24 septiembre 2014

Noja, un destino para todo el año

Ruta a pie, avistamiento de aves, paddle sup, montar en barco, correr en kart, enoturismo y buena comida. ¿Que qué es todo esto? Son todas las cosas de las que he podido disfrutar en Noja este fin de semana gracias al Club del Producto "Noja Escapada". He tenido el placer de volver a Noja, ya que en mi primer paseo por allí no pude disfrutar de la tierruca* tanto como me hubiera gustado. Por suerte he podido poner remedio a eso y ahora mismo voy a contaros más cosas sobre Noja. Me ha quedado un post un poco largo, pero creo que me ha quedado bastante ameno :)

                *Nota: en Cantabria, los diminutivos se hacen con -uco -uca

Desde el tren, viendo cómo llovía al entrar en Cantabria

Después de un tranquilo viaje en tren desde Madrid, llegamos a Cantabria preocupados por el tiempo. Habíamos visto llover a raudales a través de las ventanillas del tren y estábamos asustados. Por suerte, los tuits de otros bloggers que ya estaban allí me tranquilizaron: en Noja hacía buen tiempo. Cuando llegamos, efectivamente, nada de lluvia. Nos recogieron en la estación de Santander y, antes de comenzar la ruta a pie, paramos en la Posada la Mies a dejar las maletas (ya os hablaré en un post aparte de este bonito alojamiento).

En la puerta de la Posada La Mies

Armados con el chándal y calzado cómodo, empezamos la primera actividad que el Noja Escapada nos había preparado: la Ruta de la Costa, aquella que intenté hacer en mi primera vez en esta localidad cántabra y no pudo ser. Ludo, un chico muy majete de SEO/Birdlife (SEO = Sociedad Española de Ornitología) fue nuestro guía durante el camino. Nuestra ruta comenzó en la Playa de Ris, enfrente de la Ermita de San Pedruco, una de las más antiguas de Noja

Playa de Ris, Noja

Gracias a los prismáticos que nos proporcionó Ludo, pudimos verla un poco más de cerca, rodeada de un montón de gaviotas. La lluvia nos acompañó durante la ruta, causando unas cuantas protestas al principio y un maravilloso arcoíris después. De hecho, fueron dos los arcoíris, uno de ellos el más perfecto y completo que he visto en mi vida. Bromeamos con Javier diciéndole que cuánto se habían gastado en ponernos el arcoíris jejeje.

Arcoíris en la playa de Noja

Bloggers en ruta por la playa de Noja en el #NojaNaturalmente

Acabamos la Ruta de la Costa en la Playa de Trengandín, donde íbamos a cenar. Pero de dónde comer en Noja ya os hablaré otro día más tranquilamente, lo prometo. Hoy, "solo" vamos a ver qué hacer.

Playa de Trengandín, Noja, al anochecer

El sábado también teníamos la agenda completita. Empezábamos a las 9,30 de la mañana con un paseo en el tren turístico de Noja, recorriendo la ciudad en este vehículo que nos llevó a nuestro destino final: el observatorio de las Marismas de Victoria, situado al lado del Puente "Romano" (en realidad, medieval). Son unas lagunas de agua dulce (que viene del monte) y agua salada (del mar) que desde 1992 es un espacio protegido. Ludo nos explicó que aunque se llama marisma, se le puede llamar también laguna litoral, ya que se mantiene el mismo nivel de agua durante todo el año.

Torre observatorio de las Marismas de Victoria

Noja es un lugar que, aunque en verano se llena con más de 40.000 personas, en invierno cuenta solo con unos 2.500 habitantes. Curioso, ¿verdad? Y más teniendo en cuenta que, si te gusta la tranquilidad y conocer la naturaleza, las mejores épocas para hacer rutas y avistar aves son invierno y otoño.


Marismas de Victoria, Noja


Después de observar algunas aves (de nuevo gracias a los prismáticos) fuimos paseando hasta el Molino de las Aves de Noja, donde pudimos aprender cómo funcionaba el molino antaño y observar la marisma desde otro lugar. Este edificio se ha convertido en un centro de ecoturismo desde donde salen diversas actividades para entrar en contacto con la naturaleza. Para saber más del molino y sus actividades, podéis meteros en la página de SEO Birdlife y poner en el buscador "Noja".

Maqueta del Molino de las Aves

La mañana da para mucho, y el clima además acompañaba. por eso, al acabar la visita al Molino fuimos a la playa de Trengandín, donde nos esperaba David, de Enjoy Sup School con el equipo de paddle sup. ¿Eeeeeh? ¿Qué es eso? Yo tampoco lo conocía antes de ir a Noja. Es una actividad acuática que consiste en subirse a una tabla, similar a la de surf, y remar con un solo remo, de pie sobre la tabla. En principio no era una actividad que me llamara la atención (ya sabéis, mi pánico al agua), pero una vez allí, con el calor apretando, no pude resistirme a probarla.

Aquí estoy yo, intentando no perder el equilibrio sobre la tabla de paddle sup
Foto gracias a Enjoy Sup School

Después de explicarnos los sencillos pasos para practicar este deporte, nos dispusimos a iniciarnos en el paddle sup (o paddle surf) en un agua lisa como una tabla y un poco fresquita. Aunque no os lo creáis, seguí las instrucciones de David y me puse de pie sobre la tabla ¡a la primera! Si os gusta el agua y probar algo diferente, os recomiendo este deporte, más o menos sencillo y para toda la familia :)

Haciendo paddle sup con otros bloggers
Foto gracias a Enjoy Sup School

La tarde llegó, y con la tripa bien llena (tan llena que temí que hundiéramos el barco jejeje) fuimos a montar en barco junto al Capitán Velasco, donde conocimos un poco más sobre la pesca de la nécora. Partimos desde la localidad vecina de Santoña y recorrimos la bellísima costa de Noja, contemplando un atardecer que consiguió cautivar hasta al más duro.

