque sea por aquí cerquita. A ver si tengo tiempo... Y vosotros, ¿qué planes tenéis para el nuevo año? Yo solo os deseo que, sea lo que sea, ¡lo disfrutéis! 😊

¡Ah! Te recuerdo que me puedes seguir en  FacebookTwitterInstagramYoutube y Google + 😃 








¡Feliz Navidad!

24 diciembre 2017


Todos los años suelo hacer un collage para felicitaros la Navidad en el blog, y este año he elegido mi careto 😁 Me encantan estas fiestas y toda la parafernalia que conlleva, decoración, árbol, villancicos... 

Últimamente tengo un poco abandonado el blog, pero prometo darle caña el año que viene (literal). ¡Felices fiestas viajeros! 🎄🎉

Qué hacer en Navidad en Alcalá de Henares (sin gastarte ni un euro)

12 diciembre 2017

¡Hola viajeros!

¿Qué tal ha ido el puente de diciembre? Yo he tenido que trabajar, así que no he podido hacer una escapada. Eso sí, he aprovechado para echar un primer vistazo a las decoraciones navideñas de Alcalá de Henares y Torrejón de Ardoz 🎄



En este post os hablaré de Alcalá –una ciudad que me encanta-, cuya oferta de planes en Navidad es muy variada. Hoy os propongo cinco, de los cuales me falta uno por hacer porque no me llama nada la atención.

1. Visitar la Plaza Cervantes de día
Un clásico para cualquiera –turista o no- es pasear por la Plaza Cervantes. Hasta el 7 de enero estará engalanada con un árbol gigante de Navidad, un Belén, un carrusel, una noria, puestos varios… El emplazamiento de la decoración ya es bonito por sí mismo, así que con los adornitos queda preciosa.


2. Visitar la Plaza Cervantes de noche
Todo lo que os he contado antes pasa a tener un color especial por la noche, cuando encienden las luces. Sin embargo, aún con eso, me quedo con la visita diurna, me pareció más bonita.


3. Visitar el Belén Monumental
Hasta el 7 de enero puedes disfrutar de una macro exposición de belenes gracias a la Asociación Complutense de Belenistas. Los hay de todos los colores, tamaños y formas –desde los más tradicionales pasando por un belén de ganchillo, en miniatura, gigante, de papiroflexia….- y todos son preciosos. Seas o no creyente, no debes perderte esta exposición. Además, ¡es totalmente gratis!



4. Visitar la exposición de Star Wars
Vale, este no es el plan más navideño del mundo. ¡Pero mola mucho! Y como todos los que te estoy proponiendo, es gratuito. La exposición se encuentra en el Antiguo Hospital de Santa María la Rica (cerca de la Catedral) y alberga la colección del coleccionista Salvador Vázquez. Son dos plantas dedicadas a mostrar todo tipo de cosas: desde figuras tamaño real, pasando por cuadros, réplicas de trajes o enseres cotidianos –como una tostadora o unas deportivas- todos de la conocida saga cinematográfica. También hay una sala dedicada a juguetes antiguos que nada tiene que ver con Star Wars.




5. Visitar el Recinto Ferial
Este año el gran reclamo turístico de Alcalá es el Recinto Ferial, donde se ha instalado una carpa de más de 5.000 m² con diversas atracciones en su interior. Este es el único plan que aún no he hecho, ya que está un poco alejado del centro y la gente que conozco que ha ido no me ha hablado muy bien de la zona. Por lo que he entendido, es una feria cualquiera con un toque navideño. La entrada al recinto es gratuita.

------------------------

Creo que estas son las 5 cosas más destacadas que hacer en Alcalá de aquí a final de Navidad. El resto me ha decepcionado un poco, ya que me asomé a la Plaza del Rectorado y a la de los Santos Niños y está muy desangelada… Si yo tuviera que promocionar Alcalá, pensando en igualarla a grandes mercadillos europeos, apostaría más por una decoración más fuerte y más puestos por el centro, en lugar de diversificar entre casco histórico y recinto ferial, aunque fuera menos tiempo (entiendo que no pueden llenar Alcalá un mes de puestecitos).




¿Tú qué opinas? ¿Has visitado Alcalá decorada de Navidad? ¡Cuéntame! Te recuerdo que me puedes seguir en  FacebookTwitterInstagramYoutube y Google + 😃 si no lo haces ya, y si te ha gustado el post, te animo a que lo compartas en las redes sociales pinchando en uno de los botones de aquí abajo ↓

Restaurante Casa Güela (Potes)

05 diciembre 2017

¡Hola viajeros!

Hoy nos toca post sobre dónde comer. El sitio que os recomiendo si estáis por Potes es el Restaurante Casa Güela, en la Calle de la Independencia 1, donde por 13€ encontramos un menú un domingo de agosto.



Me pareció una ganga, porque el restaurante está céntrico, tiene bonitas vistas y además, la comida estaba muy rica. El menú era variado, aunque nosotros nos decantamos casi todos por lo mismo, un cocido montañés y el pescado a la plancha (ahora no recuerdo qué tipo de pescado…), y uno por la ensalada y las chuletitas –no fui yo, tengo alergia a los frutos secos-.



Lo único que no me gustó del sitio es que no se podía cambiar el postre por el café, que yo soy muy de hacer eso (por las alergias casi nunca puedo tomar postres). Por lo demás, es un restaurante al que volvería si visito Potes de nuevo.



Y tú, ¿has comido alguna vez en este restaurante? Te recuerdo que me puedes seguir en  FacebookTwitterInstagramYoutube y Google + :) si no lo haces ya, y si te ha gustado el post, te animo a que lo compartas en las redes sociales pinchando en uno de los botones de aquí abajo ↓

Noviembre en imágenes

02 diciembre 2017

¡Hola viajeros!

Ya acaba el año... Entramos en el último mes y en esta sección volvemos la vista atrás para ver cómo ha sido noviembre. En resumen, para mí, ha sido un mes de no parar de currar y de ensayar (lo que a veces es lo mismo). Muy agobiada, sin tiempo para mí.

Pero aún así, ha habido algún día que he conseguido sacar un ratito para dar un paseo y despejarme, y aquí van algunas fotos de esos momentos de esparcimiento 😊

Espero que disfrutéis del último mes de 2017 y que nos sigamos leyendo un añito más. Te recuerdo que me puedes seguir en  FacebookTwitterInstagramYoutube y Google + :) si no lo haces ya. ¡Hasta pronto!