17 enero 2017

Hotel Eurostars Madrid Tower: mi primera vez en un 5*

¡Hola amigos!

Hoy traigo una reseña un tanto especial, ya que no va a tener el formato habitual de las que hago en mi sección de hoteles. Como no cobro un céntimo por hablar de los alojamientos (cuando he sido invitada lo he dicho) y no tengo que seguir ninguna norma, esta me apetece hacerla diferente. Más sentimental 😁



Vale, es un poco mentirijilla eso de que es mi primera vez en un hotel 5* porque ya estuve en el de Marina D'Or, pero para mí no es lo mismo porque, precisamente, allí fui invitada. Ir con invitación tiene el pro de que te ahorras el hotel, y el contra de que la calidad tal vez esté un poco inflada por eso de que eres un huésped que luego puede hablar bien o mal del sitio. A lo que iba.

Cuando llega la Navidad, mi chico y yo tenemos por costumbre escaparnos a algún hotelito madrileño a descansar. Sé que a algunos de vosotros, lectores viajeros, os parecerá un pecado desaprovechar uno o dos días en la propia ciudad. Un gasto tonto. Pero es que llega un punto de saturación durante el año en el que el cerebro necesita desconectar, y a mí, si me llevas a un sitio que no conozco, no desconecto. Lo paso bien y me encanta, pero quiero verlo todo, salir, entrar a museos, pasar a la iglesia, hacer fotos, probar platos típicos… Vamos, que descansar no descanso en absoluto. Por esto decidimos quedarnos en Madrid.



Mi novio es el que se encarga de elegir el sitio y llevarme de sorpresa, y este año ya sabes dónde hemos ido, porque ha sido lo primero que te he dicho: ¡al Hotel Eurostars Madrid Tower! Nada más y nada menos que el lujoso hotel situado en una de las cuatro torres del complejo Cuatro Torres Business Área. En plan peliculero me tapó los ojos y, cuando los abrí estaba en la planta 22, con unas espectaculares vistas al Paseo de la Castellana 😍



El Eurostars me dejó totalmente deslumbrada. Voy ahora con la parte más técnica del asunto, para que esta reseña tenga interés para ti:
  • La habitación tenía la cama más grande que había visto en mi vida, además de comodísima. Si la almohada no te convencía, había una carta de almohadas donde podías elegir una a tu gusto. La habitación tenía un sillón, una pantalla enorme de televisión y un escritorio, pero yo con mirar por el inmenso ventanal era más que feliz. ¡No necesitaba televisión!



  • El baño era más que completo, con un plato de ducha con hidromasaje y, separada, la bañera. Una parte de la pared era acristalada, con unas láminas de madera que podías abrir para que entrara la luz de la habitación. Tenía secador de pelo con difusor, algo que nunca había visto en un hotel (para los que no saben qué es eso, es un cacharro para secar pelo rizado). El váter se cerraba aparte, como si fuera de un aseo público, por lo que tú podías estar haciendo pis y otra persona lavándose las manos, y no te veía.

  • Las zonas recreativas no tuve la suerte de probarlas. Tiene un spa y un gimnasio, pero eso ya no entraba en el presupuesto jejeje. Tampoco lo hacía el desayuno, que eran 25€ por persona, así que tampoco probamos el restaurante. ¡Una lástima!

Por último, hablaré de los alrededores del Hotel Eurostars Madrid Tower. Todo lo bonito que tiene el alojamiento y sus mágicas vistas desde las alturas, lo tiene de fea la zona. No fea, que tampoco es fea, pero salvo el Hospital de la Paz, la zona empresarial con los cuatro rascacielos madrileños no tiene nada que ver ni que hacer. Para salir lo mejor es irte al centro, que el metro (parada Begoña) está muy cerca.




A diferencia de otras veces, hoy no voy a poner nota. El hotel me encantó, y el trato que nos dieron al llegar y al marcharnos fue excepcional, como yo siempre imaginé que te tratarían en un hotelazo de esa categoría. Pero me faltó por probar el restaurante y demás instalaciones, y me parecería una nota puesta solo a la mitad del alojamiento. Cada uno que valore según lo que he contado 😊

Si te ha gustado este post, te invito a compartirlo para llegar a más gente que le pueda interesar, y a seguirme en las redes sociales para no perderte ninguna novedad del blog: FacebookTwitterInstagramYoutube y Google + 

¡Hasta la próxima!

5 comentarios :

  1. Que buena sorpresa! Así da gusto!
    Deben de ser espectaculares las vistas desde allí arriba :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, la verdad es que sí, son muy bonitas :D

      Eliminar
  2. ¡Que envidia! Personalmente disfruto mas de los lugares que de los hoteles y por eso no me planteo un hotel caro que no voy a disfrutar. Pero el plan que te propusieron si que es apetecible. Un par de días de lujo no le disgustan a nadie, jaja.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí también me gusta mucho más ir a conocer sitios aunque duerma en un hotel andrajoso jejeje, pero como comento en el post, si es para descansar... Mejor este tipo de hoteles :D Un saludo y gracias por comentar!

      Eliminar
  3. Me ha encantado

    Yo soy de comodidades y prefiero hoteles mas lujosos...para las veces que salimos !! Que gran experiencia. Muy recomensable.

    ResponderEliminar

Os recuerdo que no se publicarán comentarios con faltas de respeto e insultos ni con links publicitarios.
¡Gracias! :)