18 mayo 2015

Atardecer en el Faro de Punta de Teno (Tenerife)

A veces la magia no está en recorrer la grandiosidad de ciudades como París, llenas de monumentos, o en conocer la ciudad donde nació aquel genio al que admiras, como Salzburgo. Con frecuencia, la magia la tenemos aquí al lado, en pequeñas cosas y detalles casi imperceptibles. Por eso os quiero hablar del atardecer en el Faro de Punta de Teno, en el noroeste de Tenerife.

Atardecer en el Faro de Punta de Teno
Atardecer en el Faro de Punta de Teno

Lo cierto es que la historia no es muy bonita ni muy romántica, y de hecho lo pasé bastante mal cuando fui allí. Sin embargo, el resultado mereció la pena. Todo se remonta al verano de 2014, después de un agotador pero estupendo día conociendo Tenerife. Mi novio me quería dar una sorpresa llevándome a este sitio tan bonito, pero al llegar nos encontramos con la carretera medio cerrada.

Paseando por el Faro de Punta de Teno
Paseando por el Faro de Punta de Teno


Fuimos por la carretera de Buenavista del Norte, y al llegar al tramo que lleva al Faro, había una valla cortando la mitad de la vía. Paramos el coche y leímos los carteles que indicaban que pasar por allí era peligroso y que, si lo hacías, era tu responsabilidad. Durante el rato que estuvimos dudando o no, varios coches salieron y entraron por la parte de la valla que estaba abierta, así que, como mi novio ya había estado antes allí y conocía la zona, decidimos arriesgarnos.

Atardecer en el Faro de Punta de Teno
Atardecer en el Faro de Punta de Teno

Yo iba aterrorizada, para qué decir lo contrario. A mí eso de arriesgarme… Lo justo. Así que pasar a escasos metros de los Acantilados de los Gigantes, viendo la carretera llena de baches producidos por los desprendimientos, no me producía mucha tranquilidad (juzgad vosotros mismos con el vídeo). Atravesamos varios túneles sin nada de iluminación (salvo la del coche, obviamente) y por fin, llegamos a nuestro destino: el Faro de Punta de Teno.





Los Acantilados de los Gigantes, vistos desde Punta de Teno
Los Acantilados de los Gigantes, vistos desde Punta de Teno

Salí del coche y tuve la oportunidad de mirar atrás, ver las impresionantes moles de roca que se hacen llamar Gigantes (con toda la razón del mundo mundial), y sonreír. El sol se ponía, hacía airecillo y dimos un paseo por allí. No se puede subir hasta el faro, pero sí se puede pasear por la zona y disfrutar de la brisa marina.

Atardecer en el Faro de Punta de Teno
Atardecer en el Faro de Punta de Teno

Así que finalmente, mereció la pena. Contemplé un maravilloso atardecer tinerfeño en uno de los lugares de más encanto y menos accesibles de la isla. He leído en el Diario de Avisos que tal vez se reanuden las obras ahora en enero para acondicionar la carretera, a ver si hay suerte. Mientras tanto, si pasáis, es vuestra responsabilidad (yo no os estoy diciendo en ningún momento que pasar sea seguro).


¿Qué os ha parecido este rincón? ¿Os ha gustado? ¿Habríais arriesgado, os habríais dado la vuelta? ¡Contadme vuestra opinión! Me gustaría saber también si alguien ha estado antes de que estuviera así la carretera. Os recuerdo que podéis seguirme en las redes sociales: FacebookTwitterInstagramYoutube y Google +¡Un abrazo viajeros!

6 comentarios :

  1. Pues yo no sé si me habría arriesgado... Y más llevando coche de alquiler... Puff!! Aunque a juzgar por las fotos, veo que mereció la pena!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya, yo pasé un poco de miedo pero como mi novio ya conocía la zona y tal... Bueno, hubo suerte al final menos mal jejeje. Un abrazo

      Eliminar
  2. Un sitio precioso que yo sólo vi de lejos y es verdad que son impresionantes los acantilados. Eso sí, yo no me hubiera arriesgado a pasar, yo no soy tan valiente.
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, no te creas que yo soy muy valiente jajaja, pero al final nos arriesgamos. Un besito

      Eliminar
  3. Estuve trabajando por Canarias hace muchos años y Tenerife, junto con el Hierro eras mis islas misteriosas. Muy bonito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego, una preciosidad de isla Tenerife. A ver si puedo conocer pronto el Hierro. Un saludo

      Eliminar

Os recuerdo que no se publicarán comentarios con faltas de respeto e insultos ni con links publicitarios.
¡Gracias! :)