31 agosto 2012

Guadalest, el pueblo de los museos


Ya llegamos al fin de las vacaciones, y la última excursión que hicimos fue a Guadalest, un municipio alicantino que está en la montaña, con algunas de sus casas excavadas en la roca. Nos habían hablado de un museo de miniaturas y de las bonitas vistas que tenía el pueblo, así que allá que fuimos.

Caminando por el Raval de Guadalest

Cuando llegamos nos encontramos con un gran parking a la entrada del pueblo donde no funcionaban las máquinas para pagar y las vallas estaban levantadas. Dijimos genial, dejamos aquí el coche. Pero nada más salir una empleada del ayuntamiento vino a pedirnos el dinero, que allí no se aparcaba gratis. Estaba bien de precio, costaba 2€ todo el día; sin embargo, nosotros íbamos a estar solo la mañana allí y nos metimos a buscar sitio al centro. Era temprano, así que un par de calles más allá encontramos aparcamiento sin problema. Debe ser un sitio muy turístico porque los parkings que había eran enormes.

En ese mismo parking se encontraba la oficina de turismo, pero hasta las 11 no abría. Qué sorpresón, vaya suerte estaba teniendo con las oficinas de turismo este viaje… Por suerte en Guadalest hay unos carteles explicativos bastante buenos al lado de cada monumento, así que pude pasar sin plano.

Guadalest desde el mirador

Fuimos subiendo desde el Raval (la zona de fuera de las murallas) hacia el casco histórico del pueblo, y de camino pasamos por el Museo de Belenes. En la puerta estaba una señora a la caza de visitantes y fue agobiante no, lo siguiente. Intentó captarnos diciendo que eran tan famosos que había salido en Telemadrid y no sé cuántas cosas más (cada cuál más absurda y menos interesante) pero nosotros continuamos nuestro camino. Para quien le interese, la entrada eran 4 € la normal y 3 € para estudiantes.

Museo etnológico de Guadalest


Llegamos a la zona del Castell de Guadalest, el conjunto histórico artístico del pueblo que formó parte de la Hispania musulmana que se encuentra dentro de una muralla. Ahí están los edificios más importantes como la iglesia o el Ayuntamiento. Tras pasar por el Portal de Sant Josep, una puerta excavada en la misma roca, nos encontramos ya en la Vila, que es como se conoce al interior del recinto amurallado.

Portal de Sant Josep

El pueblo me parecía pequeño y el número de tiendas para recuerdos y sobre todo de museos, desorbitado. Según salías podías pasar al Castillo, al museo Etnológico o al de miniaturas. Y fuera tenían el de belenes, de juguetes antiguos, el de miniaturas microgigantes y el de Ribera Girona. Me pareció alucinante. Yo preferí pasear por fuera, sinceramente gastarme un pastizal en un montón de museos no me apetecía mucho.

Al único que pasé fue al Etnológico, que era gratuito (solo dabas la voluntad). En su interior podías ver una casa típica del XVIII, con su cocina, su corral y sus habitaciones. No estaba mal, lo único que no dejaban hacer fotos.

Uno de los sitios que más me gustó de Guadalest está en la plaza del Ayuntamiento, donde había un pequeño mirador –Penya de l’Alcalà- desde donde se divisaba el Pantano de Guadalest, con un precioso e hipnótico tono azulado.

Pantano de Guadalest

Y por último, contaros que se puede pasar (gratuitamente también) a ver una pequeña  prisión situada en la parte de abajo del Ayuntamiento que fue juzgado y prisión en la época medieval. Tened mucho cuidado al entrar y sobre todo al salir, porque es una puerta muy pequeña y os podéis romper la cabeza fácilmente si no tenéis cuidado, os lo digo por experiencia…

Hasta aquí la visita a este pueblo que da la sensación de que tiene más museos que habitantes. Por cierto, que si os hacéis los remolones a lo mejor os rebajan el precio en el de los belenes, que a nosotros nos regalaban una entrada (a pesar de todo no entramos).

¡Nos leemos!

Si te ha gustado este artículo, sígueme en  FacebookTwitterInstagramYoutube y Google + para no perderte ninguna novedad del blog.

10 comentarios :

  1. Eso de que te agobien para entrar en los sitios no me gusta mucho pero la verdad, las callejuelas parecen chulas!!! Un abrazo. ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, el sitio es precioso y probablemente los museos también (unos más y otros menos, claro...) pero me pone muy nerviosa que me agobien así! A lo mejor si vuelvo me pienso entrar a alguno jejeje. Un abrazo!

      Eliminar
    2. lo k veo k le falta es un aeropuerto y una rotonda
      y el decimo museo.

      Eliminar
  2. El sitio se ve chulísimo. Me encantan los museos pero todo tiene un límite, y ahí creo yo que se han pasado. Enhorabuena por el blog, es muy entretenido. Tienes una seguidora. http://saldelapuro.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! Gracias por seguirme! :) Guadalest me gustó mucho, y seguro que los museos están genial también, pero así a bote pronto me parecieron demasiados para tan poco terreno jejeje. Si vuelvo intentaré visitar alguno y os cuento.

      Un saludo!

      Eliminar
  3. Alguna vez he visto en la tele algún reportaje.... Eso sí del pueblo, del museo de los belenes no he visto nunca nada.... Y bueno, el agobio pues ya sabes..la pela es la pela...jeje

    Saludetes!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no lo conocía y me encantó! Algunos de los museos sí me llamaron la atención, pero como no tenía mucho tiempo... Pues elegí conocer por fuera el pueblo. Y sí, tienes razón, la pela es la pela y será su trabajo jejeje, pero maaadre mía!

      Un abrazo Xipo!

      Eliminar
  4. Vaya suerte con las oficinas de turismo!! A veces pienso que no tienen muy cuenta que los turistas no tenemos horario! jejeje
    Qué bonita la vista desde el mirador! Y tanto que tiene un color hipnótico!!!
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, aunque bueno mira, dados los antecedentes que había tenido en las vacaciones era mejor que estuviera cerrada jejeje. Me alegra que te gusten las vistas desde el mirador :) Un saludo!!

      Eliminar
    2. A mi me encanto,ya fui varias veces al castillo,el pantano y a algún museo que otro y a mi nadie me agobio para nada y a uno de los que entre con mi niña ,fue a el de los belenes y nos gusto mucho,el belén es precioso y aprovechan la piedra natural de la cueva,luego tienen colección de casas de muñecas.

      Eliminar

Os recuerdo que no se publicarán comentarios con faltas de respeto e insultos ni con links publicitarios.
¡Gracias! :)