14 noviembre 2016

Flores y balcones en la Orotava

No llevamos ni una semana de frío ¡y ya quiero calor! Por eso he decidido volver, aunque sea a través de los recuerdos, a la Orotava, en Tenerife. ¿Te vienes conmigo al municipio con más extensión de la isla?

La Orotava
¿Te vienes a la Orotava?

Comenzaremos la visita por la Casa de los Balcones, un emblemático edificio donde se encuentra el centro de la artesanía tradicional de La Orotava, junto al Museo de las Alfombras de Flores y la sede de la Cofradía del Vino. Construido hace más de tres siglos, destaca por su inmenso balcón de madera de la tercera planta y por un bonito patio interior, también con sus correspondientes balcones y lleno de plantas. El acceso es gratuito.

La Orotava
Casa de los Balcones

La Orotava
Interior de la Casa de los Balcones

Seguimos paseando por las calles del municipio tinerfeño y deleitándonos con más balcones de madera, hermosamente tallados (sí, soy un poco pedante, lo sé 😜). Llegamos a la plaza del Ayuntamiento, bastante sencilla pero bonita con sus palmeras y flores. Otra plaza importante es la de la Constitución, con un quiosco muy curioso, ya que tiene un estilo neo-mudéjar que lo diferencia de los típicos de forjado metálico que abundan por aquí por Madrid.

La Orotava
Plaza del Ayuntamiento

De camino a uno de los espacios verdes de la Orotava, pasamos por el Liceo-Taoro, un imponente edificio de principios del siglo XX.  Y por fin llegamos a los Jardines Victoria, lo que más me gustó e impresionó de la ciudad. Se construyeron por encargo de la marquesa de la Quinta Roja, está presidido por un mausoleo vacío, ya que finalmente el hijo de la marquesa fue enterrado en otro lugar.

La Orotava
Jardines Victoria

Como reza el título del post, vamos a seguir hablando de flores (que de balcones ya hemos hablado). El Jardín Hijuela del Botánico, declarado Bien de Interés Cultural en 2008, alberga un centenar de plantas diferentes en sus 4.000 metros cuadrados de extensión.

La Orotava
Jardín Hijuela del Botánico


En la Orotava encontramos, además de flores y balcones, varias iglesias, todas con una estética peculiar: la Iglesia de la Concepción, la de San Juan Bautista, la de Santo Domingo y la de San Agustín. La mayoría de ellas tienen ese toque de ladrillo/piedra oscuro combinado con tonos claros, salvo la de San Juan Bautista, de un deslumbrante beige. La mayoría estaban abiertas y se podía visitar su interior de forma gratuita.

La Orotava
Iglesia de la Concepción

Por último, os hablaré de la Ruta de los Molinos de Agua. Desde el siglo XVI se usaban estas maquinarias para moler el gofio, y aún hoy se conservan diez de los doce o trece que había (dependiendo las fuentes que consultes te dicen un número u otro). De estos diez, solamente dos funcionan como molinos de gofio en la actualidad. Por cierto… ¡qué rico el gofio! ¿Lo has probado?

Y con esto me despido hasta la próxima 😊 Recuerda que puedes seguir al blog a través de FacebookTwitterInstagramYoutube y Google + :)



No hay comentarios :

Publicar un comentario

Os recuerdo que no se publicarán comentarios con faltas de respeto e insultos ni con links publicitarios.
¡Gracias! :)