02 noviembre 2013

Laredo: rabas, playas y paseos

Abandonábamos Castro Urdiales sobre las 14,30 h., con el estómago rugiendo pero con ganas de comer en Laredo, nuestra próxima parada. Cristina, del blog Viaja en mi mochila, me había recomendado comer unas rabas en su tierra y no podía dejar pasar la oportunidad :)

Después de pasar por un bar donde nos hicieron esperar 15 minutos para nada, solo nos decían “ahora mismo preparamos la mesa”, acabamos en la Bodega el Mariscal, un sitio que estaba bastante bien (podéis leer más en mi reseña de Minube)

Unas rabas para comer...

Con la tripa llena fuimos a por un plano a la Oficina de Turismo y nos dijo que había un par de visitas guiadas gratuitas: la Ruta 1, por el Laredo Monumental y la Ruta 2 por el Laredo Natural. Ambas me llamaron la atención pero queríamos ver más sitios ese día y si nos apuntábamos no nos daría tiempo. Para otra vez será.

Miramos el mapa turístico y nos montamos la visita por nuestra cuenta. Lo primero que hicimos fue buscar el Túnel, un pasadizo que nos lleva atravesando la montaña hasta el Canto de Laredo, una calita donde hacía un viento que te llevaba volando.

¿Te atreves a atravesar el túnel?

¡Tachán! Esto hay al otro lado del túnel

Después de ventilarnos en el Canto de Laredo, volvemos a atravesar el túnel y vamos a donde está el ascenso a la Atalaya, donde está el Complejo Fortificado de El Rastrillar. A mí eso de complejo fortificado con miradores naturales me sonaba genial, y de hecho fue un paseo agradable, pero me esperaba otra cosa. Los miradores no son muy espectaculares, y de los polvorines y baterías no se conserva más que el hueco donde estaban emplazados.

Entramos al Rastrillar

Paseando por el Rastrillar


Cuando se acabó la ruta (sencilla y agradable, para toda la familia) bajamos y pasamos a ver la iglesia de Santa María de La Asunción, que costaba 1 euro. La iglesia fue construida en el siglo XIII y es la principal de Laredo, con unos 1.500 m. de planta más 500 m. de la sacristía, ¡casi ! Confieso que me gustó más la iglesia de Castro Urdiales, y que además fue gratis.

Iglesia de Santa María de la Asunción

Como os he dicho, Santa María de la Asunción es la principal iglesia… Pero no la más antigua. Ese título se la lleva la Iglesia de San Martín, de 1068. En cuanto a edificios religiosos, nos quedaría por ver el Convento de San Francisco, del que solo pude contemplar la entrada.

¿Qué más tenemos en Laredo? Por toda la villa marinera encontramos casonas y palacios como el de José de Zarauz, de Felipe Manuel de la Mar Libarona o de la familia Gutiérrez Carriazo, personajes ilustres que vivieron allí (por ejemplo, uno de la familia Gutiérrez fue caballero de Santiago).

Escudo de la familia Gutiérrez Carriazo

Hablando de personajes importantes, la villa dedica un centro temático cultural y una escultura al Emperador Carlos V, que en 1556 desembarcó en Laredo para iniciar su camino hacia el Monasterio de Yuste, donde pasó sus últimos días. El precio de la visita al centro de interpretación es de 1€. Además, desde 1999 tiene lugar la fiesta de Carlos V, donde se escenifica el último desembarco y Laredo se transporta al siglo XVI.

Escultura al Emperador Carlos V

Sí, sí, ya voy… Que estoy hablando de fiestas y la que tú quieres saber es la de la Batalla de Flores, ¿verdad? Yo no tuve la suerte de presenciarla porque para entonces yo ya estaba de nuevo en Madrid, pero es una de las fiestas más espectaculares de la zona. De gran atractivo turístico, esta particular batalla tiene lugar el último viernes de agosto y durante horas, las carrozas desfilan mostrando su belleza floral. Como os digo, yo no la pude ver y me tuve que conformar con cotillear la exposición que tenían en el Ayuntamiento :)

Exposición de la Batalla de Flores de Laredo en el Ayuntamiento


En definitiva, merece la pena dedicar al menos un día a Laredo, mejor si es un fin de semana. Así, además de visitar todo lo que os he contado –y más cosas que me dejo por el camino, seguro-, podréis disfrutar de los casi 9 km. de playas de la ciudad cántabra. Y para despedirme hasta el próximo post, os dejo con una foto tomada desde el Mirador del Hotel El Risco (recomendación de Cristina, gracias de nuevo). ¡Nos leemos!

Vistas de Laredo desde un mirador

13 comentarios :

  1. La ciudad de Laredo no he tenido la oportunidad de conocerla, pero espero no tardar mucho, y claro si la visito espero comer unas rabas blogueras...Yo quiero!!!
    El túnel y la cala que hay detrás muy chula, la fiesta a finales de agosto la desconocía totalmente pero la apuntaré en una libreta por si me dejo caer por esas fechas.

    Ciaaooo!!, ¡hasta la próxima lectura!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo espero poder quedarme otro año a ver la Batalla de las Flores porque tiene que ser una pasada :) Gracias por comentar!! un abrazote!

      Eliminar
  2. Este año he estado por Cantabria pero me he quedado en la zona pegada a a Asturias, la zona este la desconozco por completo. Tiene buena pinta Laredo, me lo apunto para cuando me de por ir por allí. Nunca me han llamado la atención las rabas, aunque esas tienen buen aspecto. Un saludito!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues esas están ricas ricas. Si lo prefieres por la zona también probé los chopitos y estaban ricos ricos :) Un saludo!!!

      Eliminar
  3. ais quien pudiese disfrutar de esa playa, que envidia ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, ya me gustaría volver al calor y darme un bañito en la playa jejeje :)

      Eliminar
  4. Cuando viajamos a Santander, por motivos de salud tuvimos que pasar de largo Laredo, ya veo que tendré que volver porque las fotos son preciosas.
    Un abrazo,

    ResponderEliminar
  5. Pues yo no probé esas famosas rabas cuando estuve en Laredo... :( Ya tengo excusa para volver por el norte que me encanta!!! :D Y tampoco sabía de la fiesta esa de la batalla de las flores!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo estoy deseando ver esa fiesta, me la habían recomendado y estar tan cerca de verla y no poder... Me quedé con mal sabor de boca :( Un abrazo!

      Eliminar
  6. Me ha hecho gracia eso de "me gustaron las dos rutas" pero... "pasé de hacer ninguna de ellas" jejeje. Aunque veo que por vuestra cuenta fue igual de interesante. Parece muy bonito Laredo.
    Un saludo ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, es que si me quedaba a hacer una de las dos rutas no me daba tiempo a ver Noja y Santoña, que fuimos por la tarde. Pero tengo pendiente ir a hacer una de esas rutas al menos y lo de la batalla de Flores :) Un saludito!

      Eliminar
  7. Nosotros en Laredo sólo cruzamos el túnel y dimos un paseo por la playa, pero las vistas desde el mirador son impresionantes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La próxima vez no os perdáis las vistas desde el mirador entonces ;) Son más impresionantes en directo. Un saludito!

      Eliminar

Os recuerdo que no se publicarán comentarios con faltas de respeto e insultos ni con links publicitarios.
¡Gracias! :)