17 septiembre 2014

El Capricho de Gaudí, una mágica casa girasol

Fue en verano cuando visité El Capricho, una obra que está en la localidad cántabra de Comillas. Esta casa, que erróneamente se ha tachado a veces de ser casa de verano de Gaudí e incluso un prostíbulo, es la obra más antigua del artista catalán y fue el encargo de Máximo Díaz de Quijano, concuñado del primer Marqués de Comillas.

El Capricho, en Comillas

Hicimos una visita guiada gracias a Carlos, una de las personas que lleva El Capricho hoy en día. Desde aquí, mil gracias por el trabajo que hace y por la estupenda visita guiada que nos hizo. Cuando le escribí diciendo que era bloguera de viajes, lejos de desmerecer nuestro trabajo (como a veces pasa) se volcó en que mi visita fuera perfecta. ¡Gracias!

Estatua de Gaudí, en El Capricho

La visita al complejo gaudiniano cuesta 5€, un precio que no es nada caro teniendo en cuenta que el edificio lo gestionan entre 5 personas… Son ellas las que se encargan de hacer visitas guiadas, atenderte en la taquilla o limpiar los baños. ¡Olé por ellos! Hacen una gran labor para que podamos conocer El Capricho. Antes era un restaurante, pero por suerte lo cerraron, ya que por lo visto la gente se volvía loca en las celebraciones y con el alcohol ya se habían llevado hasta azulejos de la fachada.

Una vez pagada la entrada, pasas a ver ese monumento que  -como bien señaló Carlos- tiene cierto parecido con el Palacio Laredo de Alcalá de Henares. De todo lo que nos contó, lo que más recuerdo porque me pareció suuuuuuuuuper curioso es que El Capricho tiene varias metáforas musicales: 
  • La primera la podemos ver en el exterior. Esos azulejos tan coloridos están colocados en 5 filas, ¡son como un pentagrama! Además, las rejas tienen un aire a la clave de sol.
  • Para ver la segunda hace falta pasar al interior de la casa. Llegamos a la estancia y nos pregunta que qué puede haber de musical allí. ¡Ni idea! Nos dio una pista: las ventanas. Así a simple vista no lo hubiéramos adivinado, pero cuando se abrieron las ventanas… Sonaban unas campanas celestiales :) Las ventanas de esa habitación tenían un sistema por el cual al abrirse accionaban unas campanitas con un contrapeso.
  • La tercera… Simplemente mirar las vidrieras de otra de las salas, decoradas con elementos musicales y de la naturaleza. ¡Qué preciosidad!
  • Y la última, que la he leído ahora investigando sobre el edificio, que precisamente el nombre El Capricho viene de la forma musical capricho, una pieza caracterizada precisamente por su libertad y carácter alegre.


Otra de las cosas que me llamó la atención es una casa girasol. Y no, no es porque tenga girasoles en su exterior. Es porque Gaudí la diseñó para que cada estancia recibiera la luz solar necesaria para cada momento del día. Es decir… La primera habitación donde te levantas es eso, la habitación. A continuación desayunas en el salón, pues ese cuarto está construido hacia donde gira el sol. Y así progresivamente. ¡Solo podía ser la obra de un genio!



Por lo demás, poco que añadir. Que me parece un edificio mágico, con mucho encanto y que recomiendo visitar si estás por allí. El interior es bonito, pero a mí me gustó más contemplar el Capricho desde fuera, embelesada con los azulejos de girasol y su minarete que parece hecho de piezas de Lego jejeje.

Y vosotros, ¿habéis estado alguna vez? ¿Conocíais sus metáforas musicales? ¡Contadme más! Me encanta aprender de vuestros comentarios.


¡Hasta la próxima viajeros!

Os recuerdo que podéis seguirme en FacebookTwitterInstagramYoutube Google + para no perderos ninguna novedad :)

18 comentarios :

  1. Hola Arantxa,

    Muchas gracias por acordarte del Capricho de Gaudí en tu blog. La publicación está genial pero lo más importante es que fuese una visita enriquecedora para ti. Que sigas viajando mucho y disfrutando de lugares mágicos...aunque no tengan girasoles.

    Te mandamos un abrazo desde Comillas!

    Un saludo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti, me encantó la visita! Espero volver la próxima vez que vaya por Cantabria, y que gracias al post se anime la gente a ir allá a conocerlo en persona. Un abrazo!

      Eliminar
  2. Yo estuve hace unos 3 años o asi, y entonces estaba el restaurante! Además creo recordar (igual estoy equivocado) que era un restaurante japonés!! Suena raro lo se, pero te juro que es lo que creo que me contaron... A ver si alguien por aquí lo sabe y lo confirma, igual tú lo sabes.. jeje

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mmmm pues ni idea! No sé si era japonés o no, solo que la gente se ponía hasta arriba y lo destrozaba :S Un saludo!

      Eliminar
  3. Es maravilloso, hace años que no voy. Gracias por re-enseñármelo.
    Un beso
    Carmen

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De nada Carmen :) Me alegra que te guste. Un beso!

      Eliminar
  4. Nosotros sólo lo vimos desde fuera y es bastante sorprendente. Nos gustó mucho!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí! Parece que son piececitas de lego jejeje. un abrazo!

      Eliminar
  5. No sabía que existía este edificio!! La verdad es que es increíble, como todo lo que hace Gaudí.
    Qué pena que empezaran a llevarse azulejos de la fachada, a veces la gente no respeta nada... Al menos ahora es un lugar que puede preservarse mejor =)
    Un abrazo, Aran!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya, la gente es una bruta, por suerte lo arreglaron y ahora se conserva estupendamente. Un abrazo!!

      Eliminar
    2. Sí que lo arreglaron, pero con azulejos lisos de pega. No lo critico, porque los originales son imposibles de reemplazar, pero creo que se podían haber esforzado un poco más. Menos mal que no son muchos y la vista del conjunto no se resiente.

      Eliminar
    3. Anda! Eso no lo sabía, no me debí fijar. Gracias por la información! Un saludo

      Eliminar
  6. qué pasada, no tenía ni idea! Besos desde Berlín :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ahora ya lo conoces jejeje. Un besito!! :D

      Eliminar
  7. Uno de nuestros edificios favoritos de Gaudí. Hemos ido alguna vez y lo conocemos bien, pero cada visita es mejor que la anterior :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anda sí? Qué suerte haber publicado sobre él entonces :) Yo ya tengo ganas de verlo de nuevo. Un abrazo!

      Eliminar
  8. uuaaaala!, impresionante, no lo conocía ... es como un gran LEGO!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí! Yo pensé lo mismo jajaja, parecen piezas de lego!!! :D

      Eliminar

Os recuerdo que no se publicarán comentarios con faltas de respeto e insultos ni con links publicitarios.
¡Gracias! :)