16 marzo 2016

Descubriendo una joya madrileña: el Monasterio del Paular

No todo el mundo tiene la oportunidad de irse de viaje en Semana Santa. Por eso, para aquellos que nos quedamos en Madrid pero queremos huir de la gran ciudad, os propongo una escapada por la sierra madrileña, concretamente por la zona del  Valle Alto del Loyoza. Podéis hacer una excursión de solo un día, o bien alojaros en Rascafría para moveros desde allí, cosa que recomiendo si pensáis hacer alguna ruta.

Monasterio del Paular
Monasterio del Paular visto desde el Puente del Perdón

Sea cual sea tu opción, no debes perderte el Monasterio del Paular, una de las joyas arquitectónicas y artísticas del Valle del Paular. Este monasterio, cuyo nombre completo es Real Monasterio de Nuestra Señora de Santa María de El Paular, fue fundado en el siglo XIV. Hoy lo podemos conocer (previo pago de 5€ de entrada: museo + monasterio) gracias a los monjes que residen allí, ya hace más de 60 años. De hecho, la visita por todas las salas te la hace un monje la mar de agradable. Merece la pena pagar para conocer el lugar.

Retablo del Monasterio del Paular
Retablo del Monasterio del Paular

La visita comienza en la iglesia, relativamente pequeña, pero presidida por un inmenso retablo hecho de alabastro con recubrimiento de pan de oro. La autoría se le atribuye a tallistas genoveses, aunque más tarde los expertos dictaminaron que es una obra de artistas de la escuela burgalesa.

Cúpula del Monasterio del Paular
No dejes de mirar a todas partes: techo, suelo, paredes... Todo es impresionante.
Cúpula del Monasterio del Paular

Después de conocer un poco la historia de este magnífico lugar (si queréis más datos históricos mirad su web, yo os lo cuento muy resumido), pasamos a visitar otras estancias del monasterio: la Capilla de la Inmaculada, de estilo barroco; la Capilla de los Apóstoles, cuyos zócalos son de cerámica de Talavera, y después pasamos al sitio que más me impresionó: el Tabernáculo o Transparente.

Tabernáculo o Transparente del Monasterio del Paular
Tabernáculo o Transparente del Monasterio del Paular

Lo primero que pensé al pasar allí fue… ¿por qué demonios no sabía que esto estaba aquí? Una sala de mármol, muy ornamentada, en cuyo punto más alto el techo llegaba hasta los 15 metros de altura. Cualquier foto que ponga no hace justicia, me resultó imposible retratar aquel lugar. Aún así os pongo una, aunque ya os digo que no se aprecia ni remotamente lo que allí había. De nuevo os remito a la web del monasterio para que veáis más fotos y aprendáis más de este lugar que me dejó completamente hechizada.

Comedor del Monasterio del Paular
Comedor del Monasterio del Paular

El listón estaba muy alto ya, y por eso, cuando después pasamos a la Sacristía, me parecía sobria en exceso, rozando lo desangelado. Cuando entramos en la siguiente sala, alguien tuvo a bien comentar que allí olía a patatas con chorizo, o algo así. Yo, con mi nariz taponada por los mocos que me suelen acompañar durante todo el invierno, no olía nada, pero pensé que estaba un poco loco aquel señor. Pues no, no estaba loco, yo era una prejuiciosa. Aquel señor tenía toda la razón, porque aquella estancia era el comedor. Aunque solo se utilizaba para ocasiones espaciales (cuando hay más de 30 monjes congregados), la cocina debía quedar cerca, y era casi la hora de comer.

Patio del Monasterio del Paular
Patio del Monasterio del Paular


Por último, visitamos el Claustrillo y el Gran Claustro, donde la exposición de cuadros de Vicente Carducho y el museo. Es interesante visitarlo, ya que se ven las diferentes etapas por las que ha pasado el Monasterio, y cómo estaba antes y después de las restauraciones.


La conclusión de todo esto es que, si eres madrileño y no has visitado este monasterio, no tienes perdón :P Tienes que ponerle remedio cuanto antes. Tenemos verdaderas joyas a un paso de casa, solo es cuestión de ponerse a descubrirlas :)

¿Os ha gustado? Contadme vuestra experiencia por aquí, si vosotros conocíais ya el monasterio o vais a ir próximamente. Y no os olvidéis de seguirme en  FacebookTwitterInstagramYoutube y Google + para no perderos ninguna novedad del blog :)

4 comentarios :

  1. Ni idea de la existencia de tan precioso monasterio. Me lo apunto!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra descubrir cosas nuevas a mis lectores :) Un saludito

      Eliminar
  2. Un bonito monasterio digno de una visita.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin duda! No se puede dejar de visitar si vas por la zona :) Un abrazo

      Eliminar

Os recuerdo que no se publicarán comentarios con faltas de respeto e insultos ni con links publicitarios.
¡Gracias! :)