24 febrero 2015

Museo flamenco de Sevilla: luces, cámara, ¡tacón!

Una de las cosas que se puede (y ahora sé que también, se debe) hacer en Sevilla es ir a ver el Museo del Baile Flamenco -dirigido por Cristina Hoyos- y disfrutar de su espectáculo. Confieso que es una de las cosas que probablemente nunca hubiera hecho por mí misma, pero gracias al viaje que nos preparó la empresa turística Sevilla Inside, la he hecho y estoy más que contenta.

Museo del Baile Flamenco de Sevilla
Museo del Baile Flamenco de Sevilla

Antes de seguir os cuento, para que nadie se confunda, que a mí no me gusta el flamenco. No soy fan de ese tipo de música, y si me la pones en la radio probablemente te pondré mala cara y resoplaré. Aún así, me encantó el espectáculo. Pero no adelantaré más acontecimientos.

El Museo del Baile Flamenco de Sevilla tiene varias plantas. En la superior hay una exposición de cuadros, todos relacionados con el mundo del flamenco. Muy bonitos, sí, pero quedaron eclipsados momentáneamente por un "castañófono", unos bastones y la joya de la corona, una máquina de hacer ritmos flamencos, todo la mar de entretenido porque podías hacerlo sonar :)

Museo del Baile Flamenco de Sevilla
Máquina de ritmos flamencos del Museo del Baile Flamenco de Sevilla

En otra de las plantas está el museo propiamente dicho, donde se conoce la historia del flamenco a través de medios audiovisuales, de una forma interactiva para el visitante. Se puede hacer la visita hasta en 8 idiomas. Me pareció todo muy interesante, y queda bien complementado con una sala de exposición de trajes utilizados por los bailaores en las actuaciones y con una exposición fotográfica permanente.

Museo del Baile Flamenco de Sevilla
Museo del Baile Flamenco de Sevilla

En la planta baja está la tienda y el tablao. El grupo de bloggers, curiosos, ocupamos asientos en la primera y segunda fila, y nos dispusimos a empaparnos de la ancestral tradición del baile y la música flamenca. (A todo esto sí, yo sentía curiosidad, pero como os he dicho temía morir de aburrimiento porque no me gusta este tipo de música. Nada más lejos de la realidad…)

El espectáculo dio comienzo. Luz tenue, unas sillas. Carmen Lozano y Sergio González salen al escenario y empiezan a bailar, acompañados por la música de un guitarrista y un cantaor. Las chispas saltan en el escenario. Las fotos sé que no son de calidad, pero mi equipo no es muy bueno y yo, queridos, no quería perder detalle de la actuación.

Museo del Baile Flamenco de Sevilla
Carmen Lozano y Sergio González, bailaores del Museo del Baile Flamenco de Sevilla

La cara de los bailaores es súper expresiva. Cada gesto que hacen acompaña perfectamente al sentimiento de la música. Alegría, dolor, concentración, amor… Todo, absolutamente todo, queda reflejado en sus facciones. El cuerpo también impresiona. Son figurines envueltos en trajes flamencos y batas de cola, contoneándose. Tá, tá, tá. ¡Arsa! Se acercan, se alejan, se rozan. Pasión, sensualidad.

Museo del Baile Flamenco de Sevilla
Carmen Lozano bailando en el Museo del Baile Flamenco de Sevilla

Y si la cara y el cuerpo impresionan… Mirando los pies de estos artistas creo que no parpadeé y fui incapaz de cerrar la boca en una hora de show. ¡Menudo taconeo! No se podía filmar el espectáculo, pero aunque se hubiera podido, nada transmite mejor el arte que el directo. Hubo actuaciones solo musicales y los bailaores danzaron juntos y por separado, todas increíbles.

