16 mayo 2016

A veces hay que darse un Capricho

"¡Paren el mundo que me quiero bajar!", diría la simpática Mafalda. Pero como, por desgracia, eso no es posible, lo que yo hago es buscar lugares donde desconectar de la realidad y poder sentirme como en un cuento de hadas. Y así, amigos, llegué a al Parque del Capricho.

Parque del Capricho
Parque del Capricho

Este Jardín Histórico se encuentra en Madrid, en el barrio de Alameda de Osuna. Es un tanto particular, ya que solo puede visitarse los fines de semana y festivos, y tiene el acceso restringido (aunque gratuito). Esto hace que nos podamos encontrar cola para entrar el día que vayamos, por lo que os recomiendo ir a primera hora.

Lo primero que me llamó la atención al pasar al parque es que se accede por una plaza de toros. Probablemente paséis por ella sin daros cuenta, como me pasó a mí, pero cuando leáis en el cartel "plaza de toros" y miréis atrás, veréis que efectivamente habéis atravesado el ruedo.

Casa de la Vieja (Parque del Capricho)
Casa de la Vieja (Parque del Capricho)


A continuación, elegimos seguir por la izquierda, por donde llegamos a la Casa de la Vieja, una casita de labranza llamada así porque albergaba en su interior dos muñecos, uno de ellos de representando una anciana. Ahora solo podemos verla por fuera, aunque hubo un tiempo en el que debía estar abierta, si indagáis por internet encontraréis alguna foto.

Seguimos nuestro floral paseo hasta el Casino de Baile, donde aproveché para hacer una parada en el baño ^_^ Esta información la considero relevante no tanto por mi parada, si no porque tal vez tú, viajero que me estás leyendo, seas un poco meoncete como yo y te interese saber dónde encontrar aseos públicos.

Casa de Cañas (Parque del Capricho)
Casa de Cañas (Parque del Capricho)

Al Casino se podía llegar nada más y nada menos que en barca, ya que el Jardín tiene un estanque que bordea uno de sus laterales. Desembarcabas en la Casa de Cañas y ¡a bailar! Sin duda la Duquesa de Osuna tenía buen gusto…


Parque del Capricho
Parque del Capricho

Además de estos lugares, el parque cuenta con un templete, un fortín, un búnker, un palacio y un laberinto (estos tres últimos, no visitables). ¡Es una lástima que no se pueda conocer por dentro algunas de las zonas! Pero aún con todo esto, merece mucho la pena.

Parque del Capricho
Laberinto del Parque del Capricho

Si os sabe a poco este paseo, podéis ir después al Parque Juan Carlos I, que está muy cerquita, en Barajas -metro Campo de las Naciones-, y continuar vuestro día de parque :) ¿Qué os ha parecido? ¿Conocíais este rincón madrileño? ¡Espero vuestros comentarios!

No os olvidéis de seguirme en  FacebookTwitterInstagramYoutube y Google + 

4 comentarios :

  1. Pues fíjate que me llevó mi hermana por allí cuando mis sobrinicos eran pequeños (con ellos, claro)... y me pareció una chulada. Ahora, tampoco me había dado cuenta de lo de la plaza de toros...
    Saludos!!

    ResponderEliminar
  2. A mí también me gusta mucho este parque. Estuve hace poco y a mí sí me tocó esperar cola de una media hora para entrar, pero mereció la pena :)

    ResponderEliminar
  3. Precioso parque y en primavera aún más hermoso.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. - Helena: es un sitio muy bonito para ir en familia, y sí, lo de la plaza de toros si no miras el cartel no te enteras jajaja.
    - Otra mirada: lo sé, si no llega a ser por ti ni me entero de lo de la cola.
    - Cincuentones: sin duda es un lugar hermoso, si tenéis oportunidad visitadlo algún día :)

    Gracias a todos por comentar!

    ResponderEliminar

Os recuerdo que no se publicarán comentarios con faltas de respeto e insultos ni con links publicitarios.
¡Gracias! :)