19 enero 2014

Santillana del Mar: visita al pueblo y a Altamira

¿Por donde iba el año pasado...? Ah sí, contándoos el viaje cántabro...

El día amanecía lluvioso y rompíamos la racha de sol y calor. Pero me alegré porque eso hizo que fuéramos a Santillana del Mar en coche y no en bici :) El pueblo está muy cerca de Torrelavega y por eso decidimos visitar el Museo de la Cueva de Altamira por la mañana, ir a comer a casa y por la tarde conocer el pueblo.

Preparados para entrar al Museo 

Fuimos más o menos temprano y no tuvimos que esperar demasiada cola, aunque se notaba que había bastante gente porque era difícil aparcar. Una vez en taquilla, tuvimos suerte porque nos ahorramos mi entrada: en las tarifas de la web pone que la entrada reducida es 1,5€ pero yo enseñé el carnet de estudiante y me salió completamente gratis…

Una vez en el museo tenías por un lado lo que era la exposición y por otro la recreación de la cueva. Para esto último te daban una hora determinada porque accedían grupos reducidos. El museo estaba bien, quizás demasiado masificado pero siendo verano y Altamira… Qué podía esperar. Allí conocimos un poco la vida del hombre prehistórico: cómo realizaba sus armas, cómo se las ingeniaba para comer, pintar, cazar, hacerse los abrigos… Estaba bien que había vídeos y audios con sus auriculares para que no se mezclaran los sonidos y se armara aún más jaleo. A mí me gustó especialmente conocer cómo realizaban las pinturas rupestres.

Cuando llegó nuestro turno, pasamos a la recreación de la cueva de Altamira. La recreación está bastante bien, adaptada para que todo el mundo pueda pasar y verla sin problemas de accesibilidad. Yo no lo sabía pero la cueva real tenía una altura de poco más de un metro, por lo que imaginad la incomodidad que sería meterse ahí y ver las pinturas… ¡¡Saldríamos todos con el cuello torcido!!

El museo en general está bien y merece la pena por el precio que tiene. Lo que no me gusta es que ni siquiera se puede ver por fuera la entrada a la cueva real. Ya sabía que no se podía pasar a esa cueva pero no sé… Que al menos digan esa es la entrada real y me quedaría más feliz jejeje. Por otra parte, en el interior del museo no se podían hacer fotos. A mediados de diciembre solicité que me mandaran alguna para incluirla en el post pero a día de hoy aún estoy pendiente de que me contesten…

Museo de la Tortura

Por la tarde le dedicamos un ratito al pueblo, y el primer sitio al que pasamos fue el Museo de la Tortura. Nunca había pasado a uno de estos y tenía curiosidad. Sabía que sería duro… Pero no tanto. Además de ser duro por la cantidad de horrores que se contemplan en el museo, fue duro porque de los pocas personas que había visitando el museo topamos con un grupito súper escandaloso que leía los carteles a voces. Aparte de esto, era increíble y espeluznante ver la cantidad de artefactos que el hombre es capaz de idear para torturar. La entrada al museo cuesta 3,60€, y aunque en algunos sitios he visto que pone que hacen descuento con el carnet de estudiante allí pregunté y me dijeron que no.

Del museo me llamó particularmente la atención (y me pareció muy triste) que en los carteles explicativos de algunos instrumentos de tortura se hablara de la “tortura moderna”, que básicamente son algunas técnicas que no dejan marca…

Cuando salimos necesitamos un poco de aire fresco y puro para reponer fuerzas y continuar el paseo. Pasamos al Museo del Barquillero que era gratis, integrado en una tienda. También tenía una exposición de juguetes antiguos, ¡muy bonito! Está en la  Casa de la Archiduquesa Margarita de Austria.

Museo del Barquillero


La Colegiata de Santa Juliana decidimos verla solo por fuera (ya volveré). Entrar costaba 3 euros y sinceramente, me parecía un poco caro.