Museo del Baile Flamenco de Sevilla
Sergio González bailando en el Museo del Baile Flamenco de Sevilla

Musicalmente creo que me ha enriquecido bastante el espectáculo. Para quien no lo sepa, además de periodista soy músico (clarinetista) y en mi formación predomina lo clásico. Los ritmos flamencos me parecen complicados, muy ricos, y tengo mucho que aprender de la actitud que mantienen estos artistas en el escenario.

El espectáculo llegó a su fin. No se me hizo nada largo ni aburrido, y la sensación general con la que salimos fue de sorpresa al descubrir que nos había encantado el show hasta a los "no flamencos" :)

Museo del Baile Flamenco de Sevilla
Fin de fiesta del espectáculo del Museo del Baile Flamenco de Sevilla

Conclusión: os recomiendo el espectáculo aunque, como yo, no seáis muy amigos de este estilo. El precio del museo + espectáculo flamenco son 24€, que me parece bastante asequible para ser un museo y una actuación en directo.

¿Qué os ha parecido? ¿Iríais a verlo, habéis ido ya? ¿Os gusta el flamenco? ¡Contadme! Estoy deseando saber vuestras opiniones. Puedes seguirme en las redes sociales donde comparto mis fotos y experiencias viajeras, así no te perderás ninguna novedad: sígueme en  FacebookTwitterInstagramYoutube y Google +


12 comentarios :

  1. Hola compi! Me siento totalmente identificada con lo que cuentas ¿será por qué estaba sentada justo detrás ? ;-) A mi como a ti el flamenco no me atrae ¿atraía? lo más mínimo pero el espectáculo que vimos en el museo me fascinó y dejó boquiabierta en muchos momentos.La energía que transmiten los artistas, el sentimiento, los trajes, la música...todo me pareció que encajaba a la perfección.Estoy contigo en que es una visita obligada en Sevilla con un precio muy razonable.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí! Puede que estar ahí al ladito influyera algo :) Fue un espectáculo muy intenso, me alegra ver que coincidimos en la opinión!!! Un abrazo

      Eliminar
  2. Muy buen resumen de la experiencia; coincido en que fue un Espectáculo con mayúscula ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí señorita!!! :) Un Espectáculo Estupendo, también con mayúscula!!!

      Eliminar
  3. Me ha encantado tu post tan sincero. No tenía ni idea de que el flamenco no era lo tuyo, ajajaja. Qué noche tan mágica. Yo no me canso de ir al Museo y disfrutar en directo del flamenco siempre que puedo. ¡Pura pasión!
    kss
    =)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto :) Pero el espectáculo me enamoró, y por eso quiero que lo sepan mis lectores, que una cosa no quita la otra! Un besito Pilar!

      Eliminar
  4. La verdad es que a mí que no me gusta el flamenco tampoco se me habría ocurrido ir a este museo... pero si incluso a ti te gustó, habrá que tenerlo en cuenta para próximas ocasiones que vaya a Sevilla.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es una buena opción porque impresiona a todo el mundo, por lo menos es la impresión generalizada que sacamos de allí. Un abrazo!!!

      Eliminar
  5. Veo que fue una de las activades más sorprendentes del #SevillaInside para algunos, para mí fue muy emotiva, me emociona el arte que pueden llegar a tener los bailaores, cantaores y guitarristas. Quizá también porque una de mis hermanas sea bailaora ;)

    Bs

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso de que la familia se dedique a algo similar (o a eso mismo) emociona mucho, lo sé por experiencia :) ¡Me encantó! Un besito Noelia

      Eliminar
  6. A mí tampoco me gusta el flamenco, pero leyendo lo que has escrito ahora sí iría a ver un espectáculo de este tipo porque transmites muy bien el gusto por todo lo que viste allí y me has convencido.
    Besosss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bien! Qué poder de convicción! Jejeje. Es la pura verdad, no me gusta el flamenco y en casa no me oirás escucharlo... Pero el espectáculo me encantó. Un besito

      Eliminar

Os recuerdo que no se publicarán comentarios con faltas de respeto e insultos ni con links publicitarios.
¡Gracias! :)