29 octubre 2015

La leprosería abandonada de Arico

Érase una vez una joven pareja que se fue de excursión a ver el faro de la costa de Abades, en Tenerife. Estaba anocheciendo, y cuando llegaron, no fue el faro lo que les llamó la atención: un poco más allá se alzaba, imponente, un edificio coronado con una cruz. Empujados por la curiosidad, fueron a verlo más de cerca.



Un escalofrío recorrió la espalda de ella. Todavía no habían llegado a aquella construcción que parecía una iglesia, estaba más lejos de lo que parecía. El faro se perdía en la distancia, y daba paso a unos barracones de piedra abandonados. ¿Qué podía ser aquello? Un letrero de "Todo por la patria" les dio una pista. ¿Un cuartel?



Bien, esto que os cuento es completamente verídico. El año pasado, en mis vacaciones tinerfeñas, nos fuimos a ver el faro de Arico, y acabamos viendo este conjunto de edificios tan siniestros. La realidad es que fueron construidos para acoger a los leprosos allá por 1940, pero los enfermos no llegaron nunca a entrar allí gracias a que antes se inventaron los medicamentos contra la lepra.



Para aprovechar aquellas moles de piedra decidieron convertirlo en un cuartel, aunque no debió durar mucho antes de volver a cambiar de función: sería un complejo turístico con hoteles y campo de golf. Función que, por cierto, nunca cumplió.



Así es como ha llegado a la dejadez que tiene hoy en día la zona. Se ha convertido en un lugar admirable para los amantes de los sitios abandonados, para pasear, para hacer fiestas al amparo de esos techos que nunca llegaron a contagiarse de la lepra.




Hasta aquí este relato viajero un poco diferente. ¿Qué os ha parecido? ¿Conocéis el sitio? ¿Sois de visitar lugares abandonados? ¡Contadme vuestras historias viajeros! Y de paso, seguidme en las redes sociales :)  (FacebookTwitterInstagramYoutube y Google +)

2 comentarios :

  1. Curioso sitio! No había oído hablar de el nunca! La verdad es que estas cosas me llaman la atención aunque no he visitado nada así aún.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya, es un sitio que me impresionó mucho... En seguida que salimos de allí cogí el móvil y me puse a investigar a ver qué era eso jejeje. UN saludo

      Eliminar

Os recuerdo que no se publicarán comentarios con faltas de respeto e insultos ni con links publicitarios.
¡Gracias! :)