28 junio 2012

Una tarde de paseo por Hattingen

De los creadores de Respirando tranquilidad en Soest llega ahora… ¡Hattingen! En un principio estuve a punto de meterlos ambos en un mismo post porque me parecían muy similares, pero en previsión a tiempos de sequía viajera como ahora, decidí guardarlo para tener el blog más activo. ¡No veáis cómo me alegro!

Hattingen
Una de las tranquilas y poco transitadas calles de Hattingen


Hattingen es un pueblo situado al noroeste de Alemania, a menos de 100 kilómetros de Köln (Colonia). Yo lo visité el verano pasado y es un sitio tranquilo para pasear, hacer un par de compras y volverse. No tiene demasiado que ver (en plan monumentos grandiosos y tal) pero creo que si estás por la zona y tienes un rato, merece la pena ver Hattingen. Me pareció un sitio súper idílico, con sus casitas típicas, sus suelos empedrados y sus zonas peatonales.

Hattingen
Hattingen


Yo me alojaba en Dortmund y este lugar pillaba bastante cerca, así que nos fuimos allí en tren a pasar la tarde. Para ser verano el tiempo era bastante desagradable (desagradable para mi gusto, a quien le guste la lluvia y el cielo nublado haría buenísimo) pero al menos no llovía como los anteriores días. Al llegar a la estación de allí sales por un centro comercial donde te puedes entretener un buen rato: yo estuve especialmente entretenida en una tienda de cosas de casa (que no me interesan porque no tengo casa para ponerlas) con productos muy chulas y baratas.

Hattingen
St. Georgs-Kirche

A lo que iba, que me distraigo. Cuando conseguí salir de aquella tienda me encontré con una calle que conducía a la plaza, toda ella rodeada de casitas blancas con sus maderas que tanto me gustan. La plaza de la iglesia es muy pequeña, iglesia que por cierto, volvía a llamar mi atención por su torre inclinada.

Hattingen
Edificio del Antiguo Ayuntamiento


En nuestro paseo pudimos admirar el edificio del ayuntamiento, construido en 1576. La página de turismo de Hattingen está en alemán y no me termino de fiar del traductor de Google, os copio textualmente lo que pone del Rathaus: “se incluye la Galería de Arte Municipal, se muestra en exposiciones y eventos culturales se llevan a cabo (cabaret, conciertos de cámara, lecturas, conferencias)”. Curioso que un edificio que empezó como una carnicería acabara como ayuntamiento y más tarde como Galería de Arte.

Hattingen
Kirchplatz

Llegamos al centro del pueblo, al núcleo del altstad (casco antiguo): la Kirchplatz,  donde se encuentra St. Georgs-Kirche, la iglesia de San Jorge. A penas había nadie por las calles, reinaba el silencio y cuando vi el cementerio que bordeaba la St. Georgs me dio un poco de yuyu. Era un contraste bastante curioso, el gris de las calles y el cielo y lo verde que estaba el césped que crecía alrededor de las lápidas. Por lo visto este era el lugar donde antes se enterraba a todos los ciudadanos de Hattingen, pero por temas de salud se trasladó a las afueras, quedando solo estas tumbas.

Hattingen
Hattingen

Como os dije antes, la Iglesia de San Jorge tiene la aguja inclinada, algo que me llama mucho la atención. De la construcción original solo se conserva lo que es la torre, el resto se perdió en un incendio.

En mi visita encontré por algún lugar la escultura de un hombrecillo de hierro, que por lo visto no es el único y está en la ciudad gracias al artista polaco Zbigniew Fraczkiewicz. Hattingen tiene una relación especial con el hierro, porque además de estas esculturas, encontraremos Das Bügeleisenhaus (La Casa del Hierro), una casa que desde 1962 alberga un museo de historia local. Museo al que por cierto no pasé, ni siquiera recuerdo haberlo visto por fuera. A su lado, según pone en la página de la ciudad, está el punto de información turística. Y también tiene una puerta de hierro desde 2003, cortesía del artista Ettlinger.