Santillana del Mar es un lugar turístico completamente. De hecho, la tarde que yo fui asomó el sol y los turistas invadíamos las calles. Por esto las fotos que tengo son horrorosas… Hay muchísimas tiendas de souvenirs, paseos en caballo y alguna que otra cosa más para deleitar al visitante.

Pasamos a las Casas del Águila y de la Parra, que son salas de exposiciones. Era gratuita la entrada pero tampoco me gustó mucho, aunque siendo gratis tampoco me voy a quejar jejeje. También visitamos el Museo y Fundación Jesús Otero, del cual se exponen varias esculturas. En el interior del edificio hay exposiciones temporales, en nuestro caso vimos una de cuadros.

Paseando por Santillana del Mar

Antes de acabar, os recomiendo probar los chochitos de Santillana. No seáis mal pensados… Los chochitos son unos bollitos como rosquillas, con mantequilla y frutas del bosque. ¿¿¿¿Qué habíais pensado????

Sinceramente, le debo otra visita a esta bonita villa medieval. Quiero volver a disfrutar de sus calles empedradas y pasar a los sitios que me dejé pendientes ese día, como el Museo Diocesano o el Palacio de Velarde. Incluso puede que también visite el zoo de Santillana.


¡Hasta pronto viajeros!

8 comentarios :

  1. Me encanta Santillana del Mar, la última vez que fuimos fue en febrero y estábamos muy tranquilos paseando por sus calles, eso sí, menos sol que en tus fotos ;-)
    Preciosas fotos

    ResponderEliminar
  2. Uins, pues yo no he visitado nunca el pueblo. Y si Libreta viajaera dice que mola, debe molar.

    Besitos.

    ResponderEliminar
  3. Santillana del Mar es un pueblo precioso pero en verano hay demasiada gente. Hay que ir en invierno para apreciar su encanto.
    Hay otro de ese estilo en el que hay que dejar el coche en un aparcamiento a las afueras que se llama Bárcena Mayor. Si tienes ocasión vete a visitarlo.

    Un saludo
    Carmen

    ResponderEliminar
  4. Este verano estuve allí y me gustó mucho, aunque a veces de bonito me daba la impresión de decorado, no sé. La Colegiata merece muchísimo la pena, es preciosa, la próxima vez no te lo pierdas. Muy buenos los chochitos (también había más dulces con nombres así bastante específicos, je je). Un saludito guapa!

    ResponderEliminar
  5. Yo no tuve ocasión de visitar el museo y la reproducción de la cueva, pero es que no había entradas cuando estuve... ¡Lástima! con lo que me gustan estas cosas!
    Qué rabia que no dejen hacer fotos dentro del museo! Yo normalmente infrinjo la norma y hago fotos de 'estrangis' jijijiji
    Saludos

    ResponderEliminar
  6. - Libreta viajera: pues yo hubiera preferido menos sol y menos gente jejeje. Que luego es una lata, no puedes pasear tranquilo y las fotos quedan fatal jejeje. Gracias por los halagos a las fotos :)

    - Antonio: ya sabes, tienes un pueblo en el norte que es muuuy bonito (uno, y otro, y otro, y otro...)

    - Carmen O: te tomo la palabra, a ver si puedo ir en invierno para hacer esa visita bien hecha que quiero hacer. Y me apunto lo del parking, gracias!

    - Caliope: cierto, me acuerdo que vi tus publicaciones de facebook y que incluso te pregunté por algún sitio para tomar algo. Vaya nombres más específicos sí xD Yo me quedé sin probar ninguno por las alergias jejeje.

    - MC: pues está muy bien, la próxima vez intenta mirarlo un poquito antes y pasar porque es interesante. Yo también suelo hacer alguna foto pero esta vez no sé por qué no lo hice jejeje.

    Un saludo a todos y gracias por comentar :D

    ResponderEliminar
  7. Tengo un post de Santillana del Mar para visitarla con niños, por si os interesa a alguien...mientras me #postamigo ;-)
    http://amamalegustaviajar.blogspot.com.es/search/label/Cantabria

    ResponderEliminar

Os recuerdo que no se publicarán comentarios con faltas de respeto e insultos ni con links publicitarios.
¡Gracias! :)