08 diciembre 2011

Una desordenada excursión por San Lorenzo de El Escorial

La verdad es que la mañana prometía. Había cogido una guía en la biblioteca (un poco mala), llevaba la mochila provista con mi cuaderno, boli, la cámara de fotos, mp3 y me había vestido con ropa cómoda y abrigada. Pero al final me he organizado un poco mal y la excursión no ha cundido todo lo que quería. Aún así, he decidido compartirla para que cualquier otro viajero/excursionista desordenado como yo pueda aprovechar más su visita o que simplemente, se sienta comprendido :)

Primera parada: El Escorial

¡Al rico desayuno!

Después de unos 70 kilómetros, llegamos a nuestra primera parada, El Escorial (¡OJO! lugar diferente a San Lorenzo de El Escorial). No era nuestro destino principal, así que simplemente tomamos un rico desayuno con churros y porras en el bar La Rebaná (recomendado, buen desayuno, excelente trato y económico) y echamos un vistazo rápido. 

De todas las cosas que hay, solo vimos la Iglesia de San Bernabé, Monumento Nacional desde 1983, una construcción sencilla situada en el centro de la ciudad y paseamos por las calles, donde también encontramos una casita muy mona que ponía que era el Ayuntamiento, pero que desde luego no lo era. Para el que quiera verla, está situada al lado de la Cruz del Tercio, que actualmente señala señalando el cruce de Calles entre la Avenida de la Constitución, de Castilla y calle de la Piña.

¿Alguien me sabe decir qué edificio es este?


Tras la breve visita, cogimos el coche y nos dirigimos a San Lorenzo de El Escorial. De pasada vimos la Casita del Príncipe; bueno, más bien la entrada, y dijimos: ¡luego pasamos! Ya os lo adelanto, no existió tal luego y me lo he apuntado en sitios pendientes que visitar.


Segunda parada: San Lorenzo de El Escorial

Monasterio de San Lorenzo de El Escorial

Ahora sí. Estamos en la localidad conocida por el grandioso Monasterio de San Lorenzo de El Escorial, ese cuya planta se asemeja con una parrilla (dicen que porque San Lorenzo fue martirizado así, quemado hasta morir en una parrilla). Ya han pasado muchos años desde que en 1563 se pusiera la primera piedra, pero el Monasterio conserva la belleza y el esplendor que se podía esperar.

Como estoy ahorrando para mi siguiente viaje (que me voy a Córdoba) no pasé al interior. El precio son 10 euros la visita y 17 con guía, para el que le interese y pueda permitírselo. Yo solo pasé al Jardín de los Frailes, de acceso gratuito y donde se puede disfrutar de un agradable paseo. Las vistas desde allí son muy bonitas: tanto el propio jardín como el Monasterio, pasando por sus alrededores, que si hace un buen día se pueden divisar los cuatro “rascacielos” de Madrid. 

Abajo a la izquierda, la Oficina de Turismo

Por el resto de la ciudad he paseado. Tengo que hacer un apunte, y es que la Oficina de Turismo está muy mal señalizada. Los carteles que indican están mal (no tienen sentido ni para coches ni para personas), así que si queréis encontrarla rápido, se sitúa enfrente de la entrada donde se compran las entradas para el Monasterio de El Escorial, concretamente en la C/Grimaldi. Si venís por el lado de la Plaza Jacinto Benavente, tenéis que bajar por las escaleras.

Se pueden hacer varias rutas que vienen bastante bien indicadas en el plano que te dan en la oficina de turismo: una comprende los edificios del siglo XVI y otra los del XVIII. De estos edificios solo se puede ver la fachada, salvo en la ruta del XVIII que están las Cocheras del Rey, donde sí se puede pasar.
Con todo esto nos dio la hora de comer. Restaurantes tenéis por la zona centro todos los que queráis, con menús más o menos asequibles o más o menos caros, de todo. Para viajeros de poco presupuesto –como yo- que quieran sitios de comida rápida tienen dos opciones: 1) Ir a la estación de autobuses, donde hay una sandwichería. 2) En dirección al Valle de los Caídos pasas por una hamburguesería o 3) En El Escorial hay más bares y probablemente más ofertas. Una vez solucionado el tema comida, ponemos rumbo a la tercera y última parada.

Lateral del Monasterio, con el Jardín de los Frailes

Tercera parada: El Valle de los Caídos

Está a unos 8 kilómetros de San Lorenzo de El Escorial, y de momento no quiero añadir más sobre este polémico lugar. Aquí podéis leer el post donde hablo más detalladamente del monumento a los caídos. En referencia a esto, voy avisando que la entrada no será un foro político; si alguien quiere comentar algo que lo haga pero en referencia artística o turística. Por supuesto, podéis enviar vuestros comentarios y estaré encantada de leerlos.

Hasta aquí esta pequeña y atolondrada excursión. Os animo a que me contéis vuestra experiencia visitando estos municipios madrileños. ¡Y no os olvidéis de seguirme en  FacebookTwitterInstagramYoutube y Google + !


1 comentario :

  1. Hola Aran Bl, me ha gustado muchísimo tu blog, un diseño atractivo y un contenido variado, tanto de lugares del extranjero, como El Escorial en Madrid, Patones de Arriba, muy ameno todo y unas excelentes fotos. Mi voto es para ti, desde Madrid capital.

    Si te apetece ver mi blog, estoy en la categoría "Tu ciudad" con "Conocer Madrid".

    Feliz Año Nuevo, un saludo.

    ResponderEliminar

Os recuerdo que no se publicarán comentarios con faltas de respeto e insultos ni con links publicitarios.
¡Gracias! :)