09 octubre 2011

Ya estamos en Stuttgart

Parece que esto de Alemania se está alargando más de lo previsto, pero el inicio del curso ha sido más complejo de lo que esperaba y no he tenido tiempo de actualizar el blog. Pero ya estamos en Stuttgart, un lugar que visité hace ya más de dos meses y que se sitúa en la región de Baden Württemberg. Personalmente, no es una de las ciudades que más me han gustado de Alemania, pero es interesante. Os haré un breve resumen.

Stuttgart
Schlossplatz

Desde que bajas en la estación principal ya puedes ver el primer punto de interés: Aussichtsplatform, que no es ni más ni menos que la torre de diez pisos que corona la hauptbanhof y donde disfrutarás de unas vistas magníficas de la ciudad.

Después de ver Stuttgart desde arriba, es el turno de pasear. Königstrasse es una calle peatonal llena de tiendas y desde donde se llega a Schlossplatz, la plaza más importante de la ciudad. En ella, a parte de la columna en conmemoración al König Wilhelm, se encuentra el Neue Schloss, antiguamente residencia de reyes y ahora sede de ministerios.

Stuttgart
Schillerplatz
Otra de las plazas con encanto es la Schillerplatz, en cuyo centro se encuentra la estatua del poeta que da nombre a la plaza, Friedrich Schiller. Alrededor hay más construcciones interesantes, como la Stiftskirche (una iglesia protestante)  o el Fruchtkasten, que antes almacenaba vino y maíz y ahora alberga un museo de instrumentos musicales.

El mercado, Markthalle, no es un mercado cualquiera. El edificio en el que se emplaza es de estilo Art Noveau, y en su interior hay numerosos puestos con alimentos de todas las partes del mundo. Siempre resulta agradable encontrar comida de tu país cuando viajas fuera :) Y hablando de comida y de mercados, la Marktplatz, con sus edificios de colores, acoge cada martes, jueves y sábado el mercado semanal y el mercado de las flores. 

Stuttgart
Marktplatz

En cuanto a museos, se puede visitar el de Mercedes-Benz y el de Porsche, uno de los principales atractivos para los aficionados al mundo del motor. En ellos se exhiben más de 70 vehículos de diferentes etapas. Si no te gustan los coches, no te preocupes porque tienes dónde elegir. El museo de Hegel, el de instrumentos musicales, el Württembergisches Landesmuseum (con exposiciones varias, desde las joyas de la corona hasta la cultura de los celtas) o el Kunstmuseum, donde actualmente y hasta el 23 de octubre hay una exposición llamada Ars Viva

Os recomiendo que si vais os informéis sobre la Stuttcard, una tarjeta que ofrece acceso gratuito durante tres días a bastantes museos públicos, además de descuentos en otras actividades e incluso en las visitas turísticas.

Para finalizar, me gustaría sugeriros algo que yo no tuve tiempo de hacer y me hubiera encantado. Pasear por los amplios parques de Stuttgart (para algo es una de las ciudades más verdes de Europa), como el Wilhelma -un zoológico/jardín botánico- o los numerosos parques que conforman la llamada “Das Grüne U” o “U Verde”, a lo largo de unos 8 kilómetros.

En fin. Iré preparando el post de Mainz y Koblenz para no demorarme tanto. ¡Hasta pronto! Os recuerdo que podéis seguirme en FacebookTwitterInstagramYoutube y Google + para no perderos ninguna novedad :)

2 comentarios :

  1. Felicidades por el Blog !!
    En esta ciudad estuve viviendo una temporada estudiando y al leer tu post me trajo cantidad de recuerdos :D
    Un saludo!!
    www.franviajando.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Fran! Gracias por pasarte por el blog, y me alegro mucho que te trajera recuerdos! (espero que buenos jejeje). Stuttgart es una ciudad muy bonita sin duda :)

      Ahora me paso a visitar tu blog! Un abrazo!

      Eliminar

Os recuerdo que no se publicarán comentarios con faltas de respeto e insultos ni con links publicitarios.
¡Gracias! :)