12 agosto 2020

Zumaia: 3 razones para visitarla

Aunque tres razones pueden parecer insignificantes, lo cierto es que para visitar Zumaia no necesitas ni una más. De hecho, con una ya bastaría, pero en este post yo te voy a dar tres. ¡Empezamos!

1. Verás escenarios de película

Zumaia es una villa costera de Guipúzcoa donde se rodaron algunas escenas de la película “Ocho apellidos vascos”.  La localización más famosa es la Ermita de San Telmo, la cual merece ser visitada no por salir en una película, sino por su espectacular ubicación.

El templo fue sede de la Cofradía de Mareantes de San Telmo, patrono de los marineros, y se alza imponente sobre la playa de Itzurun. Si tienes oportunidad, ver atardecer desde aquí es una auténtica pasada.

2. Conocerás parte del Geoparque UNESCO

En 2009, la zona comprendida entre Deba, Mutriku y Zumaia fue declarada Biotopo* Protegido. ¿La razón? Su impresionante geología, con esa formación tan peculiar llamada Flysch. La foto que os pongo yo es de la Playa de Sakoneta, pero estas capas rocosas son características del Geoparque.

* Por si, como yo, desconoces el significado de “biotopo” te dejo la definición de la RAE: Territorio o espacio vital cuyas condiciones ambientales son las adecuadas para que en él se desarrolle una determinada comunidad de seres vivos.

En el Centro de Interpretación Algorri puedes conocer un poco más sobre el entorno geológico de Zumaia.

3. Disfrutarás de un lugar de ensueño

Sí, vale, esto queda muy de folleto turístico para vender el destino, pero lo cierto es que a mí me lo pareció. No solo por los paisajes naturales, contraste de playa y montaña, sino también por el atractivo que le da el río Urola, que se adentra en la ciudad creando postales como las de la foto.


¿Qué más puedes ver en Zumaia?

Por las calles zumaiarras podemos ver varios palacios, como el de Ubillos, el de Foronda o el de Zumaia. En cuanto a edificios religiosos, no solo cuenta con la televisiva Ermita de San Telmo, también tiene el Convento de San José o la Iglesia de San Pedro (foto de abajo), un templo de aspecto sobrio y robusto en pleno casco histórico.

Si te gusta la pintura puedes visitar el Z Espacio Cultural, construido sobre las ruinas de una ermita del siglo XV, que es un centro dedicado a la obra del pintor Ignacio Zuloaga.

Además, por la zona hay numerosas rutas de senderismo que hacer, por lo que si te gusta eso, puedes combinar la visita del pueblo con alguna ruta a pie.

No sé qué tienen las ciudades que baña el Cantábrico, pero me enamoran. ¿A ti también te pasa?

Te recuerdo que me puedes seguir en  FacebookTwitterInstagramYoutube y Google + 😃 si no lo haces ya, y si te ha gustado el post, te animo a que lo compartas en las redes sociales pinchando en uno de los botones de aquí abajo ↓


No hay comentarios :

Publicar un comentario

Os recuerdo que no se publicarán comentarios con faltas de respeto e insultos ni con links publicitarios.
¡Gracias! :)