10 octubre 2016

Comillas: de aldea de pescadores a Villa de los Arzobispos

Hace tres años que visité esta bonita localidad cántabra, y este verano no pude resistirme redescubrirla, aprovechando que estaba de vacaciones por la zona. ¿Me acompañas en mi paseo?

Disfrutando de las vistas de Comillas
Disfrutando de las vistas de Comillas

Comillas fue una villa de pescadores allá por la Edad Media, cuando sus habitantes vivían gracias a su puerto pesquero, a la ganadería y a la agricultura de la zona. Sin embargo, a lo largo de los siglos fue transformándose: a partir del siglo XVII se ganó el sobrenombre de "Villa de los Arzobispos", al nacer allí cinco prelados (superiores eclesiásticos) que luego ocuparon importantes diócesis; y ya en el siglo XIX, adquirió una gran notoriedad gracias al Marqués de Comillas. Este emprendedor naviero atrajo a personalidades tales como el rey Alfonso XII, quien empezó a veranear en este rincón de Cantabria. Ahora que ya conocemos un poco más de su historia, vamos a conocer sus calles.

Para mí, hay tres puntos fundamentales que no debes dejar de ver bajo ningún concepto:

El Capricho de Gaudí

Uno de mis edificios favoritos por su peculiar estilo, la alegría que me transmite y la genialidad que el arquitecto catalán impregnó en cada centímetro de la casa. Puedes conocer más en este post que le dediqué hace unos años.

El Capricho de Gaudí
El Capricho de Gaudí



Universidad Pontificia de Comillas

Se comienza a construir a finales del siglo XIX y se acaba a mediados del XX, cuando se añade la última parte del edificio. Una impresionante mole arquitectónica que el Marqués construyó para que se formaran los jóvenes sacerdotes. Actualmente alberga la sede de la Fundación Comillas, a la que agradezco que en su día me enseñaran por dentro este magnífico edificio.

Universidad Pontificia de Comillas
Universidad Pontificia de Comillas


Conjunto de Sobrellano

Antes de construir la Universidad, el arquitecto Joan Martorell se volcó en este proyecto, que consta de un Palacio y de la Capilla Panteón. Confieso que no he pasado nunca al interior (ya lo haré…), pero que merece la pena al menos acercarse a ver los exteriores y las vistas que tiene la zona.

Palacio de Sobrellano
Palacio de Sobrellano

Además de estos lugares, Comillas tiene otros encantos que te expongo aquí a modo de resumen:
  • La zona centro mezcla edificios de los siglos XVIII, XIX y XX, entre ellos el Antiguo Ayuntamiento, coronado por los escudos de los arzobispos nacidos en la localidad.
  • La Iglesia de San Cristóbal se encuentra en la misma plaza que el Antiguo Ayuntamiento, y en ella se venera al Cristo del Amparo, patrono de los pescadores.
  • La huella de Gaudí también está presente en la Puerta de Moro, donde se aprecia el estilo característico del arquitecto modernista.
Comillas
¿Hacia dónde vamos?

  • Desde el Mirador de Santa Lucía podrás contemplar una bonita vista de la playa de Comillas, además de visitar la Ermita de la santa que da nombre al mirador.
  • Por último, pero no menos importante, no dejes de visitar el cementerio. Sí, has leído bien, el cementerio. Situado en una colina con vistas al mar, el arquitecto Doménech y Montaner consiguió integrar en la estructura del camposanto las ruinas de una antigua ermita gótica, lo que le confiere un aspecto entre precioso y siniestro difícil de igualar.
Cementerio de Comillas
Cementerio de Comillas




Aquí se acaba la visita a Comillas. ¿Qué te ha parecido? ¿Conoces esta localidad de Cantabria? ¡Cuéntame! Y no te olvides de seguirme en las redes sociales: FacebookTwitterInstagramYoutube y Google + 

¡Hasta pronto viajeros! :)

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Os recuerdo que no se publicarán comentarios con faltas de respeto e insultos ni con links publicitarios.
¡Gracias! :)