11 junio 2013

Visita al Museo-Cervecería Fürstenberg

Museo de la Cerveza Fürstenberg
Llega el verano y va apeteciendo una cervecita fresca… Bueno a mí no que no me gusta la cerveza… ¿Pero a que a alguno de vosotros sí?



El verano pasado cuando fui a Alemania una de las tardes la dedicamos a conocer un poco más esta bebida que tanto gusta: cómo se elabora, cómo sabe… Y aunque yo no estaba entusiasmada ante la perspectiva de estar rodeada de cerveza siempre es curioso conocer cómo se hacen las cosas.




El Brauereimuseum de Fürstenberg -museo de la cerveza- está situado en Donaueschingen, donde nace el Danubio (ya os hablaré de este sitio otro día). Como nosotros íbamos en grupo muuuuy numeroso, alrededor de 200 personas, nos separaron en grupos de 40 o así para la visita, y mientras unos conocían la fábrica el resto se quedaban degustando cerveza de varias clases acompañados de deliciosos y saladitos bretzel. Yo las probé porque ya que estaba, pero nada, un traguito cada una y apañada, la gente dice que estaba rica jejeje.

Vitrina del museo
Cuando me tocó entrar a la fábrica lo primero nos metieron en una sala a ver un vídeo corporativo del cuál no nos enteramos de nada, porque aunque le dijimos al chico que nos lo pusiera en inglés no nos hizo ni caso y se empeñó en que lo entendíamos mejor en italiano. Como dato (que por supuesto no recuerdo de ese vídeo que no entendí), Fürstenberg lleva fabricando cerveza desde 1283.




Después pasamos al Museo de la Cerveza, una sala llena de diferentes tipos de vasos y jarras, botellas y tarros con los ingredientes para elaborar el zumo de cebada. Cuando acabamos de cotillear todo esto, llegó la hora de entrar en la verdadera fábrica de cerveza.

Si os soy sincera lo que es el proceso de elaboración no me enteré de prácticamente nada, porque éramos un montón, el guía se explicaba bastante mal (creo que degustó demasiada cerveza) y no podía tomar notas…

… Pero sí me quedé con algunas curiosidades, como por ejemplo que en lugar de poner máquinas de café en algunas empresas, a algún lumbreras se le ocurrió que estaría bien poner una de cerveza porque era lo que más le gustaba a sus trabajadores y así a la hora del descanso en lugar de irse al bar se quedaban en la propia empresa y no se retrasaban al volver del descanso (aunque a saber cómo llegaban al trabajo luego). Y esa es la máquina que podéis ver en la foto.

Máquina de cerveza


Fábrica de cerveza Fürstenberg
















De todas las salas que vi la peor fue la del embotellado, donde olía mal no, lo siguiente. Era un olor horrible y penetrante que aún así me dejó enterarme de que se embotella la friolera de 60.000 botellas a la HORA. ¡Alucinante!

Fábrica de cerveza Fürstenberg

Fábrica de cerveza Fürstenberg

Fábrica de cerveza Fürstenberg, sala de embotellado

Cuando acabamos la visita volvimos a la sala de degustación a terminar las cervezas (yo a ver si pillaba otro bretzel jejeje). El precio de la visita está bastante bien, son 7€ incluyendo el museo, 3 cervezas y de obsequio un vaso de cristal de Fürstenberg (si está bien indicado en la web, ya que yo lo tenía incluido en el paquete del viaje a Alemania).

Degustación de cerveza Fürstenberg y bretzel

¿Vosotros habéis visitado alguna fábrica de cerveza? ¿Qué es lo que más os llama la atención? ¡Contadme!


¡Un abrazo viajeros!

10 comentarios :

  1. Yo tampoco soy de tomar cerveza, pero cuando estuve en Dublín no pude dejar de visitar la fábrica de Guinness. Hay cosas que como son típicas hay que visitarlas igualmente.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, la verdad es que tienes toda la razón. Por visitar y conocer lugares que no quede! :) Un saludo!

      Eliminar
  2. Aunque la cerveza tampoco es nuestra pasión, hay lugares que es obligado visitar. Y este es uno de ellos ^^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola chicos! A ver si me puedo pasar por vuestro blog (bueno y por el de los demás que no tengo tiempo de nada jeje) a ver qué se cuece por allí :)

      Sin duda hay que probar la cerveza alemana, aunque sea intentarlo!!! un abrazo!

      Eliminar
  3. Realmente un lugar genial para visitar! A mi si me gusta la cerveza pero después de comer mariscos, queda muy bien! :) Saludos Aran!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues si te gusta la cerveza sin duda este es uno de los lugares que tienes que visitar alguna vez :) Un saludo Álex y gracias por tu comentario!

      Eliminar
  4. Qué bonito. Yo nunca he visto una fábrica de cerveza, como mucho la de Coca cola cuando era pequeña,jeje, y el museo de la sidra(que os recomiendo). Me parece genial el precio, es muy bueno, te regalan un vaso y todo. Un besito y te leo mucho aunque tengo poco tiempo y no suelo comentar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues mira yo el de Coca Cola no lo he visitado nunca! El de la sidra dónde está? A ver si lo puedo visitar algún día.

      Yo desgraciadamente no tengo tiempo ni de leer a mi madre, que también tiene un blog la mujer jejeje. A ver si en una semanita tengo vacaciones y me pongo al día. Un besito y feliz verano!

      Eliminar
  5. Aunque no nos guste la cerveza, a mi este tipo de fábricas museo me encantan, sin duda la visitaría :D

    Por cierto, me reconforta saber que a más gente no le gusta la cerveza, somos gente "rara" xDDDDD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja a mí también me reconforta! Era el bicho raro que prefería el refresco de los niños en la fábrica antes que la cerveza jajaja. Tendremos que hacer un tour para no cerveceros...

      Un abrazo!!!!

      Eliminar

Os recuerdo que no se publicarán comentarios con faltas de respeto e insultos ni con links publicitarios.
¡Gracias! :)