11 septiembre 2017

Ruta del Peñón de Ifach: subiendo al Mirador de Carabiners

En mi última visita a Calpe, además de tomar el sol y bañarme en una de sus estupendas playas, pude hacer la ruta que sube hasta casi la cima del Peñón de Ifach. Comenzamos el ascenso un poco tarde y por eso decidimos quedarnos en el Mirador de Carabiners, unos 200 metros más bajo que la cima.


Hicimos la ruta a última hora de la tarde por dos razones: una, para huir del calor y el sol abrasante que había antes; dos, porque ver atardecer desde el Peñón tenía que ser impresionante. Lo malo es que se nos fue un poco la hora y no pudimos llegar a la cima, porque se nos hacía de noche y no llevábamos linterna.


Comenzamos el ascenso sobre las 19:30h. La ruta no es difícil, pero requiere llevar calzado deportivo o de montaña. Bajo ningún concepto debes hacerlo con chanclas o calzado de playa o paseo, ya que te expones a tener un accidente. A los pocos minutos de subir, las vistas que nos dejaba la ruta ya eran impresionantes.


El primer tramo es el sencillo, e incluye un centro de interpretación del ecosistema del Peñón y algunos miradores. Distinguirás cuándo acaba porque está separado del tramo más complicado por un pequeño túnel. A partir de ahí, el camino se vuelve más incómodo.


El túnel, de unos 30 metros de recorrido, está acondicionado con unas cuerdas para evitar resbalones, ya que la roca a partir de ese tramo está muy desgastada y desliza (por eso es importantísimo el calzado).



Después del túnel, la senda se estrecha y se vuelve más escarpada y empinada. Para ayudarte, los tramos más complicados tienen cuerdas, al igual que el interior del túnel. A pesar de todo esto, no es un camino muy complicado, y la señalización es estupenda, sin riesgo de que los que tenemos la orientación allá donde amargan los pepinos nos perdamos.


La chica de la oficina de turismo nos dijo que la ruta completa duraba alrededor de 2h30 (subida y bajada), por lo que, al llegar a la bifurcación que indicaba el Mirador de Carabiners y la cima del Peñón, nos decantamos por ir hasta el primero, que era menos tiempo y así no se nos haría de noche en la cima.


No sé cómo serán las vistas desde la cima (espero descubrirlo más pronto que tarde), pero las que había desde este mirador eran absolutamente impresionantes, y más con la puesta de sol tan bonita que nos recibió ese día. Después de respirar unos minutos el aire puro del Peñón de Ifach, iniciamos la bajada, contemplando cómo se iba iluminando la ciudad de Calpe poco a poco.


Otra cosa que hice en la ruta y que no debería haber tenido que hacer, fue recoger un par de botellas ajenas que me encontré por el camino. La gente es muy cerda y me dio mucho asco cogerlas (una llevaba de regalo un agua pútrida con una colilla dentro), pero no las podía dejar ahí, con las consecuencias que eso tiene para el ecosistema. Por favor, un poco de conciencia medioambiental.


Por lo demás, una ruta que me encantó y que espero poder hacer algún año subiendo hasta la cima. No es complicada, y las vistas son impresionantes. ¡Por algo el Peñón de Ifach es el símbolo de la Costa Blanca!

¿Tú la has hecho? ¿Te ha gustado? ¿Has estado en la cima? ¡Cuéntame! Te recuerdo que me puedes seguir en  FacebookTwitterInstagramYoutube y Google + :) si no lo haces ya, y si te ha gustado el post, te animo a que lo compartas en las redes sociales pinchando en uno de los botones de aquí abajo ↓

1 comentario :

Os recuerdo que no se publicarán comentarios con faltas de respeto e insultos ni con links publicitarios.
¡Gracias! :)