04 enero 2012

CÓRDOBA, día 2. Lo pequeño y grande que es Medina Azahara

Nos levantamos pronto porque habíamos quedado para ir a Medina Azahara esa mañana. Antes de salir hacia allá nos esperaba un buen desayuno en O mundo de Alicia, un bar-tetería de un diseño impecable y sorprendente donde llenamos el estómago con una (generosa) tostada y un café. Ahora sí, ya estábamos listos para salir hacia nuestro destino. 

A desayunar...
... a "O mundo de Alicia"






















Para ir a Medina Azahara se puede ir en coche o en bus, aunque: 1) si vas en coche tienes que dejarlo en un aparcamiento y coger otro autobús que llegue hasta el yacimiento 2) Si vas en bus son 7 euros ida y vuelta y no sé si ese te lleva hasta el parking o hasta los restos de la ciudad, creo que lo primero. Como habréis deducido, yo tomé la opción del coche, y sin problemas de aparcamiento, bajamos a ver la exposición. Digo exposición porque antes de nada, hay un museo donde tienes que solicitar tu entrada (gratuita). Este lugar está ideado para que te hagas una idea de cómo eran esas ruinas que vas a ir a ver; de quiénes vivían en esas casas y cómo estaban distribuidas las calles de la que fue la capital política y administrativa de Al-Andalus.

En el museo hay dos partes: una es una exposición permanente donde se muestra la historia de la ciudad con piezas significativas como capiteles, vasijas… y con actividades interactivas (más bien ordenadores); la otra parte es una sala donde proyectan una especie de documental que es súper interesante, porque hacen la recreación que os mencioné antes de cómo era Madinat al-Zahra.

Medina Azahara

Después de ver todo esto y de pasar por la tienda a ver los souvenirs (no pude resistirme a un bolígrafo muy gracioso que había, que parecía un lápiz de color) salimos a esperar el autobús que sube al yacimiento. Su horario es de 10 a 18 h. cada media hora, y el precio de ida y vuelta, 2,10 € por persona.

Al llegar cogimos un plano-folleto del sitio (que nunca viene mal) y echamos a andar, un poco sin rumbo y a la vez guiados por unas flechas que marcaban el itinerario. Me gustaría señalar que a pesar de lo grande que es, lo que nosotros podemos ver es solo un 5% del poco más del 11% que está excavado. ¡Impresionante! Por eso pienso que es tan pequeño lo que vemos y tan grande lo que podríamos ver…

Fragmentos de mosaico, esperando a ser ordenados
Comienza la visita: Según cuenta en el folleto, cito textualmente: “el itinerario de visita se inicia hoy en el paseo de ronda de la muralla norte, aunque en el siglo X las visitas de carácter protocolario se realizaban partiendo de la muralla sur, ascendiendo hacia el Alcázar”. Vamos, que la visita que hacemos es justo al contrario de como se solía entrar antiguamente.

A lo largo del recorrido llegamos a ver hasta 16 sitios diferentes: desde la Puerta Norte (por donde se entra), pasando por las caballerizas, las viviendas de servicio, la mezquita o el Salón de Abd al-Rahman III. Me llamó la atención los restos de mosaico que había ordenados en el suelo de algunas partes, listos para ser reconstruidos. ¡Vaya trabajazo! Y a mí que me cuesta hacer un puzzle…

Sobre las 2 de la tarde acabamos de ver Medina Azahara y nos volvimos. El último bus del mediodía es a las 14.30 (si no recuerdo mal) y hasta las 15.30 más o menos no sale otro. Así que mi consejo es que, o bien organicéis la visita para pasar allí esa hora, o que cojáis el bus un poco antes de las 14.30 porque ese bus se pone hasta arriba de gente.

Paseando por los jardines del Alcázar
Ese día la comida no fue nada fuera de lo normal -más flamenquín, eso sí- y después tocaba visitar el Alcázar de los Reyes Cristianos. Con una bonita luz de atardecer recorrimos los jardines, por los que se puede dar un paseo muy romántico :) Son grandes, aunque no tanto como los del Alcázar de Sevilla, del que hablaré en el próximo post. Cuando acabamos el paseo pasamos al interior, donde se pueden contemplar los salones y los baños que se conservan muy bien. Lo que más me gustó, a parte de los jardines, fue subir a las torres. Yo subí ya de noche y no se apreciaba mucho las vistas que había, aunque Córdoba iluminada y desde cierta altura es preciosa también.


Tengo que decir que por la noche iluminan la torre del Alcázar con una luz azul que me parece bastante fea, le da un aspecto un tanto de feria. Como dato de interés histórico, esta fortaleza, de origen militar, sirvió de alojamiento a los Reyes pero también como sede de la Inquisición. Y para finalizar, os comento que existe un espectáculo nocturno titulado “Córdoba, la luz de las culturas”, donde se mezclan agua, luz y sonido. Si queréis más información consultad en la web de turismo de Córdoba, porque en el folleto no pone mucho más.

