27 octubre 2013

Descubriendo Castro Urdiales

El día prometía: hacía un sol espléndido (de ese que no te crees que vayas a ver cuando vas a Cantabria) y la temperatura era agradable. Cogimos el coche y nos pusimos rumbo a Castro Urdiales, una ciudad que está ya lindando con el País Vasco.

Cuando llegamos nos desesperamos un poco aparcando: toooodo era zona de estacionamiento regulado y toooodo estaba hasta arriba de coches. Por fin encontramos sitio fuera de la zona de pago y aparcamos. El calor ya apretaba y buscamos la sombra para llegar hasta el centro, donde queríamos informarnos de horarios y precios en turismo.

La oficina de turismo se encuentra en la Avenida Constitución, al lado del Parque Amestoy. Pasamos y nos hicimos con un plano. Nos informó muy bien y nos dijo que a las 17 h. salía una visita gratuita desde la zona de la oficina de turismo (no recuerdo exactamente qué punto y recomiendo consultar antes de ir si os interesa). Como a esa hora queríamos estar en Laredo, decidimos hacer por nuestra cuenta la ruta monumental de Castro Urdiales.

Casco histórico de Castro Urdiales


Contemplamos de lejos la Iglesia de Santa María, el Castillo-Faro y la Ermita de Santa Ana, que se juntaba con el paisaje de la dársena del puerto. Un conjunto monumental que no puedes perderte si vas a Castro. Os contaré de qué va cada sitio, adelantándoos que todos son gratuitos :)

La Iglesia de Santa María se puede visitar en horario de culto (según la web), y cierra (según turismo) de 13 a 16 h., por lo que es el primer sitio al que pasamos. Es la primera iglesia de estilo gótico de la zona, y me pareció muy bonita tanto por dentro como por fuera. Cuando avance más en mis estudios de historia del arte os contaré más cosas jejeje.

Iglesia de Castro Urdiales

Iglesia de Castro Urdiales

Como curiosidad, los arcos tirantes que hay en la nave central no fueron colocados por gusto, sino que se vio peligrar la estabilidad de la iglesia y decidieron ponerlos para asegurarla. Aquí está Santa María La Blanca, la patrona de Castro que apareció emparedada.

La siguiente parada fue en el Castillo-Faro, también de estilo gótico aunque reformado en varias ocasiones. Está abierto al público de 11 a 13,30 y de 18 a 20 h., al menos cuando hay exposiciones en su interior. Yo cuando fui pude ver la exposición “Castro Urdiales 1813”, que finalizó el 15 de septiembre. El castillo está muy bien adaptado para personas en silla de ruedas, se puede acceder mediante rampas y ascensores a cualquier lugar visitable. En el interior del castillo se construyó el faro en 1853, lo que le hace uno de los más antiguos de la zona. Su ubicación es estratégica para que los que allí vivían pudieran huir por mar en caso de ataque.

Castillo de Castro Urdiales. Al fondo, la iglesia


Por último pasamos a la Ermita de Santa Ana, curiosa porque está situada en un peñasco y parece salir directamente de la roca, como si hubiera crecido ahí. Actualmente es un centro de interpretación, y aunque el edificio es nuevo, fue construido sobre los cimientos de otras construcciones anteriores. Al pasar, podemos ver el suelo de cristal y contemplar los trabajos arqueológicos. En mi plano turístico tengo apuntado que las horas que está cerrada al público son de 14 a 18h., pero en la web he leído que en la temporada de otoño-invierno estará cerrado, así que de nuevo recomiendo informarse bien porque estas cosas varían según la temporada.

Ermita de Santa Ana


Para llegar hasta la Ermita hemos tenido que pasar por el Puente Romano. Lo que más me llama la atención del puente es que deja una parte de agua “estancada”, al menos a la vista lo parece. Sin embargo, la fuerza del mar debe entrar por alguna parte porque rompen las olas allí dentro, y si te quedas por un mal sitio… ¡Te puedes llevar un buen salpicón!

Para salpicones el que te puedes llevar en el Rompeolas, un camino artificial que sale desde la Ermita de Santa Ana y penetra en el mar para que se pueda pasear. Por allí la gente está tirada tomando el sol e incluso saltando al mar y refrescándose, aunque no sé si eso es del todo legal… Desde luego que con el calor daban ganas…

Rompeolas

Al lado del paseo marítimo y cerca del conjunto histórico de la iglesia y el castillo está el Ayuntamiento, un edificio del siglo XVI que resulta muy original con los arcos en la parte de abajo y acabado con un torreón como de castillo, este último añadido en el siglo XIX.

Ayuntamiento de Castro Urdiales


Esta es la ruta histórica por Castro Urdiales, una ciudad construida sobre la romana Flavióbriga. Si os gusta el modernismo podéis consultar los edificios interesantes en este enlace.

Por nuestra parte, emprendimos el camino de vuelta al coche, ya que como os he comentado ese día nos esperaba también Laredo y no queríamos que se hiciera tarde. Fuimos paseando por la zona de la playa de Ostende y pude ver por fuera el edificio de la Escuela de Música, que era el antiguo matadero municipal.



¡Nos vemos en Laredo!

Estatua en la puerta de la Escuela de Música

14 comentarios :

  1. Hola Arancha!

    Andamos perdidos, mujer. Al fin me animo a dejarte un comentario después de tanto tiempo. Gracias por mostrarnos esta bonita ciudad. No la conozco, espero algún día visitarla.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Antonio! Espero que puedas visitarla algún día porque te encantará, seguro :) Un abrazo!!!

      Eliminar
  2. Estuve hace muuuuuchos años con mis padres en Castro Urdiales, tendré que volver a revivir los buenos recuerdos que tengo.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces está bien revisitar los sitios sí :) Un besito!!!

      Eliminar
  3. qué bonito descubrimiento,gracias por mostrarnoslo ;))))))

    ResponderEliminar
  4. A mí me encantó este pueblecito, lástima que nos trajésemos de souvenir una multa, jjaja. Creo que tienen el sistema de O.R.A. más complicado que he visto nunca.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ooooh vaya! Qué mala pata lo de la multa. Mira que hay souvenirs raros pero ese no lo había visto nunca jajaja. Espero que no fuera mucho. Un abrazo!

      Eliminar
  5. Estuve allí de paso hace unos años y me pareció un sitio muy bonito, para volver, desde luego, porque no vi casi nada.
    Unas fotos muy bonitas, espero ver el resto en algún momento.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con la de veces que habéis ido a Cantabria ya os vale... A visitarlo!! Un besito

      Eliminar
  6. Qué buen tiempo, yo cuando estuve la temperatura no acompañaba, aunque me di mis paseos con una amiga que vive allí, la Iglesia de Santa María La Blanca estaban restaurándola, seguro que la estaban reforzando como tu dices. Y las olas tenían bastante fuerza, ¡no veas como rompían en el espigón!. Cómo volveré a ver a mi amiga dentro poco, pues aprovecharé para ver cosas pendientes de la zona, como Laredo.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues aprovecha porque son unos sitios preciosos :) Ya me contarás qué te parece. Un abrazote!!!

      Eliminar
  7. Menuda joya, de los pueblos más bonitos del Cantábrico. Por cierto, nos sumamos a la lista de gente que tuvo problemas con la ORA :P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Maldita ORA de las narices... Jajajaja. Hace la vida imposible a veces!!! Coincido con vosotros en que es una joya :) Un abrazo!

      Eliminar

Os recuerdo que no se publicarán comentarios con faltas de respeto e insultos ni con links publicitarios.
¡Gracias! :)