Atardece en Noja
Aunque acabamos el paseo en barco casi a la hora de cenar, aún nos quedaba conocer el Palacio de los Marqueses de Albaicín, donde el señor alcalde de Noja nos recibió muy amablemente. El monumento, que yo había conocido de día, se presentaba ahora con un tinte nocturno que le daba un aire misterioso. Esa noche cenamos y nos acostamos más pronto que el día anterior, que el día pasaba factura.

Palacio de los Marqueses de Albaicín

El domingo a las 11 de la mañana fuimos al Karting los Molinos de Noja. Allí nos esperaba Domingo, un señor encantador que ha inventado un  sistema de conducción a ciegas. Sí, sí, como lo lees. Podéis leer la noticia que publicó ABC el año pasado, cuando lo probó Serafín Zubiri.

Dado que eso de conducir a ciegas requiere un proceso bastante complejo (para empezar, que el que va a hacer de tus ojos se gane tu confianza), finalmente no pudimos probarlo, ya que solo lo hubieran podido hacer unos pocos bloggers. Sin embargo, tuvimos un plan igualmente emocionante, ¡disputar el I Gran Premio #Nojanaturalmente! Fue la primera vez que me subí a un kart y me encantó. Al principio quedé la última, pero según cogía confianza conseguí clasificarme para salir la 5ª en la parrilla de salida. Empecé a idear una estrategia para hacer una salida digna de Magic Alonso (cuando su coche era competitivo, claro), y conseguí quedar 4ª, acariciando en algunos momentos del GP la 3ª posición. Finalmente, ganó el invencible y veloz Antonio, de Naturaleza y Viajes.

Disputando el I Gran Premio #NojaNaturalmente

Después de la carrera estábamos exhaustos y sedientos. Menos mal que nuestra siguiente parada eran las Bodegas Vidular, donde degustamos unos vinitos de la tierra.

El viaje llegaba a su fin, y nos despedimos de Noja hasta la próxima. Quiero dar las gracias a todas y cada una de las personas que han hecho posible este blogtrip #NojaNaturalmente, y felicitarles por su buena organización. También mandar un saludo a todos los bloggers con los que he tenido el placer de compartir el fin de semana cántabro: El Mule Carajonero, Un mundo para tres, Vero4travel, Viajes para toda una vida, Turinea, Silvia Cocinitas y Naturaleza y viajes.

Catando vino blanco de las Bodegas Vidular

Espero volver a Noja más pronto que tarde. De momento, quedan pendientes un par de post para hablaros de la gastronomía y del alojamiento en Noja. Pero en fin, si algo me ha quedado claro en este viaje es que Noja es un destino para todo el año. Que quiero visitarla en otoño o invierno, cuando sus inmensas playas sean, casi solamente, para mí. 

¡Hasta pronto Noja!

Os recuerdo que podéis seguirme en FacebookTwitterInstagramYoutube Google + para no perderos ninguna novedad :) Y si os han gustado las fotos, tengo más aquí

Emily también disfrutó de Noja este fin de semana

12 comentarios :

  1. Qué de actividades habéis hecho! Mira que he estado en Cantabria varias veces, pero Noja se me resiste!!! La próxima vez que vaya no me la pierdo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te la pierdas porque como ves, hay mucho que hacer. Seguro que hay actividades para que hagáis con la peque también, sobre todo de lo de avistar aves. Un abrazo!

      Eliminar
  2. No tenía ni idea de que Noja tuviese tantísimo potencial. Me has despertado el interés por esta tierruca. ¡Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya ves, a veces un lugar nos sorprende :) Te recomiendo Noja, sin duda. Un saludo!

      Eliminar
  3. Cuántas cosas hicisteis y qué bien os lo pasasteis! :) Me alegro de que hayáis disfrutado tanto, la verdad es que Noja es precioso y tiene mucho por ofrecer. Un abrazo! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, yo sabía que Noja era bien bonito pero esta vez descubrí que, además, hay cantidad de cosas que hacer. Un abrazo! :)

      Eliminar
  4. Arancha, has descrito a la perfección la esencia del BlogTrip de Noja. Al fin, tres años después de conocerte virtualmente he podido conocerte en persona. Ha sido un verdadero placer.

    Nos vemos pronto en otra.

    Un abrazo enorme hasta Alemania.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Antonio! Pues sí, ha sido de las mejores cosas del blogtrip. Espero que coincidamos pronto en otra parte :) Un abrazote!

      Eliminar
  5. Yo tampoco sabía que Noja fuese tan turístico, me lo apunto para cuando vuelva, aunque lo de hacer equilibrio en la tabla como que no me veo, ja ja. Un saludito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, resulta que es un sitio con mucho potencial, más del que muchos pensábamos jejeje. Lo de la tabla todo es ponerse, te aseguro que yo soy un pato mareao y no me caí, al menos con ese mar que había. Un saludito!

      Eliminar
  6. Veo que el fin de semana dio para mucho. Se ve que es un lugar que tiene mucho que ofrecer. Las fotos son espectaculares!
    Ya te imagino ahí dándolo todo al volante del kart y lo de levantarte en la tabla a la primera, creo que yo no sería capaz, jejeje
    Un saludo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siiii, lo di todo ahí conduciendo, y aún así no me quedé en la posición que me hubiera gustado jajaja. Lo de la tabla fue fácil porque el mar nos ayudó mucho :) Si no hay olas te animo a probarlo! un saludito!

      Eliminar

Os recuerdo que no se publicarán comentarios con faltas de respeto e insultos ni con links publicitarios.
¡Gracias! :)