09 abril 2018

Cuenca más allá de las Casas Colgadas

A unos 170 km. de Madrid se encuentra Cuenca, una ciudad histórica medieval fortificada con gran encanto turístico, no solo por los monumentos que nos ofrece, sino también por el entorno privilegiado en el que se encuentra. No en vano fue nombrada Ciudad Patrimonio de la Humanidad en 1966.


  • TEN EN CUENTA QUE… Si vas en coche, casi toda la zona monumental es de estacionamiento regulado, y que te va a compensar aparcar lejos del centro o bien dejarlo en un parking.
Si hay algo que hace especial a esta ciudad son las Casas Colgadas, un conjunto de tres casitas encaramadas en la montaña de las cuales no se conoce su origen exacto. Restauradas en el siglo XX, dos de las casas acogen el Museo de Arte Abstracto Español (gratuito).

Casas Colgadas

Para ver bien estas casas-monumento, te recomiendo que camines unos metros por el Puente de San Pablo, desde donde tendrás una preciosa panorámica de la zona. El puente tiene sus orígenes en el siglo XVI, cuando estaba construido en piedra. Sin embargo, después de que se desmoronara, a principios del siglo XX se reconstruyó en hierro y madera.

Puente de San Pablo

Desde allí también puedes contemplar el Convento de San Pablo, edificado en 1523 y utilizado en la actualidad como Parador Nacional de Turismo. Es una zona que merece la pena visitar tanto por el día como por la noche, porque iluminada tiene un aspecto mágico.



Callejea por la zona de las Casas Colgadas y llega hasta la Plaza Mayor, donde encontramos el Ayuntamiento y la Catedral, el ejemplo más temprano del estilo gótico en España. Aún no he visitado el interior, pero me gustaría hacerlo en alguna futura visita a la ciudad. El templo fue construido durante el siglo XIII, aunque ha ido sufriendo transformaciones a lo largo de los años. El precio de la entrada ronda los 5€, 8€ si quieres entrada conjunta con el Museo del Tesoro de la Catedral.


El Barrio de San Pedro es el más antiguo de Cuenca. Está organizado alrededor de la calle San Pedro, donde residía la nobleza conquense. Por ese motivo, en esta zona encontramos casonas con sus escudos.

Otro barrio que no debes perderte es el del Castillo, desde donde disfrutarás de unas vistas espectaculares de la ciudad. Además, si te apetece hacer alguna senda, desde allí parten varias (otra cosa que tengo en tareas pendientes).


El Jardín de los Poetas reabrió en marzo de 2017 después de 10 años de clausura. Cuando yo estuve aún no estaba abierto, pero buscando por internet he descubierto que ahora sí, y está distribuido en dos pisos: en el bajo se pueden ver restos de hallazgos arqueológicos, y en el primer piso hay un mirador.


Además de todo esto que os he contado, hay muchas más iglesias, estatuas y callejuelas con encanto. En este vídeo os muestro un poco más de la ciudad.



Y antes de acabar, un par de recomendaciones:

  • Si tienes que comer en Cuenca, te recomiendo el Mesón Jose.
  • Si tienes que dormir en Cuenca, te recomiendo el Hostal Arévalo (tengo pendiente de hacer la reseña, pero si necesitas información estaré encantada de dártela)
Te recuerdo que me puedes seguir en  FacebookTwitterInstagramYoutube y Google + 😃 si no lo haces ya, y si te ha gustado el post, te animo a que lo compartas en las redes sociales pinchando en uno de los botones de aquí abajo ↓

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Os recuerdo que no se publicarán comentarios con faltas de respeto e insultos ni con links publicitarios.
¡Gracias! :)