09 octubre 2017

Los peces ya no tienen catedral

La Iglesia de Villanueva de las Rozas, en Cantabria, es un curioso rincón de la tierruca que descubrí este pasado verano. Fue sumergida a mediados del siglo XX, con la construcción del Embalse del Ebro y por ello es conocida como “La catedral de los peces”.


Sin embargo, hoy, con un estado de los embalses preocupante -muchos están a menos del 50% de su capacidad- esta iglesia ha emergido por completo, dando al paisaje un aspecto entre curioso y desolador. Ya no es la catedral de ningún pez.



Para colmo, la pasarela que se construyó para acceder a la torre está en mal estado, y si quieres subir al mirador tienes que arriesgarte a partirte la crisma trepando por las maderas. Yo me quedé en tierra firme, pero mi novio subió y pudo ver el interior de la iglesia, que no estaba en tan mal estado como parecía indicar el exterior.


Aún con todo esto, el sitio me resultó de lo más pintoresco y me gustó mucho. La pena fue que coincidiéramos allí con un par de señoras que llevaban unos perros sueltos descontrolados que se les perdían constantemente, y no hacían más que perturbar la tranquilidad del paraje con sus gritos para buscar a los perros 😠



¿Tú conoces este rincón? ¿Qué te parece? Te recomiendo que busques más imágenes de esta iglesia en internet, porque hay algunas con la pasarela cubierta de agua que son espectaculares.

Te recuerdo que me puedes seguir en  FacebookTwitterInstagramYoutube y Google + :) si no lo haces ya, y si te ha gustado el post, te animo a que lo compartas en las redes sociales pinchando en uno de los botones de aquí abajo ↓


No hay comentarios :

Publicar un comentario

Os recuerdo que no se publicarán comentarios con faltas de respeto e insultos ni con links publicitarios.
¡Gracias! :)