09 mayo 2012

Segovia, una ciudad histórica

Para mí es una escapada de un día o un fin de semana, pero visitar Segovia puede convertirse en un lugar para darse unas pequeñas vacaciones y conocer también sus alrededores. Situado en el centro de la Península, al lado de bonitos pueblos como San Ildefonso o Riofrío, esta ciudad es una buena opción para hacer turismo.

Acueducto de Segovia

Creo que lo primero que se nos viene a la mente si nos dicen Segovia, es el Acueducto. Es un monumento bastante impresionante, desde mi punto de vista, y de las primeras cosas que se ven al llegar a la ciudad, ya que sus 167 arcos destacan desde la lejanía.

Aparcamos sin problemas un poco a las afueras. Lo primero que hicimos al llegar fue comer, ya que previamente habíamos estado en San Ildefonso (lugar del que ya os hablaré más adelante) y llegamos al mediodía. No comimos en ningún sitio típico, normalmente vamos a lo barato, que no hay mucho dinerito… Pero permitidme que os hable un poco de la gastronomía segoviana. A la hora de comer, las calles se inundan con el olor de los diferentes asados, y el aroma a cochinillo,  lechazo, cabrito y cordero se mezcla en el ambiente. De postre se puede tomar, por ejemplo, un ponche segoviano, que es una especie de tarta de mazapán y bizcocho de la cual no podré disfrutar ni un pedacito por mis alergias :(

Catedral de Segovia

 Después de comer nos perdimos por las calles de Segovia (bueno, previa recogida de plano en la oficina de turismo) y descubrimos sitios realmente bonitos. La Casa de los Picos (hoy en día sede de un centro de enseñanzas artísticas) fue uno de los que me llamó la atención porque la fachada es realmente fiel a su nombre. Hablando de fachadas, me gustaron mucho cómo estaban decoradas las de las casas. Casi todas tenían algún esgrafiado especial.

Casa de los Picos

Fachada segoviana

Iglesias también hay unas cuantas. La de San Martín por ejemplo no me pareció especialmente bonita, no por nada pero me recuerda demasiado a la de mi pueblo… Sin embargo la plaza donde se encuentra (Plaza de Bellas Artes) sí me gustó más, con la escultura a Juan Bravo y al fondo el museo de Arte Contemporáneo Esteban Vicente. La Iglesia de San Milán sí me gustó más, quizás porque tenía algo de influencia islámica, y a la Iglesia de la Vera Cruz no llegué a pasar, más que nada porque está por un camino perdido a las afueras de Segovia, solo la vi de lejos desde el Alcázar. Por lo visto, se dice que fue fundada por los Templarios.

Sinagoga Mayor

Otra de las partes importantes a las que hay que prestar atención si se va a Segovia es a la Judería. Para conocerla más a fondo se puede visitar el Centro Didáctico de la Judería, que cuesta 2 € la visita general y además dar un buen paseo por sus calles. Uno de los monumentos más representativos es la Antigua Sinagoga Mayor, actual Convento del Corpus Christi. 

Ahora dejo a un lado los monumentos que vienen en cualquier guía de turismo para hablaros de unos pequeños “monumentos” que hay por las calles y que me gustan mucho por el valor histórico de algunos y lo curiosos que son otros. ¿Que de qué estoy hablando? Nada más y nada menos que de los carteles de las calles. Os he hecho un mix con algunos de los que me encontré por el camino, podéis verlos todos en mi página de facebook (y ya de paso, haceros fans! ^_^). El de la esquina inferior derecha se ve un poco mal, os lo traduzco por si acaso: “No se permite dejar carruajes en esta plazuela bajo multa de 5 pesetas”. Algunos carteles estaban muy malogrados y fue imposible distinguir lo que ponía, pero me gustaba intentar adivinarlo. Además que la ortografía no es siempre la misma que tenemos hoy en día.

Carteles de las calles y paredes segovianas

A parte de recorrer las calles lo que más tiempo nos llevó en esta excursión fue la visita al Alcázar, que os contaré otro día para poder explayarme más tranquilamente porque como ya iréis sabiendo, soy una enamorada de los castillos :) 

Si te ha gustado este artículo, sígueme en  FacebookTwitterInstagramYoutube y Google + para no perderte ninguna novedad del blog.

¡Hasta pronto viajeros!



14 comentarios :

  1. Segovia como bien dices es un buen lugar para visitar, a mí personalmente me encanta pero mira que he estado veces allí y nunca me había fijado en los letreros, soy lo peor, jejejeje!!!!
    A mí también me encantan los castillos y el Alcázar de Segovia parece de cuento!!! Un abrazo. ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja, yo es que me fijo en cosas muy raras, no te preocupes. A mí también me gusta mucho Segovia, y de Madrid queda cerquita así que perfecta para mis excursiones ^^

      Un abrazo!

      Eliminar
  2. Segovia es una ciudad que me encantó, sobre todo el Alcazar. Yo también tengo fotos de los carteles segovianos. Hay uno que es de un cura que aún después de cortarle la cabeza, seguía predicando, jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Alaaa ese no lo he visto yo! Tendré que buscarlo la próxima vez que vaya jajaja. Un abrazo!!!

      Eliminar
  3. Es sin duda una ciudad alucinante, su historia y gastronomia y por supuesto sus monumentos la hacen única.. Es para repetir y repetir ...
    Gracias por compartir, un laludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego que es para repetir y repetir... Y repetiré, lo que no sé es cuándo jejeje. Un saludo!!!

      Eliminar
  4. A mi también me gustó mucho. Pasamos un fin de semana y me dio tiempo a recorrerlo sin grandes prisas. En cuanto a los asados, tengo la ventaja o el inconveniente, no lo sé muy bien, de que no me gustan, ni el cochinillo ni el cordero jejeje
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno a mí si me ponen así un cochinillo entero tampoco que me da mucha pena, soy así de rara... Pero vamos, que seguro que hay alguna caldereta de esas que está exquisita jejeje. A ver si tengo yo oportunidad de visitarlo también tranquilamente.

      Un saludo!

      Eliminar
  5. Yo tampoco me había fijado en los carteles!! Como está cerca de Madrid, seguro que pronto volveremos y la próxima vez si que me fijaré!! jejeje
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya os veo ahora a todos ahí mirando por las paredes a ver dónde están los carteles jejeje. Me parecen muy chulos y que no es lo típico de lo que se suele hablar en un post de Segovia, me alegra ver que ha gustado :)

      Un abrazo!

      Eliminar
  6. Yo estuve en Segovia el pasado mes de noviembre. Es un sitio al que tenía muchísimas ganas de ir: la catedral y, como no, el acueducto me encantaron.
    Eso sí, lo mejor el famoso postre: ¡ponche segoviano!

    Un abrazo! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jooo y yo que no puedo tomar el ponche segoviano! Me contentaré con leer lo rico que está jejeje. Un abrazo Chelo! :D

      Eliminar
  7. Que rica la gastronomía segoviana. Todavía me acuerdo del cochinillo que me comí..... Y encima hay mucho que ver!!! Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego que sí, combinar gastronomía y turismo es lo mejor, la pena es cuando se va con el presupuesto apretado que se recorta de donde se puede... En mi caso prescindí de esos asados tan ricos... Pero volveré!

      Un saludo!

      Eliminar

Os recuerdo que no se publicarán comentarios con faltas de respeto e insultos ni con links publicitarios.
¡Gracias! :)