30 diciembre 2015

Santa María del Naranco y San Miguel de Lillo, joyas del prerrománico

¡Buenos días!

No podía acabar el año sin hablaros de un rinconcito más de los que ha conquistado mi corazón este año: el Monte Naranco (situado en Oviedo), donde encontramos las joyas prerrománicas de Santa María del Naranco y San Miguel de Lillo.

¿CÓMO LLEGO AL MONTE NARANCO?

Como su nombre indica, es un monte, y se sitúa a las afueras de Oviedo, a unos 3 kilómetros del centro. Lo más cómodo es subir en coche, hay parkings gratuitos muy cerca de los monumentos. Si no dispones de vehículo propio, en la web del Prerrománico Asturiano indican cómo llegar en transporte público: el autobús línea A2 (subida al Prerrománico) y línea A1 (bajada del Prerrománico).

Santa María del Naranco, Oviedo


¿CÓMO ORGANIZO MI VISITA?

Lo primero que os recomiendo es que paséis por el centro de información, que se encuentra antes de llegar a Santa María y San Miguel. No es obligatorio, pero sí muy interesante. Allí podréis ver vídeos, aprender un poco más de la historia asturiana a través de libros y maquetas. Llamadme infantil, pero la que más me gustó fue esta que os pongo aquí, con la construcción de Santa María del Naranco escenificada con Playmobil :)

"Maqueta" de la construcción de Santa María del Naranco, Oviedo

Una vez que habéis entrado en materia en el centro de información, tenéis que dirigiros hasta Santa María del Naranco a comprar las entradas de la visita. El precio son 3€ la visita con guía, e incluye pasar a Sta. María y a San Miguel de Lillo . Si queréis verlo por vuestra cuenta solo podréis hacerlo los lunes por la mañana, cuando además la entrada es gratuita (y sin servicio de guía).

Para ver horarios, os remito de nuevo a la web del Prerrománico Asturiano. Recomiendo llamar si hay alguna duda o para comprobar datos, porque a veces se olvidan de actualizar horarios o tarifas en las webs. 

SAN MIGUEL DE LILLO

Mandado construir por el Rey Ramiro I, lo que vemos actualmente es solo una tercera parte de lo que era, ya que en el siglo XII sufrió un derrumbamiento. Hoy en día, cuando pasamos al interior vemos un pequeño templo, austero, con una bóveda central de unos 11 metros de alto. Como curiosidades, el templo contaba con unas habitaciones privadas para el rey, y en el exterior la talla de los detalles de las columnas se hacía una vez colocadas en la pared, y no previamente.

San Miguel de Lillo, Oviedo


SANTA MARÍA DEL NARANCO

Al igual que San Miguel, fue el Rey Ramiro I el que lo mandó construir, y formaba parte del mismo complejo palaciego. Tiene 2 plantas: la superior, que sería la principal, donde encontramos por primera vez techos abovedados construidos en piedra. En esta planta hay dos balcones, uno en cada extremo, desde donde podemos admirar todo Oviedo.

Santa María del Naranco, Oviedo

Arriba, a la izquierda, la primera planta. Abajo a la izquierda, la planta baja. A la derecha, las vistas
desde las ventanas de 
Santa María del Naranco, Oviedo

En la planta baja hay una sala que podría ser una cripta, sin embargo, no se han encontrado restos de enterramientos y se cree que quizás albergara reuniones (a mí me parece un lugar de reuniones clandestinas, en todo caso, porque sino… ¿para qué iba el rey a meter a la gente ahí teniendo una impresionante sala arriba?). Unas escaleras conectan esta planta con una estancia más abajo, que sería un posible aljibe.

  • Santa María por la nocheLa visita a este conjunto palatino no está completa si no hacéis una excursión nocturna por el Monte Naranco. Nosotros le dedicamos 10 minutos una noche (solo se puede ver por fuera, claro), y merece la pena. Subimos con el coche hasta la misma puerta de Sta. María, ya que por la noche la iluminación de la zona es casi nula. Es preciosa iluminada por la noche, imponente, un poco tenebrosa, y de paso, podéis admirar las luces de Oviedo. Nos asomamos hasta San Miguel, pero ahí si que no había ni una luz.

Santa María del Naranco, Oviedo

Santa María del Naranco, Oviedo


Y hasta aquí el último post del año. Os he contado un poco por encima datos de los dos monumentos, pero tampoco era cuestión de hacer demasiados spoilers de la visita ni de aburriros con cientos de datos históricos. En resumen, no dejéis de conocer Santa María y San Miguel si vais por Oviedo, que es una excursión que además cumple con las "tres B": buena, bonita y barata.


¡Disfrutad de los últimos días de 2015! Si queréis hacerme un regalito de Reyes adelantado, podéis seguirme en las redes sociales: FacebookTwitterInstagramYoutube y Google + 

2 comentarios :

  1. A mí me faltó ir a visitar Santa María de noche, pero la verdad es que luce un poco tenebrosa!! jejeje Aún así seguro que mereció la pena!!
    Feliz año nuevo!!!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, a mí me gustó mucho, aunque daba un poco de mal rollo con el bosque ahí al lado y tan oscuro todo jejeje. Un abrazote!

      Eliminar

Os recuerdo que no se publicarán comentarios con faltas de respeto e insultos ni con links publicitarios.
¡Gracias! :)