08 agosto 2014

Cueva de El Soplao: exploradores por un día

Por fin llegaba el día, llegaba el momento… Íbamos a hacer la visita a la Cueva de El Soplao que tanto me habían recomendado. Antes de empezar a contaros mi experiencia, un poco de información práctica
  • La Cueva de El Soplao está en lo alto de la Sierra de Arnero, en Cantabria, a unos 60 km. de Torrelavega que era donde yo me alojaba. De Santander está un pelín más lejos, unos 80 km.
  • Existen dos tipos de visita: la guiada, más tranquila y adaptada para todos los públicos. En esta subes en un tren minero y recorres la galería minera de la Isidra hasta llegar a la parte más externa de la cueva. Esta visita dura una hora y cuesta 12€ por persona. Por otro lado está la visita aventura, que es la que yo hice y os recomiendo totalmente. Esta cuesta algo más, concretamente 32 eurazos por persona… Es un poco cara pero merece la pena. Dura dos horas y media y después os cuento de qué va el asunto.
  • Antes de ir, reserva tu entrada. Son grupos reducidos y si vas sin cita posiblemente no puedas visitar la cueva en ninguna de las modalidades.
  • Te recomiendo reservar a primera hora. Así a la salida podrás aprovechar y visitar algún sitio más, como por ejemplo San Vicente de la Barquera, que se encuentra a 26 km. de allí.
  • Lleva ropa cómoda. Yo me puse un pantalón de chándal, calzado de trekking, una camiseta de tirantes y sudadera finita. Ten en cuenta que luego te dan botas, mono y casco y tienes que ponértelo encima de la ropa (las botas obviamente no van encima de tu calzado jeje).

Antes de empezar la visita nos dimos una vuelta por la tienda, hicimos las fotos de rigor y disfrutamos de las vistas desde la Sierra, que son preciosas.

Después nos hicieron pasar a los vestuarios, nos repartieron la ropa que llevaríamos y unos guías muy majetes nos explicaron el funcionamiento de la luz del casco. Cuando estuvimos cambiados nos llevaron a la entrada de la cueva. Por cierto, no te agobies si al principio no te da tiempo a fotografiarte con el atuendo minero-explorador, al final te dejan un tiempo para fotos. De esta guisa fui yo :)



Una vez en el interior de la cueva no se permite hacer fotos, por lo que he pedido fotos a turismo para que las podáis ver.

Foto gracias a Turismo de Cantabria

La Cueva de El Soplao se descubrió hace relativamente poco, a principios del siglo XX. Aunque tiene unos 20 km. de galerías, lo que nosotros visitamos con la visita aventura solo recorremos 1,5 km. En ese kilómetro y medio recorres muchas galerías, las más destacadas son las de Campamento, El Órgano y El Bosque. Lo más especial de esta cueva minera son las excéntricas, un tipo de formación que no se da en todas las cuevas. Podría copiaros la definición que viene en cualquier web o diccionario, pero prefiero explicarlo a mi manera. Las excéntricas son un tipo de formación (rollo estalactitas y estalagmitas) pero mucho más llamativas. Tienen un color blanco como si fuera hielo, y tienen como pelitos que salen de la formación (capilaridades, creo que se llaman). Una imagen vale más que mil palabras, ¿cómo las describirías tú?

 
Excéntricas de la Cueva de El Soplao - Foto gracias a Turismo de Cantabria

En cuanto a la visita aventura, recorres las galerías que te he comentado por el suelo real de la cueva, no vas por ningún camino “artificial”. Debes seguir a los guías y hacer caso a sus consejos todo el rato. La galería del Campamento se llama así porque precisamente era la estancia donde acampaban los mineros; la del Bosque porque la cantidad de formaciones recordaba a un bosque pétreo y la del Órgano porque las formaciones recordaban precisamente a esto, a tubos de órgano (eran como unos macarrones gigantes).

Foto gracias a Turismo de Cantabria

Por lo demás, si quieres quedar como el listo de la clase presta atención al camino, porque luego preguntan si alguien sabe cómo volver. En nuestra visita nos guió de vuelta mi novio, que tiene alma de explorador y una orientación estupenda :) Si hubiera tenido que guiar yo, habríamos muerto todos ahí dentro jajaja. Un dato importante es que si alguien visita una cueva y se pierde, lo mejor no es ponerse a dar vueltas sin sentido a ver si encuentras la salida, sino sentarte y esperar que te vengan a buscar (para lo que previamente has tenido que comunicar a alguien tus planes de visitar la cueva X, sino…).

Foto gracias a Turismo de Cantabria

 Mi momento favorito de la visita fue cuando llegamos a la última sala y nos hicieron sentarnos y apagar todas las luces. Ha sido la primera vez en mi vida que he experimentado una sensación de silencio y oscuridad total… Porque claro, en cualquier sitio hoy en día tus ojos se adaptan a algo de claridad: siempre hay una rendija de una persiana por la que entra luz, una luz de emergencia, etc. Pero ahí no. No había nada de luz y por supuesto nada de ruido. Fue sobrecogedor.

En cuanto a la explicación de por qué la cueva se llama El Soplao… Me quedo con la que nos dijo el guía. Se llama El Soplao porque te soplan 32 euros para hacer la visita :) ¡Olé! Aún con este precio os la recomiendo. No es nada complicado avanzar por la cueva (los tramos más difíciles tienen alguna cuerda para ayudar o te ayudan los monitores) y merece mucho la pena.

Foto gracias a Turismo de Cantabria

 Y tú, ¿has visitado alguna vez El Soplao? ¿Conoces otra cueva de este estilo que me recomendarías? ¡Cuéntame! 

7 comentarios :

  1. Oye pues como mola el plan no? aunque te soplen 32€ jajaja aunque como no me saque de ahí Jordi...yo me siento y que me vengan a buscar jaja porque fijo me pierdo mas xD

    Muy interesante!

    ResponderEliminar
  2. Te lo piensas mucho al ser tan carente pero ya veo que merece la pena. Me encantaría realizar la excursión cuando pueda :P.

    ¡Besos!

    ResponderEliminar
  3. - Verónica: Ya! Es un plan chulo a pesar del dineral... U_u Se aprovechan de eso jejeje. Yo también me tendría que sentar Vero, no te preocupes que no serías la única jajaja :)
    - Laura: desde luego, esas excursiones hay que valorarlas bien... Ya me contarás si la haces algún día :)

    Gracias por comentar chicas!

    ResponderEliminar
  4. Qué guasa tiene el guía con el origen del nombre!! jajajaja
    Pues tiene buena pinta la visita, aunque imagino que yendo con un peque, es mejor la ruta de 12 euros, no?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego, fue súper gracioso oírle decir eso jajaja. Yendo con peque sí, yo creo que mejor la otra... Porque en la de aventura hay un par de tramos más complicados y no creo que dejen llevar nenes tan pequeños!
      Un abrazo

      Eliminar
  5. Nosotros hicimos la visita normal. Las cuevas no son mis mejores amigas, precisamente :-D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, bueno, pues bien hecha está, el caso es conocer la cueva ;)

      Eliminar

Os recuerdo que no se publicarán comentarios con faltas de respeto e insultos ni con links publicitarios.
¡Gracias! :)