El Alcázar iluminado por la noche, con la Mezquita-Catedral al fondo
Al salir del Alcázar fuimos a las Caballerizas Reales, un poco de casualidad, todo hay que decirlo. No esperaba que estuvieran abiertas a esas horas (serían casi las 8) y tampoco sabía que se podían visitar por libre, ya que por internet y en los horarios de monumentos que te dan en turismo, solo te vendían el espectáculo ecuestre por 15€. Así que ya os lo aclaro yo: entrar a las Caballerizas Reales es totalmente gratuito, y el horario es de martes a sábado de 11 a 13.30 y de 17 a 20 h. y los domingos de 9.30 a 11.30 h. ¿Que qué hay en las Caballerizas? A parte del animal del que toma su nombre el lugar, como es obvio, hay también una pequeña exposición de coches de caballos. Mientras estuve allí pude ver cómo entrenaban a uno de los animales para esa exhibición de 15 euros. Un sitio curioso y visitable.
 

Qué más vimos ese día… Al pasar por el Zoco, que es un mercado artesanal, tuve mi primer contacto con los patios cordobeses (de los que tengo pensado hacer un especial); vi el Monumento a los Enamorados que hay al lado del Alcázar y paseé por una Córdoba nocturna e iluminada de Navidad, aunque muy sobriamente.

La Puerta del Puente o Arco del Triunfo, con decoración navideña

A la hora de la cena el sitio elegido fue Patio de la Judería, donde degustamos unas tapitas. El sitio es chulo, no os dejéis engañar por la web, que no está muy currada. Al lado de este restaurante hay una tetería a la que no llegamos a pasar pero que nos la recomendaron; no recuerdo el nombre, pero seguro que la encontráis fácil.

Qué bonito el Puente Romano iluminado y la Mezquita de fondo

Así acabó el segundo día en Córdoba: entre tapas y la preparación del viaje a Sevilla del día siguiente. ¡Dulces sueños!

13 comentarios :

  1. Ya esperaba yo el segundo post para ir mejor informada, jeje. Medina Azahara también entra en nuestros planes, así que gracias, porque había cosillas que no sabía :-)

    ResponderEliminar
  2. Hola,

    Precisamente estuve hace un mes allí ... después de todos éstos años ... y teniéndolo tan cerca, no conocía Córdoba y la verdad que me ha fascinado ... el cruce de cultura y el legado es fascinante.

    Acabo de descubrir tu blog, me acabo de hacer seguidor y te he enlazado en mi blog.

    Un saludo.
    Alfonso. - www.thewotme.com -

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Alfonso! Yo ya soy seguidora de tu blog también (perdona que conteste tan tarde) y por supuesto estás enlazado en el mío. Nos leemos!

      Eliminar
  3. Me gusta mucho tu blog de viajes y como yo soy tambien otra fanatica de los viajes, me quedo por aqui para seguir leyéndote. ¡Mucha suerte en el concurso y Feliz 2012!

    ResponderEliminar
  4. Por cierto, no sé si te he dado ya las gracias por tu visita y hacerte seguidora de mi blog, si no es asi, te doy las gracias. Por cierto, estuve en Córdoba hace unos cuantos añitos, aunque lo vi con poco tiempo y no me importaria nada volver de nuevo a verla más despacio, de momento me conformo con leer tus entradas sobre ella. Un abrazo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Nieves :)Lo mismo te digo. Estamos en contacto!

      Eliminar
  5. Esta muy bien el blog, no lo conocía hasta ahora, me pasaré más a menudo a leerlo. Aprovecho para felicitarte el 2012, un saludo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias David! Yo también me paso por tu blog de vez en cuando, aprovechando que lo conocí a través de los Premios20Blogs lo tengo guardado en favoritos :) Un saludo!

      Eliminar
  6. A que medina azahara has ido? no has dicho que la tienda de souvenirs estaba después de el museo?
    yo soy de córdoba y siempre he podido aparcar en la puerta y no he tenido que coger ningún bus, ¿tú a que Córdoba has ido hija?
    INCOHERENT!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estimado Anónimo:

      Yo lo que he dicho en mi post es que después de visitar toda la zona del museo pasé por la tienda de souvenirs, que está incluida en sus instalaciones pero lo dejé para lo último por si compraba algo.

      En segundo lugar, quería señalar que efectivamente hace unos años no hacía falta coger ningún autobús para ir a Medina Azahara, como dices tú, y se podía aparcar en la puerta.

      Sin embargo esto ya no es así (puedes llamar al museo para que te lo confirmen, como he hecho yo para estar segura al 100% antes de contestarte). Actualmente las únicas formas de acceso al yacimiento son en autobús o andando, cosa que no recomiendan porque habría que atravesar el tramo por la carretera.

      Por lo cual concluyo que he estado en Córdoba, España, y no veo nada de incoherente en lo que he dicho. Quizás antes de escribir otro comentario de este estilo deberías contrastar la información primero y escribir con un poco más de educación.

      Por lo demás, gracias por haberte tomado la molestia de leer mi post ;)
      Un saludo!

      Eliminar
  7. Preciosa Córdoba, debo de ir a visitarla de nuevo pues ya hace 30 años que la visité, y creo que ha cambiado mucho y para bien.

    Muchas gracias por compartirlo con nosotros.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hay de qué! Seguro que te encanta Córdoba cuando vuelvas, hay un montón de sitios que visitar y su gastronomía... Para chuparse los dedos! :) Un saludo!

      Eliminar

Os recuerdo que no se publicarán comentarios con faltas de respeto e insultos ni con links publicitarios.
¡Gracias! :)