Hattingen
Un hombrecito de hierro de Hattingen

Por las calles de Hattingen estuvimos un rato más andando sin rumbo. Recuerdo ir paseando por una callejuela cuando de repente un clarinete perturbó la tranquilidad tocando la Sonata número 1 de Brahms :) Sí, soy una friki de la música y adoro mi instrumento, así que me quedé un rato escuchando a aquel clarinetista misterioso que interpretaba una bonita canción.

Y con esta canción y un par de fotos más me despido, de momento. Ya casi había anochecido y hacía fresquete, así que cogimos el tren de vuelta a casa. De momento vuelvo a desaparecer un tiempo porque como soy así de rara sigo con exámenes todo el mes de julio. Para el que me eche de menos puede leer mis post antiguos que hay unos cuantos :) ¡Feliz verano!

Sígueme en  FacebookTwitterInstagramYoutube y Google + para no perderte ninguna novedad del blog :)



12 comentarios :

  1. Hattingen me ha parecido un sitio precioso! Vale, puede que encontrarse parte de un cementerio en medio de la ciudad bajo las nubes y la lluvia puede ser un poco tétrico, pero por lo demás, me ha parecido muy bonito (aunque claro, las fotos que has subido son geniales y también ayudan a que me haya enamorado del lugar).

    Un saludo!

    Chelo - Una estudiante por el mundo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Chelo! :) La verdad es que los pueblecitos así tienen mucho encanto y para perderse un día o una tarde, son perfectos. Me alegra que te guste!

      Un abrazo!

      Eliminar
  2. Ostras qué impresión que el cementerio esté al borde de la calle!!! Pues ayer estaba hablando con mi marido de los sitios que nos gustaría visitar y él precisamente hablaba de pequeños pueblecitos alemanes y Hattingen encajaría perfectamente! Así que si algún día nos decidimos lo tendré presente.

    Mucha suerte con los exámenes!!

    Un abrazo bien fresquito!! ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí es que me gustan mucho este tipo de sitios, me resultan acogedores y perfectos (como digo en el título) para una tarde de paseo :) Si vais por esa zona merece la pena.

      Un abrazo y feliz verano! :)

      Eliminar
  3. Me recuerda a un pequeño pueblo de Austria dónde estuve, las casas eran casi iguales aunque por esa zona suele haber muchos pueblos como este. Me lo apunto a mi lista interminable de lugares a visitar. Un abrazo y suerte con los exámenes!!! ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, por allí yo creo que son todas parecidas pero aún así me siguen y me seguirán fascinando jejeje. A mí la lista esa ya no me cabe en casa, tengo taaaaantos sitios por visitar! :)

      Gracias por la suerte! Un besote!

      Eliminar
  4. Muchas veces los pueblos más pequeños son los más bonitos de visitar, normalmente conservan sus tradiciones y costumbres y al pasaer por sus calles podemos respirar ese aire de añoranza.

    Un abrazo !!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exacto! Yo no lo podría haber descrito mejor! Muchas veces la gente se empeña en visitar grandes ciudades y se pierde el encanto de estas zonas, que merecen mucho la pena.

      Un abrazo Carfot!

      Eliminar
  5. Pues qué chulo el pueblecito!! Pero qué curioso eso de encontrarse lápidas junto a las casas, así sin separación ni nada!!!
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, daba un poco de cosita pero le daba un aire un poco peliculero, encima con el día que hacía... El toque tétrico perfecto jejeje.

      Saludos!!

      Eliminar
  6. Pero qué sitio más chulo. ¡Me encanta! Un besazo y gracias por compartirlo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De nada Marta, me alegra que te haya gustado! ;) Un besito!!

      Eliminar

Os recuerdo que no se publicarán comentarios con faltas de respeto e insultos ni con links publicitarios.
¡Gracias